Opinión Política

Los mañosos

Las mañas acompañan a las personas hasta el final de sus días. Es complejo lograr despegarse de esos hábitos pues de tanto repetirlos los hacen parte de su vida cotidiana.

La persona mañosa aplica sus habilidades según la formación moral que tenga. Esta formación se la entrega la cuna, no se aprende en la academia.

Los mañosos deben ser controlados porque al más mínimo descuido hacen de las suyas sin rencor ni tapujo.

No es posible que el pueblo ecuatoriano y las autoridades recién se desayunen sobre los presuntos actos de corrupción cometidos por altas autoridades del país, merced a una ‘vendetta’, al puro estilo de película de mafiosos, donde la persona caída en desgracia se dedica a soplar cuanta fechoría conoce para que caigan junto con ella todos los involucrados en tanta trapacería. Se debe iniciar de inmediato una investigación profunda a todas las autoridades gubernamentales, el país no puede continuar de escándalo en escándalo.

El problema de la corrupción es estructural, no es coincidencia que tengamos la salida de dos vicepresidentes de la República, ministros, asambleístas y otros, en tan poco tiempo de trayectoria de este gobierno.

No es suficiente con el enunciado de que son honestos y que no permitirán actos de corrupción en su gobierno. Es necesaria la autodepuración. Van a perder credibilidad y muy pronto los pondrán a todos en el mismo saco, con los audaces de la década perdida. El pueblo tiende a generalizar y con seguridad elucubrarán sobre quién más estará metido en el círculo corrupto; se preguntarán hasta dónde llegará la contaminación y concluirán que todos saben pero que se hacen de la vista gorda.

Esto debe cambiar, si no cortan de raíz la gangrena, con certeza generarán septicemia y llevarán al país a un nuevo colapso, como lo acontecido años atrás.

Los mañosos tienen que ser expulsados de sus cargos e imputados legalmente para que paguen como la ley dispone, pues estoy segura de que por orden de su patrón, la gran mayoría de los exfuncionarios cobraron más que “diezmos” durante la década robada.

 

Diana Acosta

Acerca de

Guayaquileña, Abogada, madre, Doctora en Jurisprudencia, Profesora Universitaria, Harlista, IUS Laboralista, Columnista de Opinión, Feminista.

1 Comentario

  1. Raymundo García Pacheco

    Que buen comentario, coincide en lo que tantas veces he repetido por este medio de que debe extirparse lo podrido que existe en el gobierno, pero es difícil, la corrupción es una empresa enquistada en este gobierno que viene desde el gobierno anterior, pero existen personas valientes cono el Contralor Celi, y algunos jueces que a mi modo de ver están dejando en claro y no aceptando coimas, como así también hubieron muchos Jueces que se enriquecieron de la noche a la mañana con fallos urgentes, espero estas personas valientes descifren toda la corruptela de lo acontecido anteriormente, hay que apoyarlo en su ardua labor no hay que dejarlos solos, es hora de acabar con la pus.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *