Opinión Política

¡Viva Quito y el Ecuador! No al autócrata torero

Quien eliminó los toros fue el “cuentero y torero más grande de la república”, con sus camaradas y el arte de la verónica, la chicuelina y la muletilla, “le dieron estocada mortal al Estado de derecho”.

Le torearon a: la democracia, la libertad de prensa, la Justicia, la Constitución, los derechos humanos, la lista de Odebrecht, las elecciones transparentes, al Yasuní, la vida de quienes los denunciaron como al general Gabela, etc.

El fin de la fiesta-brava-quiteña no fue a “favor de los toros sino en contra de los ricos” que se vuelven ezpañoles cada 6 de Diciembre con botas de vino y licor; dizque para proteger a la juventud del “libertinaje neo liberal y vasallaje colonial”. No es similar y criticable, volverse “fanáticos-bolcheviques-socialistas” que, en contra de la niñez y la juventud, impusieran la “tabla-de-multiplicar-la-droga” en favor de la “permisividad-a-los-narcos”.

En oposición a la UNE, en lugar de maestros, pusieron violadores en las escuelas y colegios, los encubrieron y defendieron. Legislaron a favor de la delincuencia que violenta a los ecuatorianos. No topó la primitiva práctica de apuestas a cambio de la vida de un emplumado gallo, porque es “pueblo y significaban votos”. Abolió los casinos y ha sido para que el país se convierta en casino de la 35 con “mano en llave y lleve todo”.  Raye “no” en la inconstitucional y fraudulenta consulta de 2011, aupada con los Diabluma a favor de los toros y que abortan postulados en contra de la fe de Cristo.

La tauromaquia debe ser discutida en un ámbito democrático, de la tradición y el arte versus la tortura y el sacrificio del animal, rezago del Circo Romano; sobre valores de nuestra cultura ancestral, cultura contemporánea, etc. No debe llamarse “Jesús del Gran Poder”, quien respetó la vida y la Creación de Dios, en concordancia, por ejemplo; el Papa Benedicto XVI “afirmó que Jesús fue vegetariano”. El Mesías visitó India y el Tibet.

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *