Opinión Política

«Hace ratón»

Expresión utilizada para indicar que ha transcurrido mucho tiempo de un hecho o coyuntura y que no ha terminado de concretase.

Al inicio de su mandato el Presidente Lenin Moreno hizo un llamado al Diálogo Nacional, dónde busco involucrar a todos los sectores del país. El tiempo ha transcurrido, los diálogos se han agotado, pero no se ha logrado concretar nada que beneficie al país.

Existe decepción en torno al diálogo. Los campesinos, indígenas, estudiantes y gremios de trabajadores están manifestando su descontento por diferentes motivos, algunos de ellos válidos, pero otros como se dice vulgarmente, solo por joder. Pero la verdad es que talvez se ofreció mucho y no se ha cumplido casi nada. 

El apoyo de los diferentes grupos sociales es siempre primordial para lograr gobernabilidad. 

El descontento que aducen es por las políticas económicas y por el modelo extractivista que está implementando el gobierno, que no es otra cosa que la extracción de recursos naturales que tiende a tomar fuerza con los descubrimientos de riquezas naturales como el oro, cobre y otros minerales.

El Frente Unitario de Trabajadores, que no tiene mayor representatividad, empieza a fraguar movilizaciones y busca apoyo en la Conaie, UNE y otros gremios, para convulsionar el ambiente auspiciados por la gente que simpatiza con el dictador prófugo en Bélgica. ¿El motivo? el Acuerdo con el Fondo Monetario, instrumento que ni siquiera conocen.

Nadie duda que el dialogo es el mejor instrumento para lograr consensos, pero todo tiene su límite. El Ecuador es complicado en el sentido de que los demandantes tienen aspiraciones y pretensiones diversas tanto en lo económico como en lo social, pero le corresponde al Presidente con sus diversos actores- ministros y funcionarios buscar esos acuerdos.

Hace ratón que termino la fase del dialogo. Hay en carpetas ya un tanto amarillentas varios proyectos que tienen que ejecutase lo más rápido posible. Leyes que enviarse a la Asamblea para reactivar la economía. Condiciones que cumplirse con el FMI, muchas de ellas deberán ser igualmente aprobadas por la Asamblea. Cambios urgentes en lo laboral donde dicen haber logrado pactos con los trabajadores. Hay mucho por hacer y corto el tiempo.

Está por terminar la vagancia de los Asambleístas y de no haberse logrado articular un bloque lo suficientemente sólido y más que nada coherente que lleve adelante todo lo que hay que aprobar, hace ratón que se les fue el tiempo y colorín colorado el cuento estará terminado.

 

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *