Economía Opinión Política

Soluciones a la crisis económica Ecuatoriana

Doña Gabriela Calderón de burgos, en su columna del Diario El Universo, el día 14 de Agosto del 2020, nos cuenta que se reunió con Economistas, Académicos y representantes de la Sociedad Civil y plantearon 5 PROPUESTAS, que pueden convertir al ECUADOR en una sociedad libre y próspera: ELLAS SON:

1) Reducir el tamaño y envergadura del Estado. Explica con porcentajes, como el ESTADO consume, casi la mitad de lo que produce (43 % en 2014). Nos indica que “en el periodo 2000-2006, era apenas el 23% y la pobreza se redujo aceleradamente…”

2) Una reforma laboral, que permita incluir a TODOS, (empleadores como trabajadores), beneficiándose gracias a una mayor libertad de contratación: “formas voluntarias de trabajo, sin violentar los derechos individuales…”

3) Convertir a los trabajadores ecuatorianos en propietarios. Esta es una vieja aspiración empresarial, que no ha pegado en el mercado laboral ecuatoriano. Creo sinceramente que el ecuatoriano es un EMPRENDEDOR NATO. Hacia allá deben dirigirse las Políticas de Estado para financiar a los emprendedores y a los artesanos. La propuesta va de la mano con los aportes a la seguridad social, con opción al trabajador de manejar sus aportes al IESS con mayor libertad.

En la actualidad es un monopolio del IESS, o de instituciones sociales de casi todos los países latinoamericanos, salvo excepciones muy contadas, como Chile, que ha tenido un relativo éxito. No se si nuestros entendidos en el manejo de ese tipo de inversiones están preparados para asumir ese rol.

»Convertir al ECUADOR en un pequeño lago conectado al océano de liquidez mundial . “Que el Ecuador sea un importante centro financiero internacional”. Sería ideal, lo fue en el pasado PANAMÁ y en la actualidad Miami. Lo veo como una quimera, por ahora, frente a la CORRUPCIÓN descubierta en el presente año, que involucra a ciertas personas y a ciertas empresas particulares y a cierto importante sector publico. El inversionista extranjero y también el nacional, prefieren invertir en el exterior, donde encuentran mayor seguridad para su dinero y una legislación estable. El país, recién está entendiendo aquello de la “Seguridad Jurídica”. No estamos preparados para asumir tal reto, quizás después.

…“Abrimos el mundo”. Se refiere a las exportaciones, tradicionalmente ligadas a productos primarios: Banano, Cacao, Camarón, pesca y algún otro que se me escapa. Quizás, entre las nuevas opciones está la MINERÍA, que ya empezó al Norte del Ecuador.

La industrialización y la semi industrialización, tienen fuertes barreras, exigencias y castigos tributarios en los mercados internacionales de los productos ecuatorianos. (Nota: hasta ahí las sugerencias de los antes mencionados economistas ecuatorianos).

En mi criterio, hay serios inconvenientes ecuatorianos, que lesionan el esfuerzo de privados y públicos para solucionar la crisis económica actual, tales como: Los elementos guerrilleros colombianos en la frontera ecuatoriana de Esmeraldas con Colombia: el ELN, que sigue actuando y ejecutando actos terroristas en dicha zona fronteriza. El indigenado ecuatoriano, que insiste mantenerse en su ancestralidad, pretendiendo, vivir en el presente con legislación y costumbres de hace más de 500 años, que en determinado momento atenta al desarrollo del país, con sus prácticos de Justicia propia.

Asombran al mundo con sus castigos y maltratos a quienes violan sus ancestrales costumbres y leyes de intercambio propios, que tienen para ello, y utilizan sus propias organizaciones partidistas con las cuales logran un apoyo en el resto del indignado, que no ven los negocios que requieren para mejorar, sino que siguen dependiendo de la ayuda de los gobiernos de turno.

Sus Dirigentes han venido manejando sus puntos de vista y sus actitudes con manejo político, sin importarles los daños a la economía nacional, como fue su reciente actuación masiva, de los días del mes de octubre del año pasado (2019). No veo en ellos que han mejorado sus criterios ni intenciones. Primero ellos, el país después (???).

Por otra parte, el país no puede liberarse de su dependencia económica del petróleo, para cumplir con las necesidades y servicios del pueblo ecuatoriano. Pero, el precio internacional del barril de petróleo, no se lo permite. El precio del barril del petróleo en los mercados externos se ha estabilizado, pero mucha de nuestra producción petrolera está prácticamente pignorada a las empresas chinas, para pagarles los préstamos externos.

El barril, está reciéntemente cotizado en $42,50, cuando el país requiere un valor mínimo de $60 para cumplor las obligaciones, producto de un sobreendeudamiento externo, en la “Década ganada”, que hay que empezar a pagarla a partir el mes de septiembre, hasta el año 2050. (Un verdadero dilema).

La desocupación de los ecuatorianos, no se queda atrás. Hay cerca de 1 millón de desocupados o semi desocupados, que quieren trabajar y no encuentran empleo. Este quizás sea el mayor pero del gobierno actual, que prometió en su campaña 500.000 empleos nuevos. Claro está, nadie podría imaginar la caída tan drástica del Barril del petróleo, ni la PANDEMIA del Coronavirus -salvo los chinos, que sí lo sabían- que han contribuido a destruir no solo la economía ecuatoriano, sino su población.

Que los candidatos a Presidente y a Asambleistas, piensen seriamente en estas sugerencias de este grupo de 5 o 6 ecuatorianos bien intencionados en dar luces sobre lo que bien podríamos hacer en el corto y mediano plazo.

Sólo con la mano en el pecho, los ecuatorianos y sus líderes -sin los ya conocidos de la Revolución Ciudadana-, y con el apoyo de los Organismos de Crédito Internacional, lo lograremos.

Tengamos fe, en el futuro del país.

1 Comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *