Opinión Política Sociedad

¿Qué es ser de izquierda?

De acuerdo con la forma de actuar, ser de izquierda es estar en contra de lo tradicional, en contra de lo lógico, en contra de lo moral.

El hombre es proclive a ser contreras, ¡a llevar la contraria!, basta con que se le diga algo y busca lo contrario. ¡Esa es la naturaleza del hombre! Esto ha sido aprovechado por los inconformistas para ser escuchados y atendidos en sus reclamos, pues reclamando por la atención a las minorías, han logrado que se atienda muchos de sus reclamos.

Miremos el caso de Lloyd: un delincuente que, al ser capturado, murió por exceso policial, yo diría involuntario, pues no creo que el policía buscaba matarlo. Eso generó una reacción general en todos los Estados Unidos, tanto, que casi lo convierten a Lloyd (un delincuente), en héroe nacional.

Creo que la gran mayoría piensa, como yo, que la homosexualidad es un problema personal del individuo, pero el grupo LGBTIX, se aprovecha de la nobleza humana para, con la excusa de defender los derechos del homosexual, se acepte a los otros grupos, que en verdad, ya son más aberraciones, que defectos.

De esto, se aprovechan también los populistas. Es el enganche, basado en el oprimido, para conseguir votos para defender de la injusticia a los desamparados. En esa forma, se aprovechan para subir al poder y asaltar las arcas del Gobierno, perjudicando con sus falsas promesas políticas a los pobres, a los que decían defender, pues si no hay dinero, ¿de dónde pueden sacar para bonos o préstamos?

Creo que existe un grave error en cuanto a la tolerancia. La tolerancia es la aceptación a la persona, no a las ideas. Si yo te acepto a ti, acepto que tú tienes tus ideas, que tus ideas son tuyas, pero eso no quiere decir que yo comulgue con ellas. Podemos ser amigos, pero pensamos diferente y nos respetamos y respetamos el criterio del otro. ¡Tolerar no es aceptar! Pensamos diferente y nos respetamos. ¡Eso es la tolerancia!

El izquierdista es, en general, un abusivo, una persona que busca sobre todo, imponer su criterio, aunque sea atropellando. Al no poder persuadir por medio del diálogo razonado, porque sus argumentos no tienen el peso ni la sinceridad necesarias para convencer, buscan imponerse aunque sea por la fuerza. No permitamos que nos sigan engañando y logrando destruir la moral, la lógica y la forma de pensar tradicional del ser humano.

José Fernando Gómez

@jfgrmd - Médico Pediatra. Miembro activo de la American Academy of Pediatrics. Miembro activo de la Honorable Junta de Beneficencia de Guayaquil. Director de Desde mi Trinchera.

1 Comentario

  1. Avatar
    Leonardo Santoro

    Los izquierdistas carecen de una idea clara de lo que es el estado, suponen que es una entidad mágica que todo lo puede, pero la realidad es un conjunto de elementos diseñados para intentar un bién común, y – alguien – tiene que pagar por cada cosa que el estado favorezca a minorías (como los Bucaram), los izquierdistas reclaman infinidad de cosas posibles o no, pero no tienen la menor consideración por los que tienen que pagar, es por esto que la variopinta mezcla de izquierdistas son el zumo concentrado de vagos parásitos, que después de ver los resultados catastróficos de tremenda estupidez de ideología, suman los adjetivos de ¡cretinos y malévolos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *