Anuncios Coloquios Internacional

Entrevista a Javier Moro: “Las historias te eligen a ti”

Javier Rafael Moro Lapierre, nación en Madrid el 11 de febrero de 1955, escritor, gionista y productor de cine español. Visitó la ciudad de Guayaquil en el marco de la IV Feria Internacional del Libro, y tuve el gusto de entrevistarlo. Un hombre jovial, sencillo y directo al momento de contestar, desde el inicio te das cuenta de que estás hablando con un ser humano normal y espontáneo, con quien podrás tener una conversación estupenda.

Admiradora de su obra literaria y de la su tío Dominique Lapierre, ésta entrevista fue para mi algo realmente fantástico. Javier Moro es un escritor galardonado a nivel mundial, en el 2011 ganó el Premio Planera por la novela El Imperio eser tú, en el 2003 Christopher Award por Era medianoche en Bhopal y en el 2018, Premio Primavera de Novela por Mi pecado.

K.- Javier, ¿conocías algo sobre Guayaquil? ¿Qué te motivó a aceptar venir aquí y participar en esta feria?

J.-Cuando te invitan a Ecuador es imposible decir que no, es la cuarta vez que vengo…

K.-¡No te creo!-

J.-Si a Guayaquil vine en el 2012 para promocionar el Imperio eres tú, un libro con editorial Planeta, y he vuelto desde entonces, con cada libro vengo, sobre todo a Quito, y siempre me quedan las ganas de conocer el país y de venir de vacaciones. De verdad es a lo que quiero venir la próxima vez; quisiera ver un poco este maravilloso país. Tomás de la Cuadra Salcedo, un periodista muy conocido en España decía que es el país mas bonito del mundo, por todos los contrastes que hay, desde la selva, las montañas, y yo siempre me quedo con las ganas y poder corroborar lo que decía Tomás de la Cuadra Salcedo,

K .-No se equivoca y tu lo vas a comprobar cuando vengas de vacaciones, además aquí tienes de todo y todo está cerca.

K .-¿Hay algún autor latinoamericano que te guste, cuál y qué obra; o cuál autor es tu favorito y qué novela?

J .-Es muy difícil de contestar porque uno se ha nutrido de varios autores. Yo he sido alumno del liceo francés entonces he tenido mucha influencia de lo que me enseñaban, Stendhal, Zola, Balzac. Recuerdo la emoción de revisar a Zola, con la acción social y la literatura. He tenido muchísima influencia de la novela francesa del siglo 19 y de principios del 20. Es verdad que he leído a los americanos, a los sudamericanos; fui un fan de Conrad por muchos años y lo sigo siendo, de Jack London, todo esto en mi juventud, son los libros que te marcan. He leído un poco de todo pero los que te marcan son los que has leído desde los 15 y los 25 años, ahora, ¿qué libro favorito? Yo se que vuelvo siempre a los clásicos. A mi me gusta mucho, Proust. Es verdad que hay partes de Proust que son muy difíciles de digerir, pero hay otros libros de Proust ¡fantásticos! ya que es realmente el mas fino conocedor de la sicología femenina y para mi último libro Mi Pecado , he usado a Proust ya que es un autor que me inspira, como Flaubert, pero Proust es mas profundo todavía.

K.- ¿Te inspiras con alguna canción? ¿La música te inspira para escribir?

J.- La música me inspiró cuando estuve escribiendo A flor de piel. Recuerdo que el secretario de cultura de México, me regaló una banda sonora de canciones mexicanas antiguas, y fue la banda sonora de todos los meses de escritura de aquel libro, y fue la única vez que pude escribir con música, porque por lo general, todo lo que me distrae no puedo con ello. Pero mi prima que es escritora, escribe en los cafés de parís, y hay gente que escribe en los cafés, pero ¿como puedes hacer eso con el ruido y la gente que pasa acá y allá?

K.- ¿Hablas de la hija de Dominique?

J.- Si. Mi abuela era escritora también , es como una especie de enfermedad familiar.

K.- Ser sobrino de Dominique Lapierre ha sido para ti, ¿liviano o pesado? ¿Cuál es su influencia en lo que escribes?

J.- Para mi ha sido liviano, si hubiera sido hijo hubiera distinto, hubiera sido demasiado pesado, llevar el mismo apellido y tal. Con Dominique la influencia ha sido favorable ya que ha sido como un padre para mi, sobre todo antes, cuando era mas joven.

Cuando publiqué mi primer libro, el editor quería que firmase: Moro Lapierre y yo dije que no, lo pensé, creí que era mejor y es una decisión de la que siempre he estado muy satisfecho. Al llevar el mismo apellido el peso hubiera sido mayor.

K.- ¿Cómo lo tomó tu mamá, sé que es tu principal fan?

J.- Mi mamá lo dejó a mi libre albedrio, no es tribal , creo que hay familias de escritores, pero también es verdad que el talento para escribir no se hereda en un gen, cada uno empieza de cero , puedes tener escritores en tu familia y escribir mal toda tu vida o al revés; no e s ninguna garantía, nadie va a comprar un libro por que ese libro es del hijo de un escritor conocido.

K.- ¿Qué te inspira para escribir, le temes a algo cuando escribes?

J.- Si claro, es un camino lleno de temores y terrores, temes que al final las piezas no encajen en su sitio, por que nunca realmente se sabe hasta el final, por que tienes una idea pero no estas seguro hasta que acabes. Temes encontrarte bloqueado. Muchas veces es muy difícil mantener la fe un una novela, en un tema durante tanto tiempo, porque una novela es un ejercicio de mucha concentración y muy intensa en mucho tempo , claro, es muy difícil mantener la fe.

Yo cuando escribía Pasión India, decía: “Y esto , ¿a quién le va a interesar? Es de una mujer que se casa en la India con un marajá, no tiene nada de social, no sirve para cambiar el mundo, no sirve pa nada esta historia…pero bueno yo hasta pensé que me pensaba convertir en panadero…Pasión India vendió un millón y medio de ejemplares.

Yo estaba carcomido con el hecho de que no servía para nada. Escribí el libro, lo hice por el placer de contar ese mundo pero sin estar vinculado con una cusa social por eso

me parecía que no servía. Recuerdo que me torturaba el pensamiento de que estaba perdiendo el tiempo.

K.-Eres historiador y antropólogo, ¿con que propósito elegiste la historia de Chico Mendes en Senderos de Libertad?

J.- Senderos de Libertad fue para mi el reencuentro con la literatura y el descubrimiento de mi vocación de escritor. Yo había estudiado antropología e historia en París y me había especializado mucho en temas de la amazonia y Suramérica, de repente cuando estoy haciendo cine en Los Ángeles, años después, veo en el periódico una notica de que encarcelan a un jefe indio Yanomami y a un antropólogo norteamericano, inmediatamente pienso: ¡es un tópico! ¡Las historias te eligen a ti! Entonces me fui a Brasil y empecé la investigación…

K.- ¿Has escuchado la canción de Maná: Cuando los ángeles lloran, un homenaje a Chico Mendes? ¿Te gusta?

J- Si claro, mas o menos. La película que se hizo tampoco me pareció, es una historia buenísima, esta sub utilizada en el cine.

k.- El tema de Sonia Maino y el Sari Rojo es un tema bastante gastado, a mi me gustó mucho la novela. ¿Qué se siente al saber que te amenazan con quemar tus libros y que te digan que escribes falsedades y calumnias?

J.- Nadie la conocía en la india, a la polémica si, la historia es fabulosa.

La historia de esa mujer que sin querer el poder lo alcanza en un país de 1300 millones de personas, y que no es la República de San Marino, yo hablo de la India, ¡es increíble! Es otra de esas historias que si te lo inventas no te lo creen, por eso la hice, por que creí en esa historia desde el minuto uno, lo vi clarísimamente.

Todos fueron problemas a la hora de escribir ese libro, ella no quiso, ella hilo lo posible para boicotear mi trabajo , como lo hizo con otros para descorazonarles, periodistas norteamericanos como Tina Brown que era la directora del New Yorker, o estos italianos que intentaron hacer su vida, Mónica Bellucci, por ejemplo, a todos les ahuyento, porque todos se habían hecho amigos de ella, no había que hacerse amigos de ella, a mi no me dejo hacerme amigo de ella, y gracias a eso pude escribir el libro.

K.-¿En todo hay algo bueno entonces?

J.- ¡Claro! Porque si eres amigo estas obligado a consultar, oye voy a poner esto , o que te digan no me gusta esto, quítalo.

Por otro lado, no es agradable lo que hicieron, pero como lo han dicho tantas veces, cada vez que escribes un libro sobre gente que este viva tienes gente que te va a decir eso.

K.- ¿Solo hay que escribir sobre muertos?

J.- Me decidí a escribir sobre el emperador Pedro I de Brasil porque estaba harto de que se metiesen conmigo. El emperador esta bien muerto y sus abogados también están

bien muertos y enterrados; no me van a mandar mails para aterrarme , no es agradable. Pero por otro lado cuando lo piensas, están haciendo una campaña de publicidad gratuita. De hecho, El Sari Rojo cuando se publicó en la India, después de estar cuatro años bajo el congelador, porque no nos atrevíamos a publicarlo, ¡fue un éxito enorme!

Hoy en día te lo encuentras a donde quiera que vas, yo tenia un amigo que venia del Himalaya, se lo encontró en una tienda de alimentos, vendían cuatro libros, uno de ellos era este.

K.- Bueno es que el libro es fabuloso, a mi me encantó. Se ve que has hecho una investigación bastante profunda.

J.- Si, sí , el libro es fabuloso , pero todo a la contra, todo.

K.- Colaboraste en la investigación para la novela El Quinto Jinete, de Domique Lapierre y Larry Collins, sobre el tema de Medio Oriente, ¿cuál es tu opinión, por ejemplo, sobre el conflicto palestino-israelí?

J.- Bueno, no es un área de mi especialidad, lo único que digo es que hay que dar a los palestinos un estado, y la única manera de conseguir la paz es que haya dos estados que coexisten, todo lo demás es una guerra perdida y esa no es una opinión original pero creo que es la mas sensata.

K.- ¿Has pensado en escribir una novela sobre ese tema?

J.- No, no me hace soñar, lo tengo todos los días en la televisión.

K.- La Madre Teresa y sus misioneras son figuras estelares en algunas novelas que se relacionan contigo; aquí en Ecuador hay albergues de las Misioneras de la Caridad.

Tú eres benefactor de la Fundación La Ciudad de la Alegría, escribiste la novela premiada: Era media noche en Bophal; una de mis favoritas, ¿vale la pena contribuir desde las misiones, las fundaciones, desde la literatura o desde cualquier lugar o situación para lograr un mundo mejor y qué significaría un “mundo mejor” para ti?

J.- Yo era patrono de la fundación. Colaboro mucho en las acciones humanitarias de mi tío Dominique. He fundado una también en Bophal, a raíz del libro, voy todos los años a verlos…

K.- A eso iba…

J.- Yo creo que es la satisfacción mayor que tuve en mi carrera, cuando Dominique y yo inauguramos la clínica para las víctimas del envenenamiento masivo que hubo en Bophal, con el dinero que habíamos recaudado de nuestros derechos de autor, de la venta del libro, porque esto era como cerrar el ciclo.

Yo había conseguido de todos estos personajes unos testimonios vitales, importantes, muchos se echaron a llorar, por que eran víctimas. No entendían por que de la noche a la mañana la vida les había cambiado y nadie les había ido a pedir perdón ni siquiera las

mas mínimas escusas y el hecho de transformar todo esto y de devolverlo a la comunidad, a los personajes que te han servido para contar la historia, me pareció…es que es difícil de describir, es una sensación de plenitud, de que con un bolígrafo, voluntad y ojo par ver una historia puedes mejorar de una manera tangencial de una manera concreta la vida de la gente.

Aquí no estamos hablando de que estas mandando un mensaje con el que la gente va a tomar consciencia, no, estás hablando de que vas a transformar un éxito en dinero y con ese dinero haces algo directamente, en este caso una clínica especializada.

Aún sigue funcionando esta clínica en Bophal, es un modelo, vienen hasta de Japón para ver como funciona, eso fue una sensación como decir realmente esos momentos en la vida, que son pocos, donde dices, esto es lo mío, ¡esto si que vale la pena!

K.- Muy lindo todo, mientras hablabas me has hecho pensar en lo del libro, los testimonios, las fotos al final, es realmente espectacular la historia.

J.- Es que era contar una tragedia, luego ha sido muy difícil como hacerlo , agradable no es la palabra, ¿cómo logras hacer atractiva la historia de una fábrica química que se va al garete? Es que tenia todo para ser poco comercial, era muy difícil encontrar un ángulo para hacerla atractiva al público, porque el final era tremendo, una tragedia, y yo sin embargo creo que este libro nos costó mucho hacer, entender todo el proceso, que había pasado , ahí también no teníamos la colaboración de la compañía Union Carbide dueña de la fabrica, entonces tuvimos que realmente aprender química básica, desde cómo se construye una fabrica hasta muchas nociones y conceptos, fue un trabajo en profundidad.

K- ¿Qué te gusta tanto de la india?

J.- De la india me gusta todo. Voy todos los años. Lo que mas me gusta de la India es el pueblito, la gente humilde. La India se divide en la clase media que son unos trescientos a cuatrocientos millones de personas, que es una clase medida no como en occidente, están todos sobre alimentados, son todos gordísimos, y luego tienes el pueblito, que son todos muy delgados, y lo que cambia es el carácter; todavía sigue esa vieja mentalidad de casta, la manera en que los nuevos ricos o la clase media trata a sus empleados es absolutamente inaceptable. Luego te vas al campo, te vas a las aldeas, ahí están a los que les llamo yo los indios delgados, porque no tienen suficiente para comer, o el límite , y son gente ingenua, son maravillosos, sonríen , es lo que contaba mi tío Dominique en la Ciudad de la alegría, esas calles de chabolas infectas en donde los niños sonríen constantemente, donde celebran hasta la llegada de la primavera en un sitio donde no ves ni un árbol ni una planta en toda su vida.

K.- ¿Hay algo que no te he preguntado, qué te gustaría decir?

J.- No has hablado de mi ultimo libro (Mi pecado)

K.- Se que hay una polémica con una escritora española…

J.- Es una pequeña polémica con una escritora que publicó un libro sobre el mismo tema y le sentó muy mal cuando yo publiqué el mío, pero…

K.- El tuyo tuvo mas éxitos…

J.- Le sentó mal. Esta novela es mas light. Es la vida de una actriz española, y a través de ella es la vida del Hollywood de la década de los treinta. Es una historia de amor de cine y de guerra, ella se enamoró de Leslie Howard, que es el actor tan conocido de la película, Lo que el viento se llevo, es la historia de amor de ella con Leslie Howard.

K.- Por eso me enganché con la historia, cuando leí lo de ella con él, dije pues ¡es parte de uno de mis historias top!

Se acaba el tiempo, gracias por la entrevista, espero tenerte de regreso en Ecuador y que puedas pasear y conocer toda la belleza de este país.

J.- Seguro así será, gracias.

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *