Comentario

Promesas incumplidas

Todos tenemos algo de políticos o sea mentirositos cuando a las 12 de la noche de cada año  que termina con el sonido de cada una de las campanadas o mientras estamos comiendo o bebiendo, enfrentaremos con ilusión el destino, llenos de optimismo. No sé si sabías pero cada año, millones de seres humanos se llenan de propósitos el primer día de enero, propósitos que van muriendo con el paso de los días. Veamos cuáles son los más populares:

  1. Hacer dieta o comer más saludable
  2. Hacer más ejercicio
  3. Ahorrar más y gastar menos
  4. Aprender un nuevo idioma
  5. Dejar de fumar
  6. Mejorar de trabajo
  7. Leer más
  8. Tomar menos
  9. Pasar más tiempo con la familia
  10. Empezar un negocio
  11. Pensar  que el Ecuador  entre en el verdadero tren del cambio
  12. Escribir un libro,etc-

Algunos de estos sueños no dependen de  nosotros, otros son  loables, son sencillos de realizar, pero carecen de claridad o no son específicos para lograr convertirlos en metas. Así que se desvanecen con la misma rapidez que se piensan y la historia vuelve a comenzar 360 días más tarde cuando las campanadas anuncien el comienzo de un nuevo año.

A mí me ha pasado, no he podido con el ejercicio, con un negocio o con algunos pecadillos  de la carne, pero espero este año que por fin lo pueda lograr.

Los  entendidos en  visiones  estratégicas tienen  un truco y afirman que  les ha  funcionado. Es un papelito arrugado puesto  en la billetera en el  escriben  cada año  metas, claras, con los números o las fechas y muchas veces con los pasos que se debe dar. Dicen que es  infalible, que es mágico que tiene el poder  de  hacer realidad lo imposible. Lo estoy escribiendo porque  creo  que él 2019 es un año muy especial, lleno de nuevos retos  como persona, como empresa  y como país,  porque lo mejor está por venir

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *