Opinión Política

El parque Jerusalén

Estuvimos invitados en la inauguración del Parque Jerusalén, a la entrada de Urdesa ¡Que noche! Todos al aire libre de esta nuestra ciudad Guayaquil.  Admirando la obra, de una belleza singular urbana histórica y religiosa- casi diría una joya arquitectónica, que nos mueve a todos los guayaquileños a decir ¡Gracias! ¡Gracias! al Consulado de Israel-en Guayaquil- presidido por Johnny Czarninski y su familia, por tal contribución a la ciudad, que habremos de disfrutarla.

Alguien me dijo antes de ir-Cuidado por que los pueden bombardear, quienes están en contra de los judíos”.

A lo que yo respondí -Conozco también muchas de esas personas, que son gente de bien, muy honorables y de paz en la ciudad y no es que están “en contra”, sino que tienen sus justificativos religiosos, políticos ancestrales, que ya en pleno siglo XXI deberían terminarse Por la paz del mundo 

Y el parque Jerusalén puede ser ese emblema de paz.

-Estaban esa noche la Alcaldesa Cinthya Viteri y el ex Alcalde Jaime Nebot, recibiendo la obra en terrenos municipales: Nebot en cuyo régimen municipal aceptó el proyecto y lo elaboraron y Viteri que lo recibía en el presente para el futuro-

La verdad que este parque interactivo vale la plena disfrutarlo como informativo cultural: desde su monumento compuesto por esa escalinata singular, – de subida y bajada-bordeada por 18 placas informativas de la historia de Jerusalén, culminando la cúspide con su simbólica “Menorah” de siete brazos (tengo una réplica en casa, traída de mi estadía, como agregada Cultural del viaje a Israel de la esposa del Presidente Febres Cordero).

La escalinata fue ascendida y descendida por los invitados; a más, que como nunca falta un acto artístico en los conmemorativos del Consulado de Israel: una excelente cantante actuó singularmente, teniendo dichas gradas como escenario.

Vale señalar que esta réplica arquitectónica, fue creada por el artista ecuatoriano Fernando Insua.

Además, que siendo “un parque activo” en otro extremo de él, está una réplica de la ciudad de Jerusalén en escala miniatura.

Y es que Israel tiene tanta historia, igual que todos los pueblos en el mundo- entre ellos el nuestro –cuyas culturas remontan a siglos de existencia.

Y entonces: solo resta reafirmar las ¡Gracias! por este aporte a Guayaquil, que viene a incrementar tantos espacios que también hay en la ciudad, dignos de admiración y respeto, como símbolos históricos de nuestra valía cultural.

“Por la paz del mundo”

 

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *