Deportes Opinión Política

Nos lo merecemos: Bolillo vs Lenín

La campaña realizada antes de la Copa América hacía predecir lo que sucedió en Brasil. A excepción de unas pocas individualidades no hubo argumentos de equipo para enfrentar la alta competición. La sociedad esperaba un milagro que no se dio, pero que de haberse suscitado solo hubiera pospuesto unos cuantos días más nuestra verdadera penuria deportiva. La selección mayor de fútbol del Ecuador tiene un embustero como DT. Es lo menos que se puede decir del aún seleccionador nacional sin caer en posibles causales de un juicio por injurias. El Bolillo, asesorado por un prontuariado coyotero, fue escogido por una Federación esencialmente corrupta, contratado bajo cláusulas no publicadas y al margen del mejor interés de todos. Al país le conviene un nuevo conductor.

La política demuestra interesantes paralelismos con el fútbol. Doce años de atrocidades gubernamentales parecen no ser suficientes. Salvo contadísimos casos, la mayoría de sus altos mandos han sido un fraude. Los casos de corrupción no cesan de sorprender. El presidente no fue electo por una mayoría, sino más bien ungido al poder por las autoridades que controlaban el país. La nación necesita un verdadero guía. La sociedad, sin embargo, parecería continuar esperando portentos económicos que no se justifican con nuestra realidad. Al final, en ambos casos, tenemos y tendremos lo que nos merecemos.

El Bolillo se marchará … con bastante dinero y no se hablará más de él. Lenín se irá también, pero la sociedad continuará acordándose de él … y por mucho tiempo.

2 Comentarios

  1. Avatar

    Eso pasa por poner a improvisados en altos mandos de la FEF, solo por cumplir la cuota politica. Claro, ahora haran el papel de Poncio Pilatos y, como buen paisa, el aludido nos comera al cuento y con dinero extra «no sudado» para variar..

    Pais para historietas de Ripley.

    Un pueblo esta condenado a repetir sus penas cuando ignora su historia..

  2. Avatar
    Carlos Franco

    Pan y circo decía el Romano y tenían una audiencia ,aunque de atención y lealtad limitada, cumplía con el propósito de entretener a la tribu. Al final eso es la que somos ,una tribu y como tal nos entretienen: nos dan pescado pero a nadie se le ocurre pedir que nos enseñen a pescar. En fin, eso fue lo que hizo ( o dicen que hizo) Cristo: multiplicó y regaló el pan y los peces y, en alguna otra ocasión (dicen también) que convirtió el agua en vino y de la mejor calidad. Por que se invierten tantos recursos en pretender llegar a un campeonato en primer lugar? Prestigio ? Para la tribu o los de turno? Por que no invertir en mas parques públicos donde se juegue y se formen adecuadamente los astros del futuro, el pueblo se ejercita ( entretiene)y aprende a pescar . Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *