Internacional Opinión Política

¿Dos Presidentes en Venezuela?

De ninguna manera. Esto  de ver la cuestión de Venezuela así es solo propaganda confusionista. ¿Por qué esta tercera alternativa entre  el oficialismo y la oposición? Ficción politiquera creada por los seguidores del régimen madurista, para bloquear la fuerte iniciativa antifascista. Iniciativa consolidada nacional e internacionalmente. Prácticamente un acuerdo  general de los países democráticos de Occidente frente a los inversionistas Turquía, Rusia y China, de la órbita oriental. ¿Qué buscan? ¿Qué quieren? ¿Cuál es su objetivo? Convertir a Venezuela en un puente aparente de apoyo ideológico falsete para la región pero que, en verdad, encubre seguir con el gran zarpazo a sus riquezas minerales… ¿O ya desaparecieron las grandes minas de Bauxita, Oro, Cobre, Manganeso, Carbón, Hierro…, entre los principales tan vitales para la industria moderna?  ¿Seguimos como siempre en la historia mundial peleando por las materias primas?

Después de los 15 años del mandato de Chávez, tiempo en que sus gobiernos populistas, que calificaba engañosamente  de socialistas, no pudieron cumplir con sus continuas ofertas sociales, Venezuela quedó desnuda. Al arbitrio de cualquier locura política. El engaño del llamado “socialismo del siglo XXI” solo sirvió para parchar, y a medias y sin tecnología válida, los huecos sociales y económicos de los liberalismos tan personalistas de Bentacourt, Gallegos, Leoni, Caldera, Carlos Andrés Pérez y otros. Huecos sociales y económicos, efectos de un sistema productivo dependiente, de una ausencia real de tecnología diversificada, de una corrupción transferida de generación a generación… ¿Qué todos los gobiernos han querido hacer algo por el bienestar de Venezuela? Posiblemente. Pero siempre menos de lo que, con más profesionalismo, hubieran podido lograr…

En todo caso, el chavismo no apareció por gusto, como un fantasma. ¿Es que más del 50% de los que vivían en la pobreza, la ausencia de un buen servicio público de salud, cerca de los dos millones de analfabetos no eran una advertencia? Pero Chávez  dejó, sin una clara consciencia política, como gendarme de su patrimonio político, a Maduro. Y ahora este es el nuevo problema, también vergüenza, para Venezuela y la región!

Nicolás Maduro no es un político. Ni aprendiz. Es solo un entontecido por un poder que no le pertenece. Tampoco sabe qué hacer en el jale y trepa de sus seguidores que aprovechan la aventura para saquear el país. Es, en verdad, un pobre hombre… Hoy, incluso, tiene miedo, pánico a perder el poder. ¿No es que las cosas iban mejor de camionero? Si trampea en las elecciones, es porque está convencido que debe seguir usando la cinta presidencial en su pecho, como algo mágico que le da existencia. Que nadie se engañe. Maduro es, en verdad, solo un pobre hombre…

¿Qué estaría pensando Chávez cuando, prisionero de su enfermedad y sus cuidadores en La Habana, encontró en Maduro un seguidor de su causa? ¿Qué demencia política sufría al pretender, con tal acción “defender la democracia” mediante un heredero? ¿No es que solo las monarquías reconocen el sucesor inmediato para tapar, a tiempo, sus porquerías realizadas?

Pero, ¿hay o no dos presidentes en Venezuela? Lo cierto es que Maduro jamás ha sido presidente legítimo sino usurpador del poder por fraude eleccionario. Que los militares, ordenados desde sus cúpulas de mando, lo sigan y le den protección solo significa que están quebrantando la Constitución que juraron obedecer. A partir de aquí, están en el camino de la ilegalidad, la corrupción y la delincuencia… El Art. 328 de dicha Constitución dice, con claridad, que “La Fuerza Armada Nacional constituye una institución esencialmente profesional, SIN MILITANCIA POLÍTICA… está al servicio de la Nación y EN NINGÚN CASO AL DE PERSONA O PARCIALIDAD POLÍTICA ALGUNA”. Toda acción en contrario es traicionar a Venezuela y a los venezolanos.

EN CUANTO A JUAN GUAIDÓ NO ES PRESIDENTE AUTOPROCLAMADO. El Art. 233, 2do párrafo de la misma Constitución, indica que “Cuando se produzca la falta absoluta del Presidente (…) se encargará de la Presidencia de la República  el Presidente o Presidenta de la Asamblea Nacional”. ¿Había o no vacío de poder en Venezuela luego de las elecciones fraudulentas convocadas por Maduro en mayo de 2018? Guaidó, o quienquiera que hubiera sido estando en su cargo, no tenía otra salida que, cumpliendo con la Constitución, aceptar sus funciones de Presidente Interino. ¿Objetivo? Llamar “a elecciones universales, secretas y directas”. EN VENEZUELA HAY UN SOLO PRESIDENTE CONSTITUCIONAL: JUAN GUAIDÓ!

 

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *