Comentario Poesía & Arte

¡Un libro más!

Entre los libros que leo y manoseo estos días de “quedarse en casa” está el publicado -justamente antes de ello por la Editorial Municipal de Guayaquil, La Casa Amarilla y otros poemas de Ixora Zambrano: libro de cientos de poemas dedicados a poetas y artistas y más escritores nuestros; como igual los que exaltan temas múltiples desde la cerámica pre-histórica de nuestro Formativo costeño, a las cruces coloniales en los tejados de las casas serranas…

-De la casa rosada en la calle Boyacá, al reloj público del Malecón, de nuestro Guayaquil.

Libro que yo le llamaría -enciclopédico, por la reminiscencia de artistas y poetas nuestros del siglo anterior al presente; que quienes los conocimos, nos exaltamos al leerlo.

Por algo muy especial, anoto a Hugo Mayo, a quien Ixora le dedicara un poema e inserto en la página, hay unos versos, que él le escribiera a ella -que dicen así 

IXORA /CUANDO REGRESAS/PENSANDO CON LA AURORA YO TE ENCONTRÉ UNA TARDE/CUANDO PENSABAS QUE LA VÍBORA/ERA UN HABITANTE FASTIDIOSO/¿POR QUÉ TU RISA ES UN POEMA?

PON UNA COMA/DESPUÉS QUE ESCRIBES TUS SONETOS Y PIENSA QUE EL CORO ES EL COMIENZO DE LA NADA….” Hugo Mayo

Y es que esto de no poner ni una coma a sus poemas, es la singularidad de ella; lo que hace que quien los lea, se vuelva poeta, poniéndoselas a su gusto…

Todo esto refiriéndome a la primera a parte del libro, con más de 70 poemas en casi 150 páginas.

 

Y entonces, la segunda parte: La biografía de Vincent Van Gogh -el pintor irlandés- escrita en más de 30 poemas, en un total de 50 paginas ¡Algo titánico escribir una biografía en versos!

Me encantó leerla, pues conocí y admiré al artista en sus cuadros de geranio, libros y trigales durante mis días de Europa, hasta ir a visitar su Casa-Museo en Aries, que extasiada en sus pinturas, no me di cuenta que era amarilla…

Hay tanto más que hablar de Ixora Zambrano, a quien la conocí poéticamente, desde su primer libro AMELOS, publicado en el Año Internacional del Niño -1979- de versos humanos para los humanos, que tienen que velar por sus derechos.

Como termino de este artículo, quiero reiterarle mis agradecimientos nostálgicos a la poeta, por algo que nos dejara escrito en “el muro de los poetas” de nuestra casa, la vez que la invitamos, mi hombre y yo:

“Lo que Dios une”… (Luego de unos versos a mi persona) escribió como segunda parte algo de gran realismo poético:

Manuel: Hombre sencillo, en solidario empeño, 

creador de la salud propia del equilibrio, 

sobre pasos seguros avanza hacia lo nuevo:  

Trátese de un collado, una música, un libro.

Halláronse los dos en el rumbo preciso,

él no le cortó los pasos,

ella no lo perurje…

Exploran escondites, hijos y paraísos,

en llanos que serenos, en páramo que rugen…

Hoy, él te lleva flores por ser tales y estar 

Ixora-1983-

 

2 Comentarios

  1. Avatar
    Consuelo Sánchez Mazzini

    Gracias por este alimento literario que nos lleva hacia el maravilloso mundo cultural
    El poema a Don Manuel, su amor de siempre, es una verdad hecha poesía, Usted y su esposo han sido la simiente de seres que se han entregado con amor a la cultura, siguiendo vuestros pasos..
    Con admiración a su persona

    Consuelo Sánchez Mazzini
    Presidente Emérita de Sipea Iberoamericana-Capítulo Ecuador.Guayaquil- Ecuador

  2. Avatar

    Muchas gracias señora Lily P de Arenas por escribir como siempre bellos artículos, y a la vez nombra a una gran dama del poema Ixora Zambrano R, tengo el honor y el privilegio de conocerla, como a usted. Un fuerte abrazo a la distancia ha ustedes que son los iconos del poema ecuatoriano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *