Opinión Política

Agencia de empleos

Se suponía que el gobierno de Lenin debería estar en un proceso de reducción de personal en todas las instituciones públicas, más parece que con el descubrimiento de una red que ofertaba cargos, tal reducción es puro enunciado y nada más.

El denominado operativo Emperador que se desplegó en las provincias de Guayas, Manabí, Los Ríos, Sucumbíos, Pichincha y Tungurahua, hace presumir que la agencia de empleos y de oferta de cargos públicos era una bien montada organización que según parece ya operaba en casi todo el país desde hace muchos meses, lo que también nos lleva a presumir que sus resultados en algún momento debieron ser efectivos

Con la desarticulación de banda y la detención de quienes la integraban, se establece que, de los 33 traficantes de cargos, 13 de ellos trabajan o trabajaron en instituciones públicas y, que uno de los cabecillas es nada menos que el ya conocido Jose Tuarez, un seudo cura camaleónico que adopta su comportamiento según las conveniencias del caso. 

Como secuaces del pirata de sotana, figuran otro grupo de exfuncionarios entre los que está un ex Prefecto y ex Asambleísta de Sucumbíos; un exfuncionario del Consejo de Participación Ciudadana que debe haber sido gurrupié de Tuarez; un expresidente del Directorio del IESS (tremendo enlace para la argolla) y, la hermana del pana de Correa que fue Presidente del Consejo de la Judicatura. ¡Qué equipo!!!, con suplentes y todo.

En la trama de la negociación de cargos, intervienen una cantidad de actores que triangulan para el objetivo. Un sentenciado por narcotráfico que aparentemente hace de nexo. El activista político Fernando Balda que se jacta de ser “uno de los hombres mejor informados del país”. La Primera dama Roció Moreno, que según el cura es quien vende los puestos en el gobierno, (afirmación harto dudosa por la ingenuidad) y, un policía en servicio pasivo cuyo oficio debe haber sido la seguridad. 

Por algún lado fallo la estructura, hubo berreo. La otra es mal reparto. Las cifras solicitadas eran bastante cariñosas. Si era la Dirección de Aviación Civil, $ 4 melones: Aduana $ 26 melones. Debe haber cargos de menor cuantía que ya están instalados.

¿Cuántos empleos se materializaron en el tiempo que funcionó la empresa? Lo lógico de pensar es que para plasmar lo ofrecidos debe existir el enlace en el interior de cada institución, caso contrario no parece factible. La investigación debe dar con dichos cómplices.

 

1 Comentario

  1. Avatar
    GARCÍA PACHECO RAYMUNDO

    Que pena con nuestro País, La década perdida sigue de largo, es cosa que ni nos imaginamos con la corrupción que existe en el ecuador, he repetido en muchas ocasiones que si el presidente tiene rabo de paja, no podrá limpiar la basura, desde el contralor, hasta el cura, quien sabe que otras cosas harán, ojalá termine pronto este gobierno haber si así se extirpa un poco lo malo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *