Opinión Política Religión

¿Tuárez engañó y entró por la ventana?

El Presidente de la República convocó una Consulta Popular que se realizó  el 4 de febrero de 2018. La pregunta 3 de la consulta que fue aprobada por el 63.08% de los ciudadanos: disponía el cese de funciones del Consejo  de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS), la conformación de un transitorio y en cuanto a la forma de elegir el nuevo CPCCS, el Gobierno planteaba que sea mediante votación popular y ya no por concurso de méritos y oposición.

La Asamblea Nacional aprobó, el 21 de marzo de 2018, la Ley Orgánica Reformatoria a la Ley Orgánica del CPCCS, para la aplicación de la Pregunta 3 del Referéndum del 4 de febrero de 2018. El 3 de abril, un grupo de ciudadanos presentaron ante la Corte Constitucional una acción pública de inconstitucionalidad, considerando que la Ley accionada era contraria a disposiciones de nuestra Constitución y de los instrumentos internacionales de derechos humanos de los que el Ecuador es signatario.

El Consejo Nacional Electoral Transitorio (CNE-T) hizo suya la demanda de inconstitucionalidad, pero la Corte Constitucional, motejada como Corte Cervecera, simplemente no hizo nada, de manera que el CNE-T tuvo que allanarse a la Ley de marras y elaborar el instructivo para el proceso de selección de los candidatos al CPCCS.

El instructivo elaborado por el CNE-T, en base a la Ley Reformatoria de la Ley Orgánica del CPCCS, entre las prohibiciones de los postulantes establecía: debían demostrar que no eran afiliados, adherentes o dirigentes de partidos o movimientos políticos, durante los últimos cinco años; igualmente, no ser miembro de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional en servicio activo o representante de cultos religiosos. Una de las exigencias importantes, era que el postulante debía realizar una declaración juramentada en la cual se establecía que no incurría en las prohibiciones constitucionales y legales establecidas en el instructivo emitido por el CNE-T.

José Carlos Tuárez era un ciudadano de origen manabita que postuló para ser candidato al CPCCS. Como todos los postulantes presentó la documentación exigida para ese propósito- Su candidatura fue auspiciada por la Asociación de Administradores de la Junta de Agua San Gabriel de Río Chico, Portoviejo, provincia de Manabí. El ciudadano Tuárez presentó una copia de su cédula, expedida el 27 de noviembre de 2014, en la que aparece su fotografía con camisa y corbata y  en el espacio profesión/ocupación, dice: “Diploma superior”, sin que señale ni profesión, peor ocupación.

Tuárez, constaba en los registros del CNE que era afiliado al Partido Socialista, desde el 25 de marzo de 2012 hasta el 9 de agosto de 2018, es decir más de 6 años; por este motivo el Pleno del CNE-T negó su postulación. El 9 de agosto de 2018, solicita su desafiliación, pero seguía inhabilitado; percatado de ese “detalle”, el 18 de septiembre denuncia a la Fiscalía que no era afiliado a ningún partido y que su firma había sido falsificada.

Aquí cabe una pregunta: el ciudadano Tuárez, por qué presentó sólo su desafiliación el 9 de agosto y no la denuncia que había sido falsificada su firma, esperó un mes nueve días para hacerlo. La Dirección Nacional de Asesoría Jurídica del CNE-T, estableció en su informe: “Si bien es cierto que la denuncia aún no ha recibido pronunciamiento de parte de la Fiscalía, ésta conlleva responsabilidades para el denunciante; pero se lo debe considerar por la oportunidad de la denuncia y por haber sido agregada en la postulación”, aplicó el principio jurídico del  in dubio pro operario  y recomendó su calificación, esta recomendación “indujo al error” en la decisión del Pleno del CNE-T de calificarle e inscribirle como candidato.

El nuevo CNE, se posesionó ante la Asamblea Nacional el 20 de  noviembre de 2018, en la sesión del 21, los nuevos Consejeros conocieron la lista de aprobados para terciar como candidatos al CPCCS; además, resolvieron varias impugnaciones.

En la promoción electoral de los candidatos al CPCCS, el ciudadano José Carlos Tuárez Zambrano, concretamente en  las cuñas radiales, se presentaba como “el padre Tuárez” y para constar en la papeleta presentó una fotografía con el traje de sacerdote. En las elecciones del 24 de marzo de 2019, resultó electo con el 11 % de la votación, cabe señalar que la suma de los votos en blanco y nulos para la elección del CPCCS fue el 47%. El 6 de junio de 2019, el CNE entregó las credenciales a los nuevos miembros del CPCCS.

El  13 de junio de 2019, la Asamblea Nacional posesionó a los 7 Consejeros del CPCCS, entre ellos, a José Antonio Tuárez Zambrano, quien lucía un traje de sacerdote católico.

La ciudadanía sabrá aquilatar esta información y sacar sus propias conclusiones.

1 Comentario

  1. Avatar
    Hernan Zambrano

    Espero que les guste.
    QUIJUE CURA
    Comentando los últimos aconteceres con mi bruji de Huy un Bicho luego de tantos meses de silencio y de pocas nueces que contar, la prensa corrukta lanzó al espacio informático las destempladas declaraciones de un tal Suarez con “T” de Tarado que dado su presunto gran porte, tamaño, envergadura, gordura, etc., decía que solo podía hablar con el dueño del circo porque los demás dizque le quedaban chicos, aunque tan pronto algún comedido le explicó que esas declaraciones no eran “políticamente correctas” enseguidita argumentó que le habían sacado fuera de “con-texto” en todo caso con o sin texto metió las de caminar y sacó a relucir su ética verde corrosivo con alma de huasicama puro, es decir correista y veinti-uñera (por eso de las uñas largas) que los del “proyecto político” las tienen largas y afiladas.
    Pero todo esto no era más que el principio de lo que los de a poncho empezamos a conocer, pues cuando las “redes” nos hicieron saber que su reberencia (con b de burro) se había inventado cargos y documentos que le permitieron postularse como salvador del Cpccs driblándoles a la Atamain y al Pita, simplemente negó todo poniendo cara de M (M de Mera = dieta de los neo ricos). Tampoco contó a naides que unos días antes le había abandonado a Jaimito y a la Cinthia y cuando algún periodisto korructo descubrió que ostentaba abultados bienes y jugosas cuentas corrientes “inobservando” el juramento de cura pobre, se defendió aduciendo que como ciudadano podía tener bienes, hacer negocios con billetes verde corrosivo y por último fungir de candidato desafilándose del PSC sin que naides sepa.
    ¿Y que pasó, mi Bruji, cuando le citaron a la asamblea? que el susodicho con el aire típico de longo malcriado mandó al cuerno a los asambleistos, a Raymundo y a todo el mundo, y por último juró fiscalizar lo actuado por el gallo hervido y su inexpugnable Corte para poder regresar a los tiempos del “proyecto político” es decir a la época del atraco y la impunidad, y recibir las “bendiciones” del desaparecido en la Belgique.
    ¡¡¡Quijue cura!!!
    ¿Qué opina mi Bruji?? Bueno don K, me respondió luego de un largo y profundo respiro, pienso que en apego a las leyes que rigen el universo, toda fuerza tiene una igual y de signo contrario, en consecuencia la contraparte a la torpeza del Suarez con T de Tarúpido es la lógica llana y simple, de manera que si analizamos los hechos desde la galería, es posible concluir que el susodicho cura ha demostrado ser lo que es, pues sus declaraciones no solo ponen de relieve su IQ (Indice de Quijue) para los no letrados, sino que cayeron como adobe entre los interpelantes, a excepción de los verdes de alcantarilla por supuesto, que siempre disfrutan de los olores nauseabundos y fueron quienes aplaudieron soterradamente su postulación y posterior elocución. En todo caso, pensando positivamente debemos esperar que lo descalifiquen, le den una coz en donde se merece y lo manden a la corte de sus feligreses. Por último que los Conferencistas Episcopales por una insoslayable necesidad de higiene social, moral y ética se espabilen y le manden de vuelta al albañal del que nunca debió haber salido y confiemos que este sea el preámbulo para eliminar ese estercolero putrefacto llamado Cpccs.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *