Opinión Política

Federalismo

“(¿Ad-portas?), No!!! Es un PROCESO QUE REQUIERE TIEMPO.

NO ES UN PROCESO SENCILLO DE “SOPLAR Y HACER BOTELLAS”. Es un proceso que toma tiempo lograrlo. No es cuestión de una reforma constitucional ligera y ya está -san se acabó- Muy equivocados están, los que piensan así.

El líder de la Independencia de los E.E.U.U., de América, fue George Washington. Lograda la Libertad de los E.E.U.U. (USA), de la Corona Inglesa y después de librar duras batallas intestinas, pues los “Estados libres”, pretendieron ser Repúblicas independientes, contrarias a la Consolidación nacional.

Washington se opuso y con sus tropas, comenzó a “conquistar” territorios. Inicialmente fueron 7 “estados libres”, terminando con 50 estados que representaban “LA UNIÖN”. Se formaron 2 grandes “territorios libres”: Los Estados del Norte y los Estados del Sur. Libraron la batalla final, Los Estados del Norte, triunfaron sobre los Estados del Sur.

Muchos de estos territorios del Sur, fueron colonias españolas y formaron posteriormente territorios Mexicanos. Fueron territorios mejicanos: Texas, Nuevo México y California. Una muestra de ello, son las Carolinas, Del Norte y del Sur. Pese a los más de 200 años transcurridos, tales estados, mantienen algo de costumbres mexicanas. Además son “Estados Santuarios”, que acogen con gusto, permanentemente migrantes mexicanos.

Jorge Washington optó, por el Sistema Federal y se impuso. Años más tarde se adhirieron dos mas: Filipinas y Puerto Rico, este último, como Estado Libre Asociado, que en realidad es, un estado dependiente económicamente hablando, (antillano), de los EEUU.

Puerto Rico, en el cercano pasado, ha pretendido siempre ser un Estado libre. El Presidente Trump, les dijo: OK, pero me pagan la deuda primeramente, pero es tan monstruosa, que desistieron de llevarla a cabo, peor aún después de, los desastres naturales que han sufrido en los últimos años.

Hay ecuatorianos estudiosos del Federalismo, y quisieran que el país adopte este sistema administrativo. Consideran -equivocadamente en mi concepto- que es muy simple adoptarlo, basadas en el Modelo Norteamericano, a cuyo sistema le atribuyen ser, el país más importantes del mundo. La 1era. potencia mundial.

Yo, discrepo, aun cuando reconozco que tuvo incidencia en dicho desarrollo estatal, en todos los órdenes públicos. Pero, en mi criterio ese desarrollo norteamericano se dio, por la participación de la empresa privada, en el quehacer de la economía norteamericana, donde se da el hecho cierto, inconcebible en las democracias Latinoamericanas, de que, la explotación petrolera, la producción del armamento militar y últimamente, los viajes a la luna, están en manos de Empresas privadas.

Se ha dicho, con cierta razón, que el Dr. José Joaquín de Olmedo al crear, la “Provincia libre de Guayaquil y dictar su Estatuto Autonómico, es el antecedente, más claro, del deseo de los, ahora ecuatorianos de ser un Estado Federal.

También discrepo, la Provincia Libre de Guayaquil, hoy por hoy, como sistema político y económico, no podría darse, aun cuando, Quito, sea parte de este sistema y Cuenca. Estas dos provincias Federales, tendrían territorialmente, la primera, el territorio de las provincias del Norte, de Esmeraldas y las del Nor-Oriente ecuatoriano, y Cuenca, las provincias del Austro y Sur-Orientales del Ecuador: Bolívar, Azuay, Cañar, Loja y las provincias Surorientales.

Olmedo, solo pretendía que Guayaquil, Eje de la economía nacional, desde los tiempos de la Colonia, obtenga y distribuye sus ingresos, primeramente en su territorio (que era un territorio que comprendía, el territorio que mantenían los Huancavilcas, antes de la llegada de los españoles). Conformado por las Provincias del Guayas, que comprendía también la de Santa Elena en la actualidad, Los Ríos, donde Olmedo, tenía sus haciendas y Babahoyo, (Llamada Bodegas, en aquella época), era el lugar de entrada y salida de los productos de la Costa hacia la Sierra y viceversa. y el Sur de la Provincia de Manabí.

Es tan débil y poco aplicable este sistema administrativo Federal, en la actualidad, que recuerdo, en los años de los problemas fronterizos del Ecuador con el Perú, en los años previos y durante el Gobierno del Ab. Jaime Roldos Aguilera.(+), algunas provincias, se declararon Repúblicas independientes. Recuerdo: Esmeraldas y El Oro, entre otras, que pretendian imitarlas, creando serios problemas para la “Unidad Nacional”, ante las asechanzas territoriales de nuestro vecino del Sur.

Asechanzas de las que, nuestros vecino, saco siempre ventajas territoriales, incluso, cuando el ex Presidente Mahuad primero y luego Sixto, lograron la paz, entre ambos países, hasta la presente fecha.

He sostenido, y no soy el unico, -el Arq. John Dunn- entendido en en Urbanismo y sistemas federativos, así lo considera, que se trata de un proceso.

Este proceso, debe empezar por una Reforma Constitucional, que no es difícil lograrlo en la letra de la actual Constitución vigente (2008), pero que requiere de disposiciones legales, que regulen la distribución de las competencias entre las provincias Federales, primero, luego la participación conjunta con otras provincias, para el logro y construcción de Obras Nacionales, que atravesarían varios territorios provinciales, por ej: La Vía Marginal de la costa, el ferrocarril de la costa, una nueva carretera panamericana o complementaria, de norte a sur del país, la Vía Manta- Manaos, la explotación petrolera, del Golfo de Guayaquil y del lecho del Río Guayas. -Explotación de la que ningún Gobierno quiere hablar, sabiendo como se conoce que en tales fondos fluviales y marinos, existe petróleo-
.
La Refinería de Manabí, provincia que no tendría los recursos para construirla, pese al millonario gasto realizado en el Gobierno del Presidente Correa, (en relleno del área para su construcción y viviendas de empleados y funcionarios). Refinería que nunca se la hizo.

La sra. Alcaldesa de Guayaquil, propuso al Gobierno Nacional, la Competencia de la seguridad social, de los empleados guayaquileños. No prosperó. No tenemos experiencia y la quiebra de I.E.S.S.: INMINENTE.

El Federalismo, insisto, es un proceso, que requiere consenso Nacional y una Reforma Constitucional, aprobada en Referendo o Consulta Popular. Para empezar, no hay dinero para realizarlo y no es el momento más oportuno para iniciarlo.

UN PROCESO FEDERATIVO PARA EL ECUADOR, PODRÍA DURAR AÑOS. TAMPOCO ES URGENTE EN LAS ACTUALES CONDICIONES ECONÓMICAS DEL PAÍS.

2 Comentarios

  1. Avatar
    Childerico Cevallos

    En un párrafo del comentario se dice que «el ex Presidente Mahuad primero y luego Sixto, lograron la paz, entre ambos países» (Ecuador-Perú). Entiendo que el expresidente Sixto fue antes que su homólogo Mahuad.
    Y en cuanto al mencionado Federalismo, aquello sería una insensatez, puesto que sería peor al sistema provincial actual, en el que la insatisfacción se basa en el llamado centralismo, bicentralismo o tricentralismo, refiriéndose a un supuesto reparto de preferencias de atencíón del Estado a las ciudades de Quito, Guayaquil y Cuenca.
    Y al manejo de las funciones del Estado por originarios de esas ciudades.
    En sistemas federales solo podrían subsistir los estados con recursos para ello lo que apunta más a las provincias Pichincha, Guayas y Azuay, cuyas respectivas capitales he mencionado en párrafo anterior.
    El sistema actual no es malo. Si lo es el reparto de atención oficial justo e igualitario, a todas las provincias, sin discrimen, sin egoismo y con igualdad de oportunidades para un desarrollo integro y nacional.

  2. Avatar

    Estimo que en estos momentos la federalización ( o sea autonomía absoluta de las provincias) solamente serviría para aumentar el gasto burocrático del país. Se crearían en cada provincia los puestos de gobernador por elección popular; de diputados provinciales (¿y por que no también la cámara de senadores provinciales). Se repetirían todos los ministerios y organismos de gobierno. ¡Todo esto tiene un costo inmenso! Más vale primero consolidar la economía del país basado en un desarrollo sustentable, y recién después pensar en los cambios que insumirían muchos gastos.
    Pero todavía hay algo que no se tiene en cuenta :basado en los nuevos aires de cambio que circulan por el mundo: el federalismo puede ser un punto de partida de la atomización del país al mejor estilo de Cataluña en España.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *