Opinión Política

Irresponsable manejo diplomático

El 12 de enero de 2013, escribí un artículo con el título: “PERÚ DEBE AGRADECERLE A CORREA”.  “El expresidente peruano Alan García en declaraciones publicadas por el diario Perú 21, manifestó que el Tratado de Límites Marítimos que firmaron Ecuador y Perú en 2011 es clave para sustentar su tesis frente a Chile, y que dicho documento ayudará a su país en el litigio por límites que sostiene con Chile en la Corte Internacional de La Haya, y que se consiguió gracias a una gestión personal ante el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, a quien -según él- los peruanos ‘deben agradecerle’.

Sobre este delicado tema vale la pena hacer memoria de algunos hechos:

El Perú estableció en su ‘Ley de Líneas de Base de Dominio Marítimo’, en el 2005, ‘Que el límite marítimo con Chile es una línea equidistante, entre el paralelo y la perpendicular al límite costero’, posición que Chile rechazó y señaló que el límite marítimo se definió en 1952 y se ratificó en Lima en 1954; estableciendo como límite marítimo, la línea del paralelo geográfico que corta al punto en que la frontera internacional terrestre llega al mar; estos instrumentos fueron firmados por Ecuador, Chile y Perú; por lo tanto, lo que ha venido sosteniendo Perú frente a Chile, de una u otra forma el Ecuador se constituye como parte de este problema, pese a las reiteradas declaraciones  hechas por Alán García cuando estuvo en funciones como Presidente y de la cancillería peruana ‘Que con el Ecuador no hay ningún problema de límites’.

El 2008 Perú demandó a Chile ante la Corte Internacional de la Haya, reclamando más de 90.000 Km. cuadrados de mar territorial en su frontera sur, alegando entre otras razones, la inexistencia de un tratado de límites en su frontera marítima.

Desde el inicio del Gobierno, Correa descalificó a los diplomáticos de carrera, clausuró la Escuela de Diplomacia y desmanteló la Cancillería, dejando los asuntos diplomáticos a la improvisación y al manejo de manos inexpertas, de falta de conocimiento y experiencia. La política exterior ha sido errática y seriamente cuestionada; mejor dicho no ha habido una política exterior  ni seria y peor coherente.

Es importante recordar que el Ecuador expidió su Carta Náutica, mediante decreto ejecutivo, en agosto del 2010. En el programa sabatino del 5 de marzo de 2011, el presidente  señaló que enviará la Carta náutica a la ONU que detalla los límites marítimos con el Perú, en base a los tratados de 1952 y 1954. ‘… se enviará nuestra Carta Náutica a la ONU, clarito, definiendo todos los limites, con lo cual no hay ningún problema con Perú”, “Esperamos que el Perú ratifique lo más pronto posible esa carta náutica o tendremos que tomar otra clase de decisiones’.

En la carta dirigida al secretario general de la ONU, Ecuador señaló que el límite marítimo fue trazado en aplicación del paralelo geográfico del punto en que llega al mar la frontera terrestre entre Ecuador y Perú, de acuerdo con lo dispuesto en la Declaración de Santiago, de 18 de agosto de 1952 y en el Convenio sobre Zona Especial Fronteriza Marítima del 4 de diciembre de 1954.

La respuesta de Perú sobre la Carta Náutica Ecuador enviada a la ONU, fue expresando su acuerdo en que el paralelo geográfico que pasa por Boca de Capones es el límite marítimo entre los dos países.

Siendo así, no había razón para que el canciller Ricardo Patiño, firme con su par peruano un acuerdo de límites, si ya estaba claramente definido en la Declaración de Santiago de 1952 y ratificado en el convenio de Lima de 1954.

Este paso tomado por el gobierno ecuatoriano, le hizo un flaco favor a Chile, nuestro aliado histórico. Lo grave del asunto es que el entonces presidente peruano Alán García, en sus declaraciones a la prensa dijo que ‘La tesis de siempre era que firmamos unos acuerdos pesqueros Perú, Ecuador y Chile en 1952 y nuestros amigos chilenos decían que esos son acuerdos de límites. ¿Qué pasa si ahora 60 años después hemos firmado un acuerdo de límites con Ecuador?¿Qué significa eso? significa que los del 52 no eran acuerdos de límites’; de esta forma el Perú  sacó ventaja de este instrumento firmado con Ecuador frente a su contencioso con Chile.

En materia de límites, las decisiones deben ser parte de una política de Estado seria y permanente y no decisiones coyunturales cargadas de sesgos ideológicos”.

A los 6 años, me he permitido publicar nuevamente este artículo, porque considero que Rafael Correa y los Cancilleres de su nefasto gobierno deben pagar por el irresponsable manejo de nuestras relaciones internacionales y de un asunto tan delicado y grave como son los límites de nuestro país.

 

1 Comentario

  1. Avatar
    José Antonio Gómez Iturralde

    Esa fue una típica actitud no sólo de irresponsables, sino de ignorantes de la historia de límites con Perú, que jamás ha dejado ni dejará pasar la oportunidad de ejercer su insaciable ansia de apropiarse de territorio nuestros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *