Comentario Historia

El uso de la gorra y el sombrero (2)

En la Sierra y de manera particular en Quito, todavía las personas mayores usan sombrero, por 2 razones fundamentalmente: por tradición, respetabilidad y por razones del clima frío y muy soleado al mediodía.

Son sombreros de ala ancha, el que utilizan para saludar a las personas, alzándolo con la mano en señal de saludo y como gentileza hacia las damas.

En la actualidad está desapareciendo esta modalidad, quedando exclusivamente para personas que ocupan altos cargos públicos, especialmente en la función judicial (jueces o magistrados muy mayores), o Diplomáticos o Funcionarios Públicos, Ministeriales y de la Cancillería.

La vestimenta, es en los mayores, el terno, de colores oscuros y en ocasiones utilizan la Bufanda -pañolón delgado de unos 15/20 cm de ancho y un metro de largo- tejido de lana, que se lo ubican sobre la nuca y cae hacia adelante y se esconde en el interior del terno o del saco entrecruzado, sobre su pecho. En las noches, en lugares distinguidos, guantes negros de cuero.

El poncho y el sombrero, ya lo dijimos, es el traje típico de los indígenas, elaborados por ellos mismos; los ponchos son de colores llamativos generalmente.

Las damas también lo utilizan para las noches frías quiteñas, pero son más elegantes.

Hombres y mujeres utilizan a diario, en las tardes y noches generalmente, el abrigo largo, por debajo de las rodillas o hasta el inicio de los tobillos y las mujeres las botas de cuero, en los meses más fríos, cercanas a las rodillas.

Los más jóvenes (hombres) cambiaron el saco, por las chompas de cuero, generalmente de color negro y los de mediana edad, de tela de colores firmes.

Los Quiteños, muy ligados a los toros (corridas),- durante las fiestas de Quito, en diciembre y para la época de la celebración de la Feria de “Jesús del Gran Poder”; (la “Fiesta Brava”) fiesta, con la participación de los mejores toreros ecuatorianos, colombianos, mejicanos y españoles con sus llamativos trajes de luces, con lentejuelas y muy ajustados al cuerpo-, lanzaban sus sombreros de paja, al ruedo, como expresión de júbilo ante una buena jornada del torero y del grito casi unánime de “OLE”, cada vez que el toro embestía al torero que lo burlaba con su capa, sin lograr su cometido. Sin embargo, hubo muertes de famosos toreros demasiados arrojados, como Manolete y el Curry.

Quien no iba a las corridas, estaba “out”, no tenía “estatus”. Utilizaban, la boina, tipo española, -pequeña de altura hacia atrás -en la cabeza- con ligera inclinación hacia adelante hasta la visera. En Cosos privados tomaban vino, en la “Bota” española y reunidos con españoles radicados en Quito, hablaban todos, como españoles y lucían trajes apropiados, con botas a media canilla, y cortas chompitas para las tenidas, en las que en ocasiones se lanzaban al ruedo, con animales de menor tamaño y edad, a los utilizados en las fiestas de Quito (Diciembre).

Costumbres que estarían por desaparecer, por aquello de la prohibición de matar al toro, por parte del torero, que en este acto taurino, es para los aficionados a este espectáculo, la parte más importante del “toreo”, más allá de los lances con la(s) capa(s), que utilizaban para “amanzar o embravecer”, -no lo sé-, al toro, que con unos cuantos banderillazos previos, a la altura de la nuca y de la espalda del animal, lo iban debilitando, por la perdida del liquido vital: su sangre.

El color del traje, favorito de las damas, es el color negro, para eventos y cenas de gala, matrimonios y bailes.

El traje blanco, es prohibitivo en hombres y mujeres. Algunos costeños, particularmente, de los sectores populares, que desconocían esta “prohibición” en el vestir, los utilizaban en fiestas de la “Fundación Quiteña” y/o de la Independencia del Ecuador, o en largos feriados, , eran muy criticados.

Hoy por hoy, podría haber alguna apertura en el vestir blanco, pero es muy raro, quizás en las mañanas soleadas. Tampoco es bien visto el uso de las guayaberas, de cualquier color, menos, mucho menos, la blanca.

Cuando vayas a otro lugar, “haz lo que vieres”, reza un viejo refrán.

Cuando viajes, siempre será mejor informarte de estos detalles y sobre todo del clima, en aquellos lugares que visitas para llevar la ropa adecuada.

Las Agencias de viajes, en la actualidad, se encargan de esta orientación a sus clientes.

Pero, mejor es informarse, por propia cuenta, para no caer en el ridículo. OJO, que estas recomendaciones, también son válidos para los extranjeros que nos visitan, que en ocasiones lucen muy sport, en lugares donde deben utilizar otro tipo de ropa de vestir.

Cuidemos nuestra imagen donde vayamos, con la ropa adecuada, los 7 días de la semana y los 365 días del año.

2 Comentarios

  1. Avatar
    FERNANDO CASTRO PONTE

    excelente comentario y muy instructivo referente a las fiestas gravas de quito y eso de la ropa blanca…. eso jamás en la sierra y mucho menos en Quito…. los serranos se visten de PANTALÓN ROJO…pero….. jamás se pondrán un PANTALÓN BLANCO….. eso…never…..?????
    con un afectuoso abrazo

    fernando castro ponte

  2. José Fernando Gómez R.
    José Fernando Gómez R.

    Precioso comentario sobre la cortesía y la forma de vestir que desgraciadamente se va perdiendo ante la presión de la moda mundial.
    ¡Te felicito!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *