Ciencia Opinión Salud & Medicina

Un problema serio de Salud

¡El embarazo NO ES UNA ENFERMEDAD!, ¡es un proceso fisiológico normal! Sin embargo, es indudable que tiene sus riesgos, y es muy importante la vigilancia de este proceso fisiológico. Podría decir que el chequeo prenatal y la atención oportuna de los problemas que se van presentando, son el ABC de la Obstetricia.

No soy Gineco-Obstetra, pero he sido Neonatólogo por 50 años y he recibido miles de neonatos. Me inicié en el Hospital Gineco-Obstétrico “Enrique C. Sotomayor” y en 1982 fundé la primera Unidad de Terapia Intensiva Neonatal de Guayaquil y creo que la primera del país. Dirigí luego por algunos años el Departamento de Neonatología “Dr. Manuel Ignacio Gómez Lince”, por eso, creo conocer los problemas inherentes al proceso que llamamos “fisiológico” del embarazo.

Actualmente estoy retirado desde hace algunos años de mi función como Neonatólogo (en 1997 me retiré del puesto de Sub Director del Hospital Gineco-Obstétrico “Enrique C. Sotomayor” y de Jefe del Departamento de Neonatología “Dr. Manuel Ignacio Gómez Lince”). En el 2002, la H. Junta de Beneficencia me honró nombrándome Miembro Activo y desde ese momento he sido, primero Inspector Interhospitalario y Sub Inspector del Hospital Sotomayor y actualmente Inspector del Hospital de la Mujer “Alfredo G. Paulson”.

Gracias a ello, puedo hablar con conocimiento de los problemas del embarazo y me atrevo a opinar sobre este problema de Salud pública que, siendo fisiológico, no es tan sencillo como parece.

Primero que nada, tenemos que reconocer que, aunque es un proceso fisiológico, del 35 al 40% de los niños que nacen, tienen que quedarse en el Hospital por diversos problemas (morbilidad neonatal). Dada la gran cantidad de nacimientos (llegamos a tener casi 43.000 nacimientos en un año), tuve que cerrar el Hospital para niños nacidos en otros sitios. Por ese motivo, teníamos mejores estadísticas que los otros Hospitales pediátricos, ya que nosotros recibíamos a nuestros neonatos al momento del nacimiento y en nuestro Hospital, de modo que, aunque eran más pequeños que los que se derivaban a los otros Hospitales, los recibíamos en mejores condiciones, pues no había enfriamiento, falta de oxígeno, ni de control.

Pero hablando de Salud Pública, el principal problema es la falta de chequeo prenatal y la falta de respeto de y a la mujer. La mujer parece no tener conciencia de lo que significa el embarazo, y muchas veces se excede en el trabajo o el ajetreo diario, no cumple a cabalidad los chequeos prenatales y muchas veces, cuando asiste a la consulta, ya llega con preeclampsia, muchas veces severa, (la mayor parte) o moderada (menos casos), e incluso con eclampsia (con convulsiones) en el 1% de los casos. En los primeros 11 meses del 2018, tuvimos 497 ingresos por Rotura Prematura de Membranas, 301 con trabajo de parto prolongado, Cincuenta y cuatro pacientes (0,97%) presentaron placenta previa oclusiva total, un problema en que se juega la vida de los 2 pacientes, de la madre y del hijo. La placenta oclusiva total, es decir, que la placenta se desarrolla cubriendo el cérvix uterino (es decir, tapando el orificio por donde debe salir el feto), es un problema muy grave. Son casos muy complicados que requieren una gran experticia para salvar las dos vidas. Un 43% de las mujeres que dieron a luz en el 2018, tuvieron algún problema que las obligó a permanecer internadas por más tiempo que el requerido normalmente.

La mortalidad materna es un grave problema de Salud Pública mundial. Por los datos de la OMS, en el 2015 la mortalidad materna estaba en menos de 10 por cien mil pacientes en Canadá, Europa Occidental, Japón, Australia y Nueva Zelandia. En U.S.A., Europa Occidental, y otros países como México, Chile, Colombia, Brasil, China, Europa Oriental y otros, entre el 10 y el 200 por cien mil; entre el 200 y el 500 por cien mil, en Ecuador, Perú, Bolivia, India, y algunos países de África; y entre 500 y 1000 por cien mil en Afganistán y otros pocos países de África e Indonesia. En el Ecuador, en los momentos actuales, está alrededor del 59 por 100.000 y en nuestro Hospital de la Mujer, pese a que se nos derivan los casos más graves de la Ciudad y del país, en el 2018 tuvimos tan sólo 2 muertes maternas.

Las cinco causas más comunes de Mortalidad materna son: 1.- Hemorragias graves, 2.- Infecciones, 3.- Eclampsia, 4.- Parto Obstruido y 5.- Abortos peligrosos. Por esto es muy importante la atención del parto en un buen centro, con acceso rápido a Banco de sangre, buena higiene y con un excelente Staff Médico.

El otro problema es la morbi-mortalidad neonatal. Del 30 al 40% de nuestros recién nacidos, deben ser atendidos por problemas patológicos en las Salas de UCIN y Neonatología del Hospital Roberto Gilbert. Un problema muy grave y que ha ido creciendo es la Prematurez. Actualmente un 20 a 24% de nuestros neonatos son Prematuros. Con los avances logrados en Neonatología, se puede salvar la vida de neonatos cada vez más pequeños, razón por la cual se obtiene neonatos que antes no tenían prácticamente posibilidad de sobrevivir. En el 2018, nacieron en el Hospital, unos 2500 neonatos de menos de 2500 gramos, 400 de menos de 1500 gramos y 100 de ellos, de menos de 1000 gramos.

La gran ventaja que tenemos con el Complejo Hospitalario Alejandro Mann, es que la madre ingresa a un Centro Hospitalario que tiene para ellas, en caso de necesidad, una excelente Terapia Intensiva completa, para poder solucionar cualquier problema de la salud materna, y para los Recién nacidos, la más grande y creo, la mejor Unidad de Terapia Intensiva Neonatal del País. Uno de los factores que más agrava a los pacientes, en especial a los neonatos, es la transferencia a otro Centro Hospitalario.

José Fernando Gómez

@jfgrmd - Médico Pediatra. Miembro activo de la American Academy of Pediatrics. Miembro activo de la Honorable Junta de Beneficencia de Guayaquil. Director de Desde mi Trinchera.

1 Comentario

  1. Avatar
    Armando Baquerizo Carbo

    Lo que tu dices te lo he oído decir en muchas oportunidades. Lo puedes decir por tu experticia y por tus grandes conocimientos sobre la materia. Espero que ayudes a muchos neonatólogos con tu experiencia y con todo el bagaje de tus conocimientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *