Comentario Política

Las mascotas

La idea de nuestra nobel Alcaldesa, ha sido aplaudida por varias agrupaciones de rescate y cuidado animal, de perros y gatos, específicamente. Menos por mi, que ya he expresado por escrito mi posición contraria a tal “Política” animal, para que a estos seres maravillosos, -no todos-, se les permita pasear por tales lugares, bajo el cuidado y con las debidos seguridades, de parte de sus diseños.

Según informa la prensa escrita, las agrupaciones que aplauden la medida son: “Rescate Animal”, con la Sra. Estefania Pareja, “Amigos con cola”, con el Sr. Javier Ceballos; “Yo amo animales”, con Denise Caballero, al frente; “Alma animal” con Bonne Moreno; y la Fundación “Yo amo animales”.

Es lo que he leído, en la “REVISTA”, de publicación dominical del Diario El Universo del domingo 28 de julio del 2019, bajo el título (de portada), “MASCOTAS ADORABLES: RESCATE, CUIDADOS Y PROTECCIÓN”.

Debo aclarar que si me gustan los perros, tuvimos una Boxer, maravillosa por cinco años por lo menos, y cumplimos con todas las obligaciones para con este bello animalito: Comida especial, cuidados diarios, peluqueria, paseos y demás. Dos salidas, una muy temprano en la mañana (6 am) y otra en la noche (8 pm), que se adaptaban a mi horario de trabajo.

En la actualidad, NO TENEMOS MASCOTAS, salvo, ocasionalmente, cuando nos quedamos al cuidarlos de dos perritas que son propiedad de mi yerno, hija y nietos. Cumplimos a cabalidad, con todos los cuidados para ellas, incluida la recolección de sus excrementos, que solo los realiza mi esposa.

Rescatar, cuidar y proteger animales (perros o gatos), es una cosa, pasear tales animalitos por escenarios públicos y costosos, además con numerosos visitantes, (miles), es otra cosa.

Contra este “paseito”, es el que estoy en contra.

Se ha dicho que no se permitirá pasear a Rotwild y otros que son perros peligrosos, generalmente entrenados para atacar pero, también se ha dicho que los perros “BRAVOS”, deberán llevar BOZAL. Ojo, un perro bravo, que no está acostumbrado a llevar bozal, se lo va a sacar de cualquier manera y ahí sí que “Nos jodimos todos”, como lo dijera, años atrás, el CURA DE BUENAVISTA. ¿Que pasara entonces, si ese hecho llegara a darse?. Lo dejo a su imaginación.

Habrá que “plantar” una o dos VETERINARIAS en cada puerta de ingreso, para que definan qué perros, deberán usar bozal o no. (???…)

Terminaran estos dos grandes escenarios, hediondos, ahuyentaran a los usuarios, por justa previsión, de utilizarlos y sólo quedarán los paseantes y sus Mascotas. Se habra desvirtuado, el objetivo, que tuvieron, quienes construyeron estos escenarios.

Ya veo a tales “Mascotas”, haciendo pis, pis en la estatua de Bolivar y San Martín y en algunos otras que la Municipalidad de Guayaquil a eternizado en el bronce, a ilustre ciudadanos guayaquileños y no guayaquileños. Que horror!!!

No niego la utilidad de las mascotas, son excelentes compañía para las personas mayores, y sobre para los NO VIDENTES. Para el pastoreo de ovejas y para arrear al ganado. Por supuesto, también para los niños, siempre y cuando los adquieran muy tiernos y de porte y raza adecuados para ellos, pero hay que vigilarlos permanentemente.
Nos estamos animando a tener uno, pero, los ladridos de los perros de nuestros vecinos desconsiderados, nos detiene.

Bien para los rescatistas de animales (gatos y perros), mal por los caminantes y sus mascotas.

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *