Economía Opinión Política

Ecuador 20/20: Un Ecuador diferente

En 11 meses más, entraremos al año 2020, año del Bicentenario de la Independencia definitiva del Ecuador, que se inició en Guayaquil y que gracias a los próceres de todo el Ecuador y a las fuerzas libertarias de Bolívar, San Martín y al esfuerzo de varios extranjeros más que vinieron a unirse en la lucha por nuestra tierra, se logró hace casi 200 años.

El año 2020, o año en que el Ecuador pasa a ser un país 20/20, debe ser iniciado cambiando algunas cosas que necesitan ser cambiadas en forma radical, para que nuestro país deje de ser el saco de ratas en que, con mucho esfuerzo, han intentado algunos politicastros convertirlo.

Hemos tenido que soportar la oleada de modernismos y falsedades que grupos de desadaptados han querido que se impongan, y que, por acción de malos ecuatorianos (con vergüenza lo digo), se ha logrado que se publiquen en nuestra Constitución:

1.- La honestidad debe ser la norma del diario vivir. El que no desee ser honesto, que renuncie a la ciudadanía y que pida la nacionalidad del país donde quiera ir a robar.

2.- Se debe eliminar el ridículo castellano de duplicar las palabras. No es español el ciudadanos y ciudadanas, y tanta otra palabrería inútil.

3.- La justicia debe ser igual para todos, sean ricos o pobres, con poder o sin poder. Las palancas deben ser eliminadas.

4.- Los puestos en las dependencias públicas, gubernamentales, provinciales, seccionales, etc., deben ser llenados por la gente más capacitada, no por afiliación a tal partido, palancas, ni compadrazgos.

5.- Las fuerzas del orden tienen la obligación de defender a los ciudadanos, incluso matar, de ser necesario para defenderlos o para defenderse, en caso de que atenten contra su vida. Las fuerzas del orden están para ser respetadas.

6.- El asaltante, el individuo que delinque, viola, mata, rapta, roba, etc., pierde automáticamente la ciudadanía. Deja de ser ciudadano (puede, por lo tanto ser matado, si es necesario).

7.- La persona que delinque pierde automáticamente la ciudadanía. No puede elegir, ni ser elegido. Si se encuentra fuera del país, no podrá renovársele el pasaporte. Si está dentro del país, debe estar en prisión, y las leyes deben ser respetadas. Estos delincuentes deben ser apátridas, y ¡el mundo DEBE SABERLO! Todo robo debe ser devuelto a su dueño, y si se ha robado al Estado, lo que significa “a todos los ecuatorianos”, debe estar en prisión hasta devolver todo.

8.- En el caso de violadores, estos deben ser castrados y cercenados a lo “Lorena Bobbit”, aparte de la prisión y más situaciones de ley.

9.- ¡Las drogas deben ser prohibidas! En los casos de excepción, deben ser prescritas con formulario especial y por Médicos autorizados para el efecto. Los narcotraficantes deben ser extraditados al país con el que hayan comercializado la droga, donde se sancione más fuertemente su acto.

10.- El aborto debe ser prohibido como lo es cualquier asesinato. El aborto no deja de ser un asesinato. El ser humano es un ser humano desde la unión del óvulo con el espermatozoide, es decir, desde la célula germinal.

Si deseamos cambiar el país, necesitamos leyes como estas, que deben ser puestas en práctica inmediatamente. si queremos un país 20/20.

José Fernando Gómez

@jfgrmd - Médico Pediatra. Miembro activo de la American Academy of Pediatrics. Miembro activo de la Honorable Junta de Beneficencia de Guayaquil. Director de Desde mi Trinchera.

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *