Internacional Opinión Política

Al mundo: ¡SOS a las Islas Galápagos!

La Convemar-China según el cuentero del guasmo, Cordero, 81 borregos, el silencio del Ecuador y de las Fuerzas Armadas que les conmina el Art. 158 de la C. Magna. Nos impusieron y adhirieron en 2012 a la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar o Convemar, “dizque porque ampliábamos nuestras fronteras y tendríamos miles de millones de kilómetros cuadrados de mar por el mundo”. no sólo las “chilpes 200 millas marítimas (370 km x 2), de mar territorial alrededor de las islas y desde el continente, que quedaron en 12 millas náuticas (22.2 km x 2)”, traicionando a la historia y destrozando “LA CONSTITUCIÓN Y EL TRATADO DEL PACÍFICO DE 1952”.

Las 188 x2 son Zona Económica Exclusiva (ZEE), y hecha la ley, hecha la trampa: “SON AGUAS INTERNACIONALES”. Y no nos dejarán navegar en su ZEE, “China por seguridad nacional no lo permite y se extiende con islas artificiales”. Tampoco nos van a permitir que pesquemos en su ZEE como ocurre con los camaradas que, “dejan que pesquen los barcos chinos en las goteras de las 12 millas y 40 millas náuticas (74 km), de la Reserva Marina”. Incluso, dentro de ellas. “La Armada detuvo a un barco chino en la Reserva Marina a 63 km de San Cristóbal en 2017”. El gran engaño de China, Correa y Moreno es que pescan cerca de las islas desde hace “14 años cuando el dictador Correa botó ilegalmente del país a Sea Shepherd en 2007”. Y el Ministro de Defensa O. Jarrín, defiende el Nuevo Orden Mundial de China y la Convemar, ¿hablando del Libro Blanco Chino, más parece funcionario de China en contra del imperio de los EE.UU.? ¿Más aún, cuando China con el temible Partido Comunista, hace todo lo contrario de lo que predica contra su propio Pueblo y el planeta, el mundo es testigo del Covid-19, préstamos usureros y obras con corrupción? A diferencia de la Armada Argentina que, cumpliendo con su “misión patriótica y soberana”, en su “ZEE hundió en 2016 a un barco chino y en 2018, otro escapó de correr la misma suerte”.  

Y gracias a Correa, no somos dueños de nada. “Y CHINA NOS SIENTA A OIR LAS CONDICIONES DE SU PESCA DEPREDADORA E ILEGAL”. La Convemar con 320 artículos y 9 anexos que el país desconoce, las potencias mundiales con países satélites a futuro podrían cambiar “¿la explotación de la ZEE para terceros”?  a) Rechazar la Convemar que nos mutila más de 1 millón de km2 de territorio marino soberano, el plazo vence en 2022 y no se quejen después. b) Ampliar la Reserva Marina circundante del archipiélago de 40 a 200 millas náuticas. c) El corredor internacional del medio entre el continente y las islas, que es de unas 140.5 millas o 260 km, pedir a organismos internacionales en la “defensa de las Islas Galápagos Patrimonio de la Humanidad, la prohibición de pesca a todo barco internacional y nacional”. Ojalá no quieran desaparecerme como lo hacen desde hace 14 años con quienes opinan distinto, denuncian, son opositores o testigos. En el aniversario del 10 de Agosto de 1809 de próceres que, quisieran encarnarse y ser sangre, carne y fuego para detener el saqueo y la mutilación robolucionaria con algunos de la partidocracia. Al parecer, han capturado y asesinado a la ballena “Esperanza”, no permitamos que maten “la obra, la luz, el terruño y la esperanza de nuestros próceres libertarios que dieron su vida por una Patria libre, democrática y soberana”. Moreno y Jarrín siguen los pasos del dictador Correa, allanan el camino para que China sea cada vez más dueña del país y acabe nuestros recursos naturales. Parece no importarles y/o desconocen que, China con Rusia defienden y sostienen a Maduro y son corresponsables del holocausto e infierno venezolano de hambre, saqueo, miseria, narcotráfico, terrorismo y asesinatos. Iván Simonovis: «Siendo o no gobierno, trabajaré para que los responsables de las torturas a presos políticos en Venezuela, sean juzgados y procesados. Es mucha la información que tenemos de amigos y familiares. No dejaremos que duerman en paz y Barinas será Nuremberg 2”. 

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *