Economía Opinión Política

Propuesta para la adjudicación de ofertas en la contratación pública

“La corrupción de los gobiernos comienza casi siempre por la de sus normas y principios.” Montesquieu

Cada día en el Ecuador se crean nuevas leyes de buena fe y hay inclusive un exceso de éstas, pero ese no es el problema, sino que también sobran los sinvergüenzas. Es por esto que con tantos años la ley actual de contratación pública no ha dado los resultados esperados. Principalmente porque al contratar la propuesta más baja, como demostraré más adelante, se genera un perjuicio mayor que el beneficio.

 Todo el proceso inicia cuando el Estado decide realizar una obra de construcción y solicita una primera licitación para elegir quien realizará los diseños y estudios. Posteriormente, se efectúa una segunda licitación donde se escoge a la constructora con la opción más barata generalmente.

Esto genera varios problemas. El primero es que es muy fácil influir para que gane por medio de la corrupción alguna oferta. El segundo es el tiempo perdido cuando se realizan los diseños, para luego recién licitar la obra. El tercero es que la oferta más económica, no es lo más conveniente para el Estado.

Si la obra que gana es la del precio más bajo, el primer problema que se genera comúnmente es que gana la compañía que se equivocó en el presupuesto, o alguien que necesitaba un anticipo por falta de dinero y por esto hizo lo posible para que le adjudiquen la obra y después ver qué hacer con la falta de dinero. Esto sin considerar la mano negra de la corrupción.

Como se puede apreciar, bajo este sistema el Estado termina contratando a la persona o precio no adecuado, y el constructor termina dando un producto de calidad inferior al esperado. O simplemente no concluye la obra porque no tiene el dinero para terminarla, ya que su presupuesto es muy bajo. Esto genera demandas y atrasos que perjudican a los ecuatorianos dejándolos sin la obra que necesitaban.

Un método que se puede usar en ciertas obras para ahorrar tiempos y costos es el DESIGN BUILD, método muy utilizado en otros países para la construcción de escuelas, hospitales, etc. En general edificaciones en donde la estética no es lo más importante, sino la funcionalidad. Es decir, el Estado establece sus requerimientos, por ejemplo: necesidad de 10 aulas para 30 estudiantes cada una, 2 baños por cada x estudiantes, 1 sala para rectores de x metros cuadrados, etc. Luego cada concursante presenta al Estado el 30% de avance de los diseños y su oferta para el diseño y obra en paquete. El ganador del concurso es quien tenga el costo más conveniente más una serie de calificaciones como experiencia, índices financieros, etc. y que cumpla con los parámetros de diseño que el Estado proporcionó. De este modo no gana el más barato,  sino el que posea los diseños más eficientes y esto se refleja en el bajo costo de obra ya que cada proponente tendría diseños distintos. Otra ventaja de este sistema es el ahorro de tiempo, porque el Estado no tiene que hacer un concurso para diseños sino que directamente el constructor realiza los diseños y la cotización al mismo tiempo. Pero la desventaja de este sistema para el Ecuador radica en que los constructores no van a querer invertir en los diseños, ya que no existe la garantía de ganar la licitación. Sin embargo no hay que descartarlo para aprovecharlo en casos puntuales.

Para el resto de casos, el sistema que propongo, consiste en no contratar la propuesta más barata, sino que se elimine al más barato y al más caro, y se promedien las ofertas que quedan; y el que esté más cerca del promedio sea el ganador. Esto tiene varias ventajas: el valor promedio es el valor real de la obra, porque el más barato seguramente se equivocó, el más caro está ganando mucho, pero el valor promedio entre todos los constructores, es lo que estará más cercano a la realidad del costo. Entonces, si se contrata en ese valor, el constructor va a poder cumplir, y se disminuirán radicalmente las trampas de la corrupción y demandas ya que es imposible saber quién va a ganar hasta que se den los resultados; eso sí, esto funciona si es que sea totalmente transparente. El Estado gastará el valor que se pactó en el principio, la gente quedará beneficiada porque recibirá la obra que anhela y los constructores se favorecerán ya que será más difícil ser víctima de las trampas maquinadas por ofertantes sinvergüenzas y funcionarios corruptos. 

Como referencia y uso de este sistema tenemos el estudio  hecho por Dr. Irtishad Ahmad P.E. como principal Investigador y Dr. Ayman Morad como coprincipal Investigador publicado en el Department of Construction Management College of Engineering and Design de Florida International University en 1993 como Technical Publication no. 111 llamado “Alternative Bid-Evaluation and Contract-Award Systems”.

Este estudio se realizó por los recurrentes juicios fallidos, constructoras quebradas, obras no terminadas, atrasos constantes, excesivos adicionales, mala calidad, concursos con corrupción, etc. Cosas que suceden cuando se contrata la propuesta más económica. Es por esto que se desarrollaron métodos alternativos para asignar contratos que son basados en promedio de costos, los que han sido probados en ciudades Asiáticas y Europeas.

La más común es la llamada “Danesa (Danish)” y consiste en eliminar la oferta económica más alta y la más baja y entre las otras sacar un promedio ponderado y la propuesta económica que se acerque más a este promedio es la ganadora.

En el caso de la Danesa el promedio es ponderado y se lo saca de la siguiente manera:

NA= (NL + 4A = NH) / 6

Donde NA= es el promedio ponderado

NL= es la nueva propuesta económica más baja que queda luego de eliminar a la más baja

NH = es la nueva propuesta económica más alta que queda luego de eliminar a la más alta

A= promedio de todas las ofertas incluyendo a la NH y la NL

La propuesta económica que esté más cerca, por encima o por debajo, del promedio ponderado es la ganadora. 

En otros países lo hacen distinto por ejemplo en:

  • Italia: La propuesta cercana al promedio simple de todas las propuestas
  • Corea: La propuesta más cercana al promedio ya sea más alto o más bajo al valor
  • Pakistán: La propuesta económica más baja siempre y cuando no sea menor que el 80% del presupuesto referencial
  • Filipinas: La propuesta que gane con el sistema como la Danés y al mismo tiempo que sea menor que el presupuesto referencial.
  • Perú: Las propuestas económicas que están 10% arriba o abajo del presupuesto referencial son eliminadas y la más cercana por debajo del promedio simple de las propuestas que quedan es la ganadora
  • Taiwán: La propuesta más cercana al promedio simple de todas las propuestas económicas es la ganadora
  • Francia y Portugal: Descalifican las propuestas económicas que están demasiado altas o bajas. 

Con estos sistemas de promedio nos aseguramos que el proponente sea responsable y económico. Y logramos evitar la corrupción al no poder saber con antelación quién va a ganar.

1 Comentario

  1. Avatar
    Vìctor Hugo Bravo S

    Cómo determinar el valor referencial de una obra?, en la mayoría de concursos en los resúmenes ejecutivos, se indica que el valor referencial es tomado de mínimo 3 proformas, y a quién se le pide las proformas? a la misma empresa privada y que puede ser la posible adjudicataria de la obra.

    No solo se trata de la adjudicación a la oferta que esté en +/- el promedio de las ofertas; se trata de adjudicar a contratistas honestos y transparentes, que garanticen que la obra será ejecutada en el plazo fijado y sin órdenes de cambio, ni órdenes de trabajo, que incrementan la obra en el 15 % que actualmente permiten los contratos.

    Primeramente deben depurar la base de datos de los contratistas inscritos en tal o cual empresa pública, considerando su expertis, su competencias, sus estados financieros, su experiencia y los valores éticos y morales de cada uno de los integrantes de ese contratista.

    En la mayoría de empresas públicas, existe una alta burocracia en las Gerencias de Planificación y de Ingeniería, que prácticamente no producen ningún estudio previo a la contratación, únicamente son áreas que transfieren los estudios o propuestas de la empresa privada (posibles contratantes). Estas Gerencias son las indicadas a realizar los estudios necesarios para cualquier obra que se requiera, para lo cual deberán estar conformados por profesionales de las distintas ramas involucradas en una contratación.

    Las empresas que no dispongan de estas gerencias, se debe realizar en forma obligatoria, la contratación de los estudios y diseños previos. A veces la opinión de que se pierde tiempo en la ejecución de la obra si se contrata los estudios previos, han provocado muchos inconvenientes en los contratos, que incluso para culminar la obra, se firman contratos complementarios que incrementan los valores contratados inicialmente y que a veces logran superar a las ofertas más altas.

    La ley de contratación pública no debe ser reformada, debe ser eliminada, no es posible que permita a las empresas con el supuesto GIRO DEL NEGOCIO y PROVEEDOR ÚNICO, se contrate a dedo obras millonarias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *