Comentario Cuentos Política

El capitán y la última dama*

Fue un sonado idilio que cautivó la atención de una república bananera sumida en el trajinado vaivén de una revolución urbana comandada por un demencial líder con reprimidas atracciones homosexuales que no conseguía disimular. Eran días de gran poder y algarabía; las amigas de Palacio se lo disputaban al punto que la última dama, quien conocía sus debilidades por una trágica experiencia similar, acabaría refugiándose en los brazos de su capitán para volar, intentando así escapar de su martirio aunque fuese solo a ratos y con desenfrenada pasión. 

Intentaron esconder su romance, pero no pudieron; se amaron, pero reconocieron que no podrían continuar; buscaron salidas, pero no existían, sus compases solo marcaban contratiempos. Su carrera militar dependía directamente del líder, a quien ella ya no amaba y por quien sentía solo desprecio, pero al final era el padre de sus hijos. Ella, por cierto algo ordinaria, se había acostumbrado a vivir en el país, pero igual no lo entendía. No era feliz y buscaba redención. Siempre se decía a sí misma: “… si supieran quién realmente es y conocieran de este infierno”. 

Sus vidas corrían graves riesgos, pero la suerte del capitán siempre jugaría, saliendo airoso de múltiples atentados. Se dijo que la dama había salido embarazada, pero según inteligencia caribeña, no de su marido. El desconcertado capitán perdería finalmente su carrera y su amor, jamás habría un reencuentro. Marchado al exilio, juraría con regresar para contar su historia y algo más, en libreto ya para película. 

*Fábula folklórica. Cualquier semejanza con personajes reales es pura casualidad. 

2 Comentarios

  1. Avatar
    GIOVANNI MALIZA OROSCO

    Realmente no lo entiendo, usando fabulas cuando un editorialista tiene que ser frontal sin ambiguedades y precisamente es esto lo que no necesitamos, las dobleces,mas que nada para lectores que nos damos tiempo para leer intento discernir si esta hablando de mi pais o de su vida personal y que conste que entre por pura consideracion a pesar de que algun dia me dije parece interesante este periodico pero siempre decepcionan por lo que tienen en el corazon y eso no edifica muchas gracias

  2. Avatar
    Mónica L.

    Me gustó el relato.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *