Agente infeccioso microscópico que infecta a todo tipo de organismo. Son pequeños y difíciles de observar a simple vista. Se diseminan de muchas maneras y tienen diferentes métodos de trasmisión.

Algunos virus se propagan por el aire como por ejemplo por estornudos, tos, alimentos, etc., otros son por contagio directo de persona a personas, este tipo es de los que más se propagaron en Ecuador en la década pasada.

El mundo se encuentra a la expectativa y muy alarmado por la propagación de un nuevo virus encontrado en una ciudad china y cuya propagación se ha transformado en una epidemia que ya causa la muerte de más de 1000 personas y cerca de 43000 contagiados. El nuevo coronavirus se lo denomina Covid-19.

Si bien el virus se ha propagado fuera de China continental a otros países en un número no muy significativo, en américa del sur no se ha detectado ningún caso. La única persona ha sido un argentino en un crucero, que como buen argentino no podía dejar de ser el primero.

Nuestro país está por ahora libre del coronavirus Covid-19, pero tenemos uno que aún no logramos ni siquiera detener su contagio, el de la corrupción, que se generó en el correato por contagio de persona a persona, cuya cepa ha mutado de diferentes formas, por ahora la más conocida es la 2012-2016.

El virus de la corrupción tiene aún sus coletazos en el país. Se busca de una forma muy tímida el antídoto. Mientras en el Covid-19 más de 400 científicos de todo el mundo intensifican su lucha por encontrar las causas y su cura, en nuestro país se realizan los primeros ensayos con 21 infectados, cuando el enfermo, el que trasmitió la cepa y otros contagiados no han podido ser aislados y por el contrario la siguen diseminando.

Todos los días se informan de nuevos focos de infección producto de la corrupción de la década pasada. Se plantean estrategias para erradicar el mal, pero son placebos que no hacen efecto alguno.

Se avanza lentamente en encontrar la raíz del virus 2012-2016. Son múltiples las diligencias, cuestionamientos e intentos por entorpecer el caso, pero el aislar el virus por lo menos en este caso, ya sería un gran progreso.

 

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *