Opinión Política

¿Es exitoso el modelo de Guayaquil?

Por razones que pueden ser diametralmente opuestas, los guayaquileños y no guayaquileños obtendremos importantes beneficios si contestamos correctamente, y con profundidad, la pregunta que plantea este artículo.

Hasta hace poco, existían muchos indicios de que “el modelo de Guayaquil” era exitoso:

1) muchos cantones pequeños emularon varios de sus componentes, como entrega de tablets a todos los bachilleres, libros e internet gratuitos, regeneración urbana, etc.

2) Articulistas de la capital, otrora aprehensivos contra todo lo que venga de Guayaquil (Fernando Carrión, Felipe Burbano de Lara, Simón Espinoza), publicaron sendos artículos en los cuales decían que ya quisiera Quito contar con un modelo tan eficiente como el del municipio de Guayaquil 3) la percepción de quienes viven en Guayaquil de que la labor del municipio ha generado un progreso, tanto material como intangible, difícil de negar.

Sin embargo, a raíz de la escalofriante tragedia que hemos vivido alrededor del COVID 19, han surgido voces que cuestionan duramente lo exitoso del modelo. Quizás son voces de envidiosos que estaban al acecho de que el exitoso tenga un traspié que les hiciera olvidar su mediocridad, quizás son meros asalariados por grupos de banqueros tenedores de bonos, o por políticos mezquinos y vanidosos. Lo cierto es que, lanzada la duda, ésta, en honor a la verdad, tiene que ser despejada, sin importar la altura o bajeza de quien la lance.

Lo que normalmente significa el “modelo exitoso” de Guayaquil, en realidad se refiere a la gestión del municipio y, a juzgar por los resultados alcanzados en los ámbitos de sus competencias, es fácil la conclusión. En efecto, los problemas de la Bahía y la falta de urbanidad fueron resueltos con orden y decencia, las plaza y mercados fueron estructurados racionalmente, en transporte urbano se diseñó e implantó una metrovía y aerovía, muy superiores a lo anterior (y sin pasarle la cuenta al resto del país), los terminales terrestres y aeroportuarios fueron suplantados por modelos de gestión eficientes que modernizaron las puertas de ingreso a la ciudad, el abastecimiento de agua potable y disponibilidad de alcantarillado -que eran una gran debilidad por causa de las invasiones- fueron resueltos casi en su totalidad, la regeneración urbana de grandes sectores modernizó la arquitectura de la ciudad, se rescató zonas abandonadas como el cerro Santa Ana y los malecones del río y el salado, la ciudad volvió a ser limpia con un sistema de recolección de basura que por tonelada cuesta la 3ª parte que en la capital, se construyeron parques recreacionales y se triplicaron las áreas verdes. Esto fue posible porque apenas el 15% del presupuesto municipal fue para remuneraciones y gastos y el resto para inversión en obras. La deuda en que incurrió el municipio para estas obras no llega ni al 1% del PIB del cantón. Entonces, sin lugar a dudas, en términos de medir el buen manejo de la función pública, creo que son suficientes argumentos para concluir que el modelo de gestión municipal ha sido no bueno, sino extraordinariamente bueno.

Sin embargo, en mi opinión, el modelo de Guayaquil no ha sido exitoso, pues una cosa es el modelo de gestión de la municipalidad y otra muy distinta el modelo de desarrollo de una ciudad. Me explico: el correísmo revolucionó al país centralizando toda competencia importante en manos del Gobierno Central y de la burocracia dorada capitalina. Se centralizó el manejo de la salud, educación, vialidad, cuencas hidrográficas. Desde Quito se eliminó el PAP (Programa de Aseguramiento Popular) que brindaba desde el municipio servicios básicos de salud a los más pobres, se eliminó la posibilidad de que el municipio entregue libros gratuitos a los colegios públicos o modernice la infraestructura física de sus planteles, se le negó su participación en la seguridad ciudadana a través de la Corporación Municipal de Seguridad, se eliminó CEDEGÉ y el manejo de la presa de Chongón y Daule Peripa, se eliminaron instituciones enteras de salud, como el Hospital de afectaciones pulmonares Alfredo Valenzuela y el Instituto de Investigación Leopoldo Izquieta Pérez, entre otras destrucciones del centralismo.

Yo afirmo, entonces, que no puede ser exitoso un modelo de ciudad que no cuenta con el poder para administrar los componentes básicos de su desarrollo, los cuales se encuentran en manos de burócratas que viven a 2,800 metros de altura y que usan la cuenta única a su antojo. No puede ser exitoso el modelo de Guayaquil mientras no tengamos la potestad de administrar el puerto principal, ya que las autoridades portuarias locales desaparecieron. No es exitoso un modelo que no tiene la facultad para construir el Puente Sur que le dé un acceso racional y eficiente al puerto principal.

Para que una ciudad del tamaño de Guayaquil pueda forjarse un destino y caminar hacia el desarrollo, debe tener la potestad de definir el contenido y modelo de gestión de su educación y de su salud pública, debe poder controlar las fuerzas del orden que actúan sobre la ciudad, como sucede en Estados unidos y en cualquier país desarrollado. Un modelo exitoso debe asegurarle a una ciudad que sus fondos sólo los pueda girar la ciudad y no puedan ser apropiados por el ministerio de finanzas (ya van 4 meses más 18.5 millones del 2019, son más de 120 millones) y gastados en otras cosas. Debe Guayaquil poder asumir competencias que la actual Constitución entrega irracionalmente a quienes desde sus escritorios imaginan sistemas y controles que sólo sirven para justificar sus abultados sueldos y mantener al país prisionero y quebrado como a un Gulliver amarrado por telarañas burocráticas.

En resumen: el modelo de gestión municipal es súper exitoso; mientras que el modelo de ciudad es un modelo destinado al fracaso. La pandemia ha desnudado la importancia de una infraestructura de salud que llevamos años denunciando como deficitaria y unos servicios de pésima calidad, ambas obligaciones del Gobierno Central. Encima, a las instituciones privadas y locales que ayudan, como las de la Junta, SOLCA, etc., las hacen trabajar y no les pagan. Y, como frente al COVID no tienen ni implementos ni medicinas, sólo nos dan palo dizque porque somos desobedientes.

Si de verdad queremos tener un sistema exitoso, para Guayaquil y el país, debemos optar por el Federalismo ahora. Poder local para normar, recaudar y gastar. No hay un milímetro que podamos ceder en esta guerra que estaremos librando entre la sobrevivencia de un modelo caduco (que cobija a pipones y algunos falsos empresarios) y la sobrevivencia no sólo de Guayaquil, sino de la periferia política toda.

7 Comentarios

  1. Avatar
    GABRIEL AQUIM CHAVARRIA

    ESTOY TOTALMENTE DE ACUERDO EN INSISTIR Y CONVENCER A LAS DEMÁS PROVINCIAS DE LO CONVENIENTE DE LA FEDERALIZACIÓN DEL PAÍS.
    ADELANTE J. J.

  2. Avatar
    Willan Encalada

    Por fin con la palabra mágica : FEDERALISMO. Felicitaciones por la aclaración de J.J.

  3. Avatar
    Ecuador Libre

    Completamente de acuerdo con ud JJ, sin embargo sin el apoyo de las otras provincias para cambiar al sistema federal será muy difícil lograrlo. Nunca dejarán la teta y llenarán de coimas personales a los Gobernadores y Alcaldes para evitar el cambio.
    Se puede lograrlo, por supuesto pero costará sudor y sangre.

  4. Avatar
    Italo Encalada

    En 1997, el Alcalde Mario Minuche, el Prefecto Montgomery Sanchez y el Gobernador Hugo Ruilova, declararon a la provincia de El Oro, Estado Federal; sin olvidarnos que un 18 de septiembre de 1859, en medio de la desintegración nacional, la anarquía y la cesión del territorio histórico lojano en la Amazonía (Jaén, Mainas y Yaguarzongo), se instaura el Gobierno Federal de Loja, en los espacios de las actuales provincias de Loja, Zamora Chinchipe y toda la zona alta de la provincia de El Oro, bajo la Jefatura Civil y Militar de Manuel Carrión Pinzano; existen antecedentes jurídicos, aunque esto es un tema que se debe manejar con mucho tino, pero con firmeza también.

  5. Avatar
    ABDON EDUARDO CALDERON RAMIREZ

    Con la experiencia que todavia la estamos viviendo, con ese sentimiento generalizado del abandono de Guayaquil por parte del Gobierno Central encabezado por un Presidente limitado por su condicion fisica tal cual lo ratifico en cadena nacional, con un Vicepresidente electo por la Asamblea Nacional en virtud de que quien originalmente fue electo por voto popular fue encausado juridicamente y sentenciado en firme, con la segunda persona que ocupo el puesto y fue removida de funciones por encausarse en una tipificacion juridica, un novato en la parte publica sin experiencia alguna en el entramado del Estado y su administrador temporal el gobierno, puso su buena fe intentando evitar salir con menores efectos negativos de esta crisis sanitaria, aqui en Guayaquil se vive la desazon del abandono e incomprension no solo del estado, gobierno, sino de la empresa privada, no hemos aprendido de la historia, basta de pantomimas o de mamotretos, Guayaquil por Guayaquil, primero, luego Guayaquil por Guayas, y el resto de region costa como nos clasifican en el Reyno de Quito, expertos en quitar no en poner, se debe dar muy en serio los pasos para el federalismo.
    Lamentablemente instituciones como la otrora Junta de Beneficiencia han perdido su norte, esta noble institucion fue creada para ocupar las falencias de ese centralismo absorbente, pero vino la revolucion verde encabezada por el mono bocon, becario eterno, sin practica real en el campo privado, sin experiencia de vida y trastocado con la guitarra chacharera del che guevara mas los cepillos electricos que alimentaban su ego personal, y esta Junta cae en la trampa mas elemental por comodidad, ser prestador de servicios del Estado, se desnaturalizaron, asi de simple, prefirieron el confort del clientelismo y no analizaron las consecuencias de ello.
    Hoy debemos ir urgente a un Federalismo, Guayaquil por Guayaquil, Guayaquil por Guayas, luego Guayaquil por la Patria.
    Agregado a ello el error de no manejar competencias en salud por ejemplo, error por omision o de buena fe, hay retos que deben ser analizados si queremos ser capaces de llegar a un Federalismo real.
    Recuperemos el honor y las instituciones, ello no pasa por lo politico, no pasa por lo economico, pasa por el respeto a nuestra estirpe, el Honor no tiene precio. Sagrado Corazon de Jesus se nuevamente nuestro guia, fortalece la Fe.
    Aprendamos de la actual experiencia que esta presente en el diario vivir de todos y cada uno.

    ,

  6. Avatar
    FERNANDO CASTRO PONTE

    SIMPLEMENTE UN EXCELENTE ANÁLISIS DE NUESTRA CIUDAD Y SU GOBIERNO EDILICIO CON LOS RESULTADOS A LA VISTA AUNQUE AÚN TENEMOS QUE SACUDIRNOS PARA OBTENER UNA VERDADERA INDEPENDENCIA DEL GOBIERNO CENTRAL QUE DESDE QUITO NOS PRETENDE «HUNDIR» SIN DARSE CUENTA QUE LOS GUAYAQUILEÑOS SOMOS VALIENTES Y JAMÁS NOS DEJAREMOS APLASTAR POR LA MEDIOCRIDAD DE LOS QUE VIVEN DEL APORTE AJENO…. GUAYAQUIL POR GUAYAQUIL… REZABA NUESTRO ESCUDO HACE MUCHOS AÑOS…. Y NO SE CUAL FUE EL IMBÉCIL QUE LO CAMBIÓ A..»GUAYAQUIL POR LA PATRIA»…. QUIZÁS EN UN ACTO DE PURO CHAUVINISMO IDIOTA QUE DE SEGURO SALIÓ DE LA BOCA DE ALGÚN TRASTOCADO MILICO RETIRADO.- HAY QUE SEGUIR MADURANDO ESTA COLOSAL IDEA HASTA LOGRAR UN ANHELO SIEMPRE PRESENTE EN TODOS LOS GUAYAQUILEÑOS DE CEPA… CON LO QUE PRODUCIMOS LOS GUAYAQUILEÑOS BIEN NOS PODEMOS MANTENER Y PROGRESAR MEJOR… Y SI NECESITAMOS ALGO LO IMPORTAMOS…. LA GASOLINA, EL DIESEL Y EL GAS NOS SALDRÁN MÁS BARATOS SI LO IMPORTAMOS QUE EL PRECIO QUE NOS DA PETROECUADOR….
    …..»VIVA GUAYAQUIL, CARAJO»….

  7. Avatar
    Antonio Castillo

    Vengo en cada uno de mis comentarios dejados en redes sociales EXACTAMENTE DICIENDO LO MISMO!
    Pero con una acotacion y que es la sgte:
    Es claro para todos que Guayaquil no es la misma ciudad antes que despues de la pandemia!

    Que ahora nuestros politicos locales y administradores de la ciudad NO PUEDEN SEGUIR CONTENTANDO A LA GENTE CON COSAS VANAS Y SUPERFICIALES, Ahora como ciudadano no se si culpar al Gobierno Central de lo ocurrido o AL GOBIERNO LOCAL!
    Por que digo esto?
    Por que es claro que siempre hemos tenido un sistema de Salud Publico deprimente, al igual que el sistema educatuvo y de seguridad, pero siempre vi a los alcaldes hablar de «apoyar» sin tener la competencia en estas tareas,
    PERO SI SABÍAN QUE ESTO NUNCA FUNCIONO NI FUNCIONARÍA, ENTONCES, POR QUÉ ASI COMO CONVOCABANA A INMENSAS MARCHAS POR DINERO QUE GOBIERNOS CENTRALES NO LES PAGABAN O SIMPLEMENTE PARA MEDIR FUERZAS POLITICAS, por que de esa manera nunca decidieron convocar para un pedido de verdadera Autonomia, descentralizacion o DE DECLARATORIA DE ESTADO FEDERAL?

    En el año 2000 se convoco a consulta para declarar la autonomia en la ciudad, Esa tesis gano con mas del 92% de votacion, pero en fin, eso quedo en nada Y QUIENES LO PROPUSIERON POR ALGUN MOTIVO QUEDARON EN EL OLVIDO.

    Soluciones han habido, lamentablemente ahora veo o creo QUE LO QUE NUNCA HEMOS TENIDO SON VERDADEROS LIDERES POLITICOS Y ADMINISTRADORES INTERESADOS EN QUERER REALMENTE CAMBIAR PARA BIEN LA VIDA DE LA GENTE..

    La ciudadania demanda de un verdadero cambio, un cambio desde la raiz, LAMENTABLEMENTE LO QUE NO TENEMOS ES QUIEN CONVOQUE A ESE PEDIDO..

    Como pedirle a quienes han administrado la ciudad por casi 30 años que lo hagan, si un «reto» mucho mas pequeño como es convocar a la declaratoria PARA QUE GUAYAQUIL SEA DECLARADO JUNTO A SAMBORONDON, DAULE Y DURAN EN DISTRITO METEOPOLITANO no lo han querido hacer o simplemente se han sentido incapaces de poder hacerlo!!? Imaginense como reaccionarían ante este verdadero reto de crear un Estado Federal, el primero en el pais!?

    Se que el ciudadano ahora tiene nuevas exigencias, se que no queremos cosas vanas o simples, vendran futuras elecciones y espero de corazón que podamos contar para ese entonces con gente que deseen atacar el problema de raiz, que entienda que no podemos pasar la vida CELEBRANDO POR QUE SE LEGALIZARON X CANTIDAD DE TERRENOS QUE FUERON INVASIONES, O POR QUE YA SE AVANZO UN MINIMO EN ALCANTARILLLADO O AGUA PORABLE que son muy importantes tenerlas pero ya destinamos 30 años en haciendo lo mismo sin ver ennlo absoluto el cambio que se necesita verdaderamente.

    VAMOS A ASUMIR VERDADEROS RETOS, CAMBIOS POSITIVOS, BASTA DE SEGUIR PIDIENDO DE RODILLAS AL GOB. CENTRAL LAS COSAS QUE POR DERECHO NOS CORRESPONDE.
    Basta de srguir eligiendo politicos tan timidos como los que lamentablemente, ahora despues de la pandemia, ME ATREVO A DECIR QUE HEMOS TENIDO EN LA CIUDAD..
    Por Guayaquil primer Estado Federal del Ecuador!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *