Anuncios Comentario

Feliz año 2019

Ya habrá cambiado el año calendario para cuando esta “carta” les llegue a sus hogares.

Pero, no quería perder la oportunidad de desearles a todos, si, a todos mis familiares cercanos y lejanos, a mis amigos cercanos y lejanos, a mis amigos del FB. A los medios de comunicación colectiva, en especial al Diario El Universo, a los fundadores y colaboradores de la página virtual, “Desde mi trinchera” y mis amigos del Chat “Por la independencia de la Justicia..

Habrá quienes no recibirán este mensaje, son aquellos que defraudaron al país con sus actos de desgobierno o por sus actos de corrupción. Sea que se encuentren en auto-exilio o en las cárceles del país. Para ellos, simplemente una estadía feliz.

A las autoridades ecuatorianas del actual Gobierno, sí les deseo un Feliz Año Nuevo y les deseo sobre todo que con su acción gubernamental y gestión pública, logren sacar al país de la crisis económica, social y moral en la que se encuentra, gracias a unos pocos que hasta hace poco la gobernaron.

Los ecuatorianos deseamos que el país vuelva a los niveles que le caracterizaron en el pasado: la honestidad y el buen servicio público en favor de todos los ciudadanos. La paz en base al diálogo de las partes en conflicto o no, en posturas o en posiciones antagónicas. Nos toca seguir haciendo el sacrificio por algunos años más, hasta “ver la luz al final del túnel”.

En el año 2019, empezará una nueva era. La era de la explotación del Cobre y del Oro, en el Ecuador. La explotación de los pozos de petróleo de mayor producción fueron cedidos a países extranjeros europeos y asiáticos. Nos quedan ciertas regalías, el transporte interregional hasta Esmeraldas por el oleoductos trasandino y la explotación de pozos de poquisima productividad.

La esperanza actual es la explotación del Oro y el Cobre al Norte, en el Austro y al Sur Oriente del país.

Industria que tiene sus riesgos, es innegable, pero la tecnología de punta, tiene la solución para evitar la contaminación de páramos y ríos que la circundan. Hay que tener, tanto el Gobierno como los Gremios, una fuerte supervisión. El Colegio de Abogados del Azuay, podrían ser uno de ellos junto con la ESPOL, de Guayaquil y la Escuela Politécnica del Ejército.

Con la participación de estas 3 entidades estaría garantizada la supervisión y eliminada la corrupción, en esta actividad extractivista, de la “década ganada”.

Feliz año 2019. Que sus planes y expectativas se cumplan, con éxito y sin desmedidas ambiciones.

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *