Opinión Política

Se les fueron las manos al presidente

Es como si Abel, condecorara a Caín

Con ocasión de los 20 años de la Paz, (???), con el Perú, el Presidente, en funciones del Perú, el señor Martín Vizcarra, visitó el Ecuador, en estos días y el Presidente Lenin Moreno, condecoró al Presidente peruano, con la más alta condecoración, que otorga el Ecuador a ilustres Presidentes de otras naciones.

Si bien es cierto, el Presidente actual del Perú, nada ha tenido que ver, en los dos o tres siglos de reducción territorial del Ecuador, desde las Cédulas Reales dictadas por los Reyes de España, en varias oportunidades, que demarcaron los territorios, de lo que en aquellas épocas, se denominaba “La Real Audiencia de Quito”, que superaban con creces, el millón de kms. cuadrados de territorio.

En esta reducción territorial, ya después de la independencia de España, contribuyeron también Colombia y el Brasil y por supuesto el Perú. Tres países en esas épocas, fronterizos, con lo que se denominó posteriormente Ecuador, nuestro país. ¿Tendrá también que condecorar, a los actuales Presidentes de Colombia y de Brasil?……

Yo, sinceramente creo, que el Presidente Moreno, tiene buenas intenciones como gobernante. Pero, también sé, que “el camino del infierno está empedrado de buenas intenciones”.

En ocasiones creo, que el Presidente Moreno, está mal asesorado, en otras creo que el cargo le quedó grande, o quizás, quiera hacer, la Revolución Ciudadana con AP y sus adláteres, “a su manera”, como dice la canción.

El PROTOCOLO, que es el que actúa, en estas ocasiones y condecoraciones, es FRÍO, IMPOSITIVO, NADA PRÁCTICO y, en ocasiones me parece poco patriótico y descortés.

Recuerdo 3 casos, donde importantes figuras políticas, rompieron “EL PROTOCOLO”. Uno de ellos, fue el ex Presidente Dr.Carlos Julio Arosemena Monroy,(+) en varias ocasiones, con su famosa frase “soy hombre de vicios y pasiones masculinas”, que en aquellos tiempos tanto molestaba a los burócratas de la Cancillería ecuatoriana.

Otra ocasión que recuerdo, fue para unas celebraciones de la Independencia de Guayaquil, a la que el Alcalde Nebot, había invitado a la sesión solemne del Cabildo guayaquileño, al Presidente del Ecuador, en ese entonces, el Dr. Gustavo Noboa Bejarano.

El protocolo de la Cancillería, dispuso que el Presidente Noboa, se sentará en el “sillón de Olmedo” y presida la sesión solemne; el Ab. Nebot -Alcalde-, no aceptó, pues según él, a él le correspondía, la silla de Olmedo como Alcalde y debería presidir la sesión solemne.

A los señores del “Protocolo” de la Cancillería, no les tocó más, que traer otra silla similar y sentar en ellas a ambas personalidades, sin que haya Centro de Mesa, para ninguno o para ambos. Hecho el cambio, se inició la Sesión Solemne, con cierto retraso.

La tercera ocasión, se dio, en la Casona Universitaria, con ocasión de un homenaje póstumo que la Universidad de Guayaquil, le daba al Econ. Abdón Calderón Muñoz(+), asesinado por sus ideas políticas, en contra de la última dictadura militar.

El Rector de la Universidad, invitó a la Econ. Calderón de Castro, a sentarse en la Mesa Directiva, mesa que también la integraba el Presidente de la República de ese entonces. Así mismo el Protocolo de la Cancillería, le pidió a la Ec. Calderón, que desocupara el lugar y pasase a ocupar la primera fila de asientos, de los asistentes a tal acto. La Econ. Calderón, les contestó: “de aquí no me muevo”.

Así son, ciertas actitudes de la burocracia de la cancillería del Ecuador. Pudiera haber muchas más.

Lo que sí es cierto, es que, de “PROTOCOLOS”, en Protocolos, el Ecuador ha perdido 1 millón de Km2 aproximadamente de territorio y el Río Amazonas para siempre.

Celebremos la paz, con mayor prudencia y con menos bombos y platillos, sobre todo con un vecino, que no cumplio con lo que prometio en la mesa de negociaciones, después de la “Guerra del Cenepa”.

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *