Opinión Política

El Colecho

(Una enfermedad parlamentaria)

Ruego no confundir el título de esta entrega, con el COHECHO, delito penal, muy grave que consiste en comprar la conciencia de un juez de Derecho, para lograr un fallo a su favor, a cambio de canonjías, para dictar tal sentencia. Como fue, la sentencia que condenó a los Directores del diario El Universo, a un articulista y al mismo diario, que es una figura jurídica, que se aplicó, forjando el sentido de la Ley. Fallo que los condenó a 3 años de prisión y a pagar una indemnización de daños y perjuicios, al ex Presidente Correa, de $40 millones de dólares.

Sentencia que, -se comprobó- le fue redactada al juez que la dictó, e “inyectada”… en su computadora, que el Juez, la firmó y por supuesto fue premiado, con un ascenso judicial en su carrera.

Recuerdo, mis lectores, este hecho lamentable en la historia judicial de fallos amañados, por una noticia que leí, en el propio diario El Universo, hace un par de semanas. El Universo, hace cerca de un año, demandó al Ex Presidente Correa, ante la Corte Internacional de Justicia, por daños y perjuicios, fallo que estaría por darse en estos días.

Aprovecho la oportunidad de esta entrega para llamar la atención de la AEDEP “Asociación Ecuatoriana de Editores de Periódicos” y de los Gremios de las Asociaciones de Radio y de Televisión del Ecuador, para que expresen públicamente su respaldo a la demanda del Diario El Universo, ante tan alto tribunal de Justicia Internacional.

Igualmente a los articulista y hombres y mujeres de la prensa escrita, radiada y televisiva, para ejercer presión ante dicho Tribunal Internacional de Justicia, sobre Derechos Humanos, conculcados por los gobiernos de turno,(dictadorzuelos) sobre los hombres y mujeres de la Prensa Escrita, radiada y televisada, para que se pronuncien en tal caso, para que nunca más, un gobernante o dictador, o ambas cosas a la vez, se atrevan a utilizar su posición de poder, para perseguir a los hombres y mujeres de los medios de comunicación colectiva, que no comparten con sus actuaciones o pretensiones, abusando de su posición de poder.

Volviendo al tema de esta entrega, el COLECHO, es una forma de alimentar, de la madre al recién nacido. AMAMANTAR con sus senos y con su propia leche materna al recién nacido.

Se dice que los niños nacen con inmunidad, los 6 primeros meses de vida -que no es cierto al 100%-, pero, que a los niños que se alimentan de la leche materna, tal inmunidad se prolonga por el tiempo que la madre amamanta al bebé.

En tiempo de nuestras Abuelas, las madres que no tenían leche, alquilaban a otras madres que tenían leche en exceso, para que amamanten a sus hijos. Generalmente a mujeres de color (negras) que tenían mucha leche en sus senos y que podrían amamantar hasta dos niños a la vez, uno en cada seno.

Este sistema de alimentación natural al bebé, se llama COLECHO, que parece que a algunos políticos del momento, les dieron de mamar hasta la adultez y quieren seguir “mamando”, ya no los senos de sus madres, sino de las “tetas” del Estado ecuatoriano.

EL COHECHO, delito. que cuando se descubre, constituye una grave infracción, sobre todo en tiempos de Pandemia, del Coronavirus y de tanta necesidad de insumos y medicamentos, que requieren los afectados por el virus, que de no haber en las cantidades suficiente, les produce la muerte.

El sobreprecio y las coimas entregadas, bien pudo servir -de no existir entuertos-, para que las clases económicamente más necesitadas, a quienes no es posible adquirirlas, simplemente porque no tienen el dinero para comprarles.

Hace pocos días, una madre de familia, de un barrio popular y extenso, cuyos hijos tenían que recibir clases vía ON LINE, decía a una reportera de un canal de TV, “No tengo para comprar agua para cocinar, peor para comprar una laptop o un celular o una computadora”.

No son casos ajenos o excepcionales, entre las clases sociales menos favorecidos económicamente, que confirman las estadísticas que conocemos, de un buen porcentaje de familias que viven en la “extrema pobreza”. No, al colmo, de morirse de hambre como en la China de Mao, sino para adquirir estos instrumentos electrónicos, que no los pueden adquirir por su situación de pobreza.

Cuando los países más desarrollados económicamente, formaron el “CLUB DE ACREEDORES”, con sede en París, para cobrar la deuda externa de los países menos desarrollados, hacia los años 80/82, el Presidente Oswaldo Hurtado, sugirió formar el “CLUB DE DEUDORES”, para contrarrestar las exigencias del Club de Acreedores.

Cuando fue Presidente del Ecuador, el Dr. Hurtado intentó formar, diferentes bancos de tipo agrícola: el Banco del Banano, el Banco del Café, el Banco del Cacao, etc. El señor Asaad Bucaram, que no lo quería mucho, le contestó, que lo que quería, era formar el “BANCO DEL MAMEY”, para acomodar a sus amigos de la Democracia Cristiana, partido político o tendencia ideológica del Dr. Hurtado.

En esta historia -quizás olvidada- por los ecuatorianos, me viese al recuerdo, la reciente deserción del Ab. Nebot, a candidatizarse a la Presidencia de la República, porque en aquellos años, el sr. Bucaram, ELMHALIN, tenía, la Presidencia electoral “en el bolsillo”, pero la dictadura militar se lo impidió, por cuanto junto con otros candidatos y partidarios del retorno constitucional como el Dr. Nicolás Castro Benites, el Ec. Abdón Calderón Muñoz, el Dr. Oleas, y otros socialistas, fueron deportados al Paraguay -en masa- y abandonados en el aeropuerto de La Asunción, siendo Presidente de ese país, el Dictador STROESSNER.

Pasado este famoso momento político ecuatoriano, ASSAB BUCARAM, SEGUÍA POPULAR esta vez, ya no fue, la última Dictadura militar de manera directa, la que se lo impidió, sino a través de un Referéndum, que aprobó, uno de los 3 modelos de constitución, puestas a consideración del pueblo ecuatoriano:

1) la de 1945, 2) la de 1945 reformada y 3) una nueva constitución, la de 1970, que el pueblo aprobó en las urnas.

Esta “nueva Constitución” exigía como requisito presidencial que para ser Presidente se requiere ser, ecuatoriano de nacimiento y ser hijo de padre y madre ecuatorianos. El señor Bucaram, no pudo intervenir en dicha elección y le cedió el puesto al Ab. Jaime Roldós Aguilera, en binomio con el Dr. Oswaldo Hurtado, que finalmente ganaron las elecciones, con la que se inauguró la constitucionalidad ecuatoriana, en el año 1980.

Hay un símil, con el ex candidato a la presidencia, del Ab. Jaime Nebot. Candidato que hace unos cuantos meses atrás, era el más, opcionado a triunfar, según determinados encuestadores serios del país, cediéndole el paso a otro miembro de su partido, o apoyar otro candidato de fuera de los registros Social Cristiano-Madera de Guerrero, que no lo ha identificado.

Siguen las incógnitas y las indefiniciones a pocos meses de presentar las listas para las elecciones de Presidente y de Asambleístas del Ecuador

La política es una ciencia, por supuesto, pero también un arte, un arte que consiste en mantener hasta el ultimo dia, la decisión de “ser o no ser”. Por eso resulta una carrera tan interesante.

Los últimos serán siempre los primeros, porque lo que se adelantaron y se auto proclamaron presidenciales, ellos mismos se marginan y generalmente pierden las elecciones.

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *