Historia Opinión Política

¿Quién es el señor sentado en el sillón de Olmedo?

(Las dudas sobre el susodicho personaje tiene muchos años)

No me refiero al sillón de Olmedo, de la Sala de Sesiones de la M.I. Municipalidad de Guayaquil, ahí está sentada y bien sentada, la Alcaldesa Cynthia Viteri, que en su primer discurso masivo (ante 12.000 personas), le reclamó al Presidente Moreno -con todo el respeto y consideración que le tiene -así lo dijo-, por el “5to Puente”, al sur de Guayaquil, que sería una solución integral al tráfico vehicular, solución, que no se avizora todavía.

El 5to puente, es una solución para el tráfico de la ciudad de Guayaquil,, por cuanto conectaría el tráfico pesado y no pesado, del cantón Durán, con la Autoridad Portuaria de Guayaquil. Incluso, el proyecto arquitectónico, comprende un par de carriles para el tren de la ciudad de Durán.

Un ahorro de tiempo y de gasolina o Diesel, que amortiguaría el tráfico de la Perimetral hacia el sur de la ciudad, que es insoportable y peligrosísimo, descargando por igual el tráfico pesado que circula por La Aurora y la Av. L.F-C.R. que la empata y también la vía a Babahoyo y otros lugares que se conectan con otras ciudades del norte, centro y sur del Ecuador.

También, en ese mismo tono de respeto, pero con firmeza, reclamo Doña Cynthia, la aplicación del “Plan Más Seguridad” ante el clamor ciudadano por el auge delincuencial, que según lo dijo, había disminuido en el pasado, la delincuencia en nuestra ciudad, cuando se lo aplicó.

El ex Presidente Correa, lo suprimió, para asumir el propio gobierno, la seguridad de la ciudad de Guayaquil y del país, seguridad, que jamás funcionó, y nos lleno de delincuencia extranjeros, con el cuento de las “fronteras abiertas”, con el cual nos llenamos de delincuentes colombianos -no todos por supuesto-, hubo unos muy honestos que migraron al Ecuador, huyendo de las FARC y el MLN (Movimiento de Liberación nacional), otros no, y otros, miembros de grupos terroristas colombianos que se afincaron en la Provincia de Esmeraldas.

Adicionalmente, so pretexto del “exagerado nacionalismo” de la “década ganada”, no se dió, la continuación del Convenio con los EEUU (USA), que mantuvo en el Ecuador, -la indebidamente llamada -Base de Manta- que no era, sino una pequeña guarnición militar americana, ubicada en el aeropuerto de Manta, y un par de lanchas rápidas que capturaban, lanchas, llenas de clorhidrato de cocaína, que ingresaban/egresaban por las costas de Manabí y del Guayas, provenientes de Colombia.

Toda una trama al estilo sudamericano (Nicaragua, Cuba, Venezuela, Brasil y Argentina) para facilitar el ingreso de la droga a todos estos países latinoamericanos, desde Colombia. Los hechos descubiertos de estos dos últimos años, lo confirman. Ahora lo sabemos, que la tal “decada ganada”, no fue otra cosa que la Década más corrupta que ha vivido nuestro país, a lo largo de su historia republicana.

El Presidente Moreno, muy atento al pedido de la Sra. Alcaldesa, se comprometió con ambos proyectos, indicados por Doña Cynthia. Recordemos que el “5to puente”, fue promesa de campaña del Presidente Moreno y el Plan más seguridad, lo consideró muy viable, para unir esfuerzos, todas las instituciones que conforman el orden: (FFAA, PPNN, PPMM, CTE, ATM y otras instituciones similares), para unificar en uno solo, el objetivo que cada una de ellas tiene como función específica. Cosa nada fácil, por supuesto.

El Presidente Moreno, se declaró guayaquileño, en la Sesión Solemne, del 24 de Julio, conmemorativa de la Fundación de la Ciudad de Guayaquil; dijo: “tener tres nietos guayaquileños, un yerno guayaquileño y una hija barcelonista”, ganándose el aplauso del público asistente a esta masiva celebración de las festividades del mes de julio y de su Fundación “definitiva”.

Dña. Cynthia, señaló, en el Tabloide municipal, unas 100 obras adicionales en su corto período alcaldilicio, entre ellas, las de alcantarillado, AA.PP., varios lugares de entretenimiento y otros beneficios adicionales. Igualmente en las Parroquias rurales de Guayaquil, entre ellas la Isla Puná y sobre todo confirmó su interés en el nuevo aeropuerto de Guayaquil, en la zona de Daular.

Volviendo al tema que nos ocupa, en esta entrega, todo los retratos del Prócer José Joaquín de Olmedo, lo muestran, como un hombre delgado y moreno. Así lo presentan Tabloides del Diario Expreso, y del Diario El Universo, así mismo, retratos de familias, cuyos antecesores, tuvieron muy estrecha cercanía, con el celebren Vate y Político guayaquileño.

El señor, que está sentado en el “Sillón de Olmedo”, en la Avenida Olmedo (frente al Club de La Unión), por el contrario luce, algo gordito, joven y de pelos rizos, (si fuera un lienzo, tuviera tez blanca) que presumiblemente sea un Inglés, que tuvo algún interés personal, en el proceso independentista del Ecuador, del Reino de España.

En aquellos días, las estatuas de nuestros héroes y próceres se confeccionaban en Europa, unas en París otras en Roma, y siempre se dijo, que la fotografía de Olmedo, que servía de base para la escultura, se traspapeló y los contratistas no tuvieron mejor idea que construir tal estatua, con la fotografía de Lord Byron.

Recuerdo que el ex Alcalde de Guayaquil Antonio Hanna Musse (+), dijo en alguna ocasión: “Hay que decapitar a Lord Byron y ponerle en su lugar la cabeza de Olmedo”. Expresiones que fueron rechazadas de plano, por los Olmedistas, de ayer y de hoy.

Aprovechando el Bicentenario de la independencia de Guayaquil, se levantará en el Parquecito, ubicado a pocos metros de la estatua de Olmedo, el monumento al Bicentenario, que estará conectado, por un paso peatonal, que una a ambos escenarios, con el Malecón 2.000, en homenaje al Guayaquil del futuro.

Quizás sea ésta, la ocasión para rectificar esta escultura.

Según pude leer en algún documental de Wikipedia, Lord Byron fue un poeta inglés, conocido por sus poemas, algo insólitos, en su época, de vida no tan puritana, pero interesado en los temas independentistas latinoamericanos, -admiraba a Bolívar- al igual se interesó en los movimientos independentistas de Italia y de Grecia, ésta última, luchaba por su independencia de los Turcos.

En ese país se enfermó, enfermedad que se lo llevó a la tumba, a la edad de 36 años.

Veamos qué nos dicen, los investigadores y los historiadores guayaquileños.

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *