Comentario Historia Política

Del romántico Guayaquil a los tiempos de hoy (1)

Mi viejo amigo y compañero de aulas universitarias, compañero en la primaria en el IPAC, pero no en la época colegial, de vez en cuando “asoma”, por mi “Club Privado”, en Riocentro.

Esta vez, nos topamos de casualidad, cerca del ascensor, ya de salida, al medio dia.

Por supuesto, el gusto de vernos fue y siempre será grato y conversamos al paso.

Dos fueron los temas abordados en nuestros rápidos diálogos:

Me preguntó: Pincho, que opinas del Presidente Moreno, ¿es sincero?

Le dije, si, si creo, en las buenas intenciones del Presidente Moreno. Pero es muy lento en tomar sus decisiones, al menos los que todos los ecuatorianos esperan: La cirugía a fondo, (mayor) contra la corrupción, las coimas y el despilfarro del dinero de los ecuatorianos, durante la “década ganada” y la devolución de los dineros mal habidos, que le pertenecen al pueblo.

Si, me dijo, yo pienso igual, pero en ocasiones creo, que nos está “tomando el pelo”. Eso es muy cierto, le dije, la ciudadanía, está comenzando a dudar, de sus promesas de campaña.

A manera de justificación, le dije:

“El “hombre” está solo. Con esa mayoría en la Asamblea, le comenté, “para qué quiere enemigos”, ya los tiene.

Continué: Mantiene un buen número de Ministros del Correísmo, por cuanto no los puede sacar de una sola, porque, antes, los “leales” asambleístas lo destituirán a él, para asumir el control y los privilegios que han perdido.

La Justicia, que está cambiando, se mueve al ritmo de la canción “Despacito”. Se requiere, le dije, de una Reforma Integral de la Constitución Vigente, que solo se la podrá realizar -a fondo-, esto es, para terminar con las “novelerías”, de la “más grande”, en articulado, en el mundo entero, con una ASAMBLEA CONSTITUYENTE.

La de USA, tiene quizás, 16 artículos y tiene una vigencia de 200 años, la “muestra”, fue redactada para una vigencia de 300 años y antes de regir, a título de corregir ciertas faltas de ortografía, y de aclarar ciertos conceptos, antes de publicarse en el R.O., ya se aprovechó la oportunidad para violarla.

No una vez, sino en varios ocasiones durante su vigencia, para convertir al Presidente, en Dictador y la alternabilidad, en Monarquía intemporal.

Terminando, a través de una “reforma constitucional”, -que si se realizó-, con el Régimen democrático y alternativo, que es la aspiración de los pueblos del mundo. Mundo, donde lamentablemente, todavía existen gobiernos autoritarios en américa latina, o en el Asia Central y en el “Medio Oriente”.

Donde las monarquías absolutas y perpetuas, continúan vigentes, cometiendo crímenes horrorosos, desoyendo el clamor popular, que no las quieren más en el poder, y se mantienen a sangre y fuego, con “ejércitos propios” que las apoyan.

Algunos de estos gobernantes, están “protegidos”, por otros, para perpetuarse en el poder, a cambio de gas y petróleo, que los requieren para subsistir, en climas, que llegan por igual, a los 50 grados, bajo cero o de calor, en sus “Imperios”.

La Comunidad Universal -entiéndase la ONU- o las instancias Regionales, -entiéndase la OEA-, han sido lentas y timoratas, en decidir las acciones y sanciones necesarias, para limitar sus trapecías y larguísimos periodos hegemónicos.

Grupos de Derechos Humanos y Organizaciones menores que pugnan por evitar tales “dinastías” y extemporáneos regímenes políticos, están poniendo el “dedo en la llaga”, exigiendo sus enjuiciamientos penales por “delitos contra la humanidad”. Pero, tales Tribunales, son lentos en sus decisiones y sus reuniones son distanciadas las unas de otras y no se toman, con la urgencia que el caso lo requiere.

Algunos países de América (USA) y de la Unión Europea, han optado por las sanciones económicas y financieras, de sus recursos ilícitamente adquiridos, que los mantienen en cuentas bancarias o en Paraísos Fiscales, o en Bancos Suizos, con Cuentas Cifradas, muy difíciles de bloquear.

Con el dinero que poseen, se dan el lujo de contratar a los mejores Abogados del mundo, alegando “violación de la soberanía” y otros argumentos fútiles, para salirse con las suyas.

Ni las “alertas rojas” funcionan, porque reformaron los Códigos Penales para que los protejan, cuando voluntariamente, o por la fuerza de las manifestaciones populares los saquen del poder. De seguro irán a refugiarse a países -desarrollados o no- para beneficiarse de sus leyes penales, que en ocasiones no admiten la deportación.

También, buscarán “Asilo”, como perseguidos políticos, cuando en realidad son delincuentes, que han perjudicado, a los gobiernos que dirigieron, con millones de Dólares, dinero que les corresponde a los ciudadanos (al pueblo), en cada país.

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *