Opinión Política

¡Te dije que eras ladrón, no tonto!

(Clásica frase sentenciadora del Dr. Carlos Julio Arosemena Monroy, (C.J.A.M.)

No la había escuchado antes, pero, hace unas dos semanas me lo recordó una muy buena amiga nuestra -cuyo nombre prefiero mantener en la reserva-.

Esta frase, que fue dicha por el ex legislador referido, en una sesión del Congreso ecuatoriano, presumo, quizás unos 45 años atrás por lo menos, tiene plena vigencia en nuestros días.

El Dr. C.J.A.M, fustigó  a muchos congresistas por lo que él llamaba, “las raterías”, esto es, votos a favor o en contra, a cambio de canonjías: (Una beca para  sus parientes en el exterior, una posición burocrática para alguna ahijada o simplemente, dinero contante y sonante).

Las defensa de aquellos corruptos, era siempre la misma, “no hay pruebas”, terminología que la hemos escuchado frecuentemente desde el Ático belga, por los atracos cometidos, en la “década ganada”, que pese a las gestiones del actual gobierno y la coparticipación de las Naciones Unidas (ONU), resulta difícil localizarlos en las cuentas corrientes de los Bancos Chinos, Suizos o Sirios, o en los “Paraísos Fiscales”,(???), de estos “pelafustanes”, donde constan probablemente a nombre de terceros (paniaguados), pero, que finalmente se localizarán, pese a los excelentes y exitosos Estudios Jurídicos del exterior, que se encargan de realizar estos “trabajitos”, excelentemente remunerados, presumo.

Por otro lado, se dice que, desde el Ático belga, el ex Presidente Correa, dirigió ciertas campañas políticas para Alcaldes, Prefectos y miembros del C.P.C. y C.S., gracias a los modernos métodos electrónicos y de la tecnología de punta, a través de pantallas gigantes estratégicamente expuestos en los “mítines”, donde muy poco hablaban los reales candidatos a ser elegidos.

Metodología, que le dió al correismo. muy buenos buenos resultados en Pichincha, en Guayas,  y en alguno que otro Cantón manabita.

La “alerta roja”, no funcionó en Bélgica, para traer al ex Presidente Correa al Ecuador, donde ha sido sentenciado a prisión, por aquello del secuestro del señor Balda, en Colombia.

En materia penal, es muy difícil determinar a los autores intelectuales de determinados delitos, de aquellos que causan alarma social. En el mejor de los casos, llegan a ser sentenciados,  los autores, cómplices y encubridores.

La Constitución vigente (2008) y el COIP (Código Orgánico Integral Penal), tienen que ser reformados. Son leyes pro delincuenciales y en ocasiones, sostienen como válidos principios jurídicos que antes no eran admitidos en el Derecho Penal y Procesal Penal ecuatorianos.

La Consulta Popular o Referéndum del año pasado, ha logrado corregir algunos “entuertos” políticos, y defenestrar a algunos Altos Funcionarios del Régimen correista y mejorar su composición, con  la presencia de nuevos funcionarios del Estado, en la Contraloría General, en la Procuraduría General, en el Consejo de Participación Ciudadana, en el Consejo de la Judicatura, en la Fiscalía General y en la Corte Constitucional, que les asegurará a los ciudadanos ecuatorianos, un mejor control de los dineros públicos, de las sanciones civiles, administrativos y penales, de quienes se encuentran procesados, civil, administrativa o penalmente y otros cuantos en proceso de investigacion, que caeran en los proximos meses.

Tengo fe, en las decisiones del Pleno de la Asamblea Nacional, que en estos días juzgará políticamente a la Sra. Presidenta de la Asamblea, gracias a un micrófono abierto que la delató, respecto de los votos de un importante grupo político, que  requerían para no dar paso a ciertas posturas del correismo asambletario, en contra de supuestas inversiones en el exterior del hermano. del Presidente Moreno, que no pasó -la supuesta denuncia- y se archivó.

El Presidente Moreno -muy molesto, con tal denuncia-, ha indicado publicamente que enjuiciara  legalmente a quienes han afectado su honor, tratando de involucrarlo, por inversiones de su hermano, “quien no es funcionario público y tiene derecho de hacerlas”, según el propio Presidente Moreno, lo  expuso en la TV.

La oposición correista ha ido más lejos, han intervenido el celular del Presidente Moreno y han hecho públicas escenas y comentarios personales del Primer Mandatario.

Todos piensan que se trata de Assange, el huésped de la Embajada del Ecuador en Londres,  como el supuesto autor de estas interferencias. Interferencias que el supuesto autor las ha negado.

Pero, ¿quién le cree a Assange, quien intervino el celular de la señora Clinton, en su última campaña política en USA, contra el actual Presidente norteamericano, y “reveló”, los mensajes secretos de la Casa Blanca y  se los “entregó” a los rusos, quizás, al propio candidato Trump y muy probablemente al gobierno ecuatoriano bajo la presidencia del Econ. Correa.

Presumiblemente por agradecimiento al gobierno anterior, a cuya embajada en Londres, llegó del brazo, de nada menos que, del propio Ministro de RR.EE del Ecuador, en ese entonces -el Econ. Ricardo Patiño-, a dicha embajada y lo alojó en ella, donde ya está cerca de 6 años “hospitalizado”, con todos las prebendas de “invitado de honor”, algo disminuidas por un “Protocolo” dictado por el actual gobierno, del que hace caso omiso y hace en el interior de la misma, lo que le da “la regalada gana”, frase de actualidad, de quienes se sienten por momentos, por encima de la Ley.

Esperemos que pronto el M.M. de R.R.E.E. del país, ponga punto final a este exilio, o refugio, no se como llamarlo, que pone al Gobierno ecuatoriano, en mal predicamento ante los  Gobiernos Ingles y Norteamericano, por un sujeto que, sobre él pesa, un juicio por supuesta “violación”, supuestamente cometido en otro país europeo.

La paciencia del pueblo ecuatoriano y el tiempo de actuar del Gobierno del Licdo. Moreno, se acaban.

Es hora de actuar.

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *