Economía Opinión Política Salud & Medicina

Crisis sanitaria, económica y social

Algunas voces cínicas respondieron a mi llamado al presidente Moreno a rendir cuentas, diciendo que esto era campaña política y que este no era el momento adecuado. Esta acusación es más allá de ridícula, puesto que he usado mi voz para representar a aquellos que no tienen voz, pero comparten mis preocupaciones. En muchas ocasiones he sido una voz solitaria, advirtiendo sin cansancio que los excesos de los gobiernos nos conducirían a una crisis que al fin el presidente admitió, diciendo que tenemos una crisis sanitaria, pero también una crisis económica y social.

A pesar de la bomba de tiempo de la deuda lista para explotar, el presidente continuaba cerrando los ojos ante nuestra crisis económica, con riesgo país de 5.100 puntos y precio de petróleo a $ 20 al 15 abril 2020, crisis sanitaria y déficit presupuestario de $ 9 mil millones incrementándose diariamente. Sin recursos para enfrentar la crisis de salud ni apoyar a las empresas que están sin funcionar, pidió colaboraciones y bancos favorecidos por gobiernos títeres dijeron que contribuirían con 5 millones de dólares en un caso y 10 millones en otro. Esto, además de ser migajas, ni siquiera han sido donaciones sino créditos tributarios, es decir pagos de impuestos adelantados, en conformidad a un decreto específico realizado por el Gobierno con relación a supuestas donaciones efectuadas entre el 17 de marzo 2020 y el 10 de abril 2020.

Algunas medidas que el presidente finalmente presentó son inconstitucionales y dejarían a los trabajadores desprotegidos con la ley de la selva, al determinarse que existan «acuerdos entre privados», es decir, entre patronos y trabajadores. Podrían darse despidos sin indemnizaciones y aunque después vengan las demandas laborales, el daño potencial al trabajador y su familia sería catastrófico. Además, cualquier contribución al Estado, o impuestos, debe ser manejada por el Estado, porque son fondos públicos, no privados. La renegociación de la deuda, sobre todo con China, debió haber sido anunciada al inicio de esta administración. Ahora, con los indicadores económicos descritos, especialmente con riesgo país de 5100 puntos, o sea con interés al 51% por este rubro, no le queda espacio para renegociar exitosamente. Si las medidas propuestas por el presidente a la Asamblea llegasen a ser aprobadas, aunque lo dudo, causarían un estallido social.

Nuestro sistema de salud ha colapsado porque en lugar de destinar suficientes cantidades de dinero para salud, tomaron los dineros del IESS y lo quebraron. En repetidas ocasiones alerté sobre la estafa a los afiliados al IESS, tomando sus dineros a cambio de bonos basura. La tragedia que vivimos no es solo culpa del virus, sino de la falta de prevención y atención de nuestros gobiernos, y sobre todo, de honestidad.

Cuando el presidente Moreno publicó en Twitter: «¡En la batalla conjunta contra el Covid 19 todos arriman el hombro! … He dispuesto al ministro Richard Martínez eliminar gastos innecesarios del próximo proceso electoral y reasignarlos a atender las prioridades de la emergencia sanitaria», tácitamente admitió que hay gastos innecesarios en el presupuesto del proceso electoral, que nunca debieron existir y deben ser eliminados para siempre. Moreno debió ser específico respecto a esto y eliminar las asignaciones a los partidos políticos del Fondo Partidista y las franjas electorales y asignar esos dineros a salud para combatir el virus ahora y en adelante para que nuestros ciudadanos no estén indefensos sin un plan de contingencia o de emergencia.

Estará bien si los dineros que el Consejo Nacional Electoral destina a los partidos políticos, son utilizados para atender a los afectados con el virus y que el Estado nunca más dé dinero a partidos políticos, que no lo han utilizado adecuadamente. Sin recursos económicos como los que los partidos políticos reciben, he realizado una labor inmensamente superior a la de ellos a lo largo de una década y media de participación política, dedicando mi tiempo, conocimiento y experiencia al servicio de nuestros compatriotas ecuatorianos, advirtiendo a gobiernos sucesivos de la importancia de ahorrar en tiempos de vacas gordas para los momentos de crisis y tener planes de contingencia.

El presidente debe reducir la cuota política y familiar, en embajadas y consulados por ejemplo, como se insiste en las redes sociales, debe despedir a sus ineficientes colaboradores cercanos, que han contribuido con la debacle económica de nuestro país, en lugar de reciclarlos o retenerlos a pesar de la presión ciudadana para que se vayan. Estos son los verdaderos pipones del Gobierno, ganando sueldos injustificables, incluso después de la reducción del 50% que propone. Debe eliminar todo costo improductivo, como la propaganda, inútil para los ciudadanos y solo útil para la campaña proselitista del Gobierno. La austeridad de la que he hablado hasta el cansancio desde el año 2013, debe implementarse para el Gobierno y sus funcionarios irresponsables.

Insisto, en lugar de pasar la factura a los ciudadanos, el Gobierno debe actuar de manera responsable y transparente, cobrar un impuesto a las ganancias extraordinarias de los bancos inmediatamente. Esto no los quebrará como dice uno, que quiere aparecer como salvador de la patria, e infunde terror económico para defender a los banqueros. Si este impuesto los podría quebrar, significa que son tremendamente ineficientes y los sueldos millonarios que se pagan mensualmente son injustificados, más aún cuando una cantidad significativa de la nación podría morirse por el virus o de hambre.

Referencias:

1) Presidente Moreno: ¡Rinda cuentas a sus mandantes!, Carlos Sagnay de la Bastida, Desde Mi Trinchera, 15 abril 2020.

Presidente Moreno: ¡Rinda cuentas a sus mandantes!

2) Impuesto a las ganancias extraordinarias de los bancos, Carlos Sagnay de la Bastida, Desde Mi Trinchera, 9 abril 2020.

Impuesto a las ganancias extraordinarias de los bancos

3) Virus y corrupción, Carlos Sagnay de la Bastida, Desde Mi Trinchera, 25 marzo 2020.

Virus y corrupción

4) Austeridad, Carlos Sagnay de la Bastida, Desde Mi Trinchera, 29 agosto 2013.
http://www.desdemitrinchera.com/2013/08/29/austeridad/

5) Respuesta al Presidente: Parece mentira pero es verdad, Carlos Sagnay de la Bastida, Desde Mi Trinchera, 12 septiembre 2013.

Respuesta al Presidente: Parece mentira pero es verdad

6) Austeridad con IESS quebrado y Ecuador podrido, Carlos Sagnay de la Bastida, Desde Mi Trinchera, 31 agosto 2018.

Austeridad con IESS quebrado y Ecuador podrido

7) Austeridad con IESS quebrado y Ecuador podrido II, Carlos Sagnay de la Bastida, Desde Mi Trinchera, 11 septiembre 2018.

Austeridad con IESS quebrado y Ecuador podrido II

8) Crisis del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), Carlos Sagnay de la Bastida, 20 febrero 2019.

Crisis del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS)

9) Boletín de Prensa: Advertencia de Carlos Sagnay de La Bastida, Desde Mi Trinchera, 17 mayo 2010.
http://www.desdemitrinchera.com/2010/05/17/boletin-de-prensa-advertencia-de-carlos-sagnay-de-la-bastida/

10) Crisis, Carlos Sagnay de la Bastida, Desde Mi Trinchera, 17 abril 2012.
http://www.desdemitrinchera.com/2012/04/17/crisis/

11) Crisis II, Carlos Sagnay de la Bastida, Desde Mi Trinchera, 22 mayo 2012.
http://www.desdemitrinchera.com/2012/05/22/crisis-ii/

12) ¿Crisis? ¿Qué Crisis?, Carlos Sagnay de la Bastida, Desde Mi Trinchera, 16 abril 2013.
http://www.desdemitrinchera.com/2013/04/16/crisis-que-crisis/

Carlos Sagnay de la Bastida

@carlossagnay - Abanderado San José La Salle Master en Ciencias MBA Strathclyde University Graduate Business School Gran Bretaña Dipl.CIM, Ex Candidato Presidencia Ecuador 2009

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *