Economía Opinión Política

Austeridad con IESS quebrado y Ecuador podrido II

Hay temor entre los argentinos a lo vivido en 2001 y en Ecuador no desaparece el temor por lo vivido en 1999.

El Universo del 4 septiembre 2018 publicó: $ 198 millones en bonos de jubilados se negoció en Bolsa.

A los jubilados le quedan dos opciones:
1) Guardar los bonos, recibir intereses y cobrar el capital al vencimiento.
2) Vender los bonos a un valor menor, o sea con castigo, para obtener el efectivo líquido inmediatamente.

La primera opción es para los jubilados que no necesitan el dinero de su jubilación para subsistir, es decir, la minoría. La gran mayoría de jubilados depende de su pensión para vivir y tendrá que vender sus bonos y mientras más bonos estén en venta, mayor será el descuento.
Esto hace el Gobierno actual, al igual que el gobierno pasado, porque ¡no hay cushqui!

Y a pesar de tener un IESS quebrado, el Gobierno nombra a la ex-presidente de la Comisión Técnica de Inversiones del IESS y ex-ministra de la Producción, Eva García, nueva gerente general del BIESS. ¡Cosa (reciclaje) más grande en la vida chico! Como dijo Einstein: “Si buscas resultados distintos no hagas siempre lo mismo”.

No creo que los gobernantes sean brutos cuando no hacen caso. Por ejemplo, el ex-dictador prefiere que se burlen de él y lo crean tonto, antes que admitir que ha sido parte de la corrupción, ya que iría “de patitas” a la cárcel. Toman decisiones “políticas”, o sea sujetas a sus compromisos y sus conveniencias. Primero la embarran, se llevan la plata, y luego ponen a pelear a diversos sectores sobre quién debe pagar la factura.

Si hace 5 años mi artículo Austeridad, publicado en Desde Mi Trinchera el 29 agosto 2013, hubiese sido tomado en cuenta, las medidas de austeridad en contra de los ciudadanos, incluyendo la eliminación de los subsidios, que encarecen los productos, no hubiesen sido necesarias. Argumentos como el del enriquecimiento de los contrabandistas no son válidos, ya que para que ellos no se enriquezcan ilegalmente es necesario implementar medidas de control adecuadas. El asunto radica en hacer recomendaciones a tiempo y tomar las medidas económicas correspondientes a tiempo. Cuando las recomendaciones se dan a tiempo, son para prevenir la enfermedad. Cuando las recomendaciones son tardías, son para curar la enfermedad. Las medidas de austeridad tomadas por el Gobierno actual son tardías, cuando el IESS ya está quebrado y el país podrido.

Si alguien conoce el valor del dinero en el tiempo, el valor presente, o sea que $1 hoy vale menos que hace un año, son los banqueros. Al no pagar a tiempo sus impuestos, pagan menos impuestos y alguien tiene que pagar esa diferencia.
Ese alguien son los “giles” de siempre y punto.

Mientras tengamos gobiernos que fomenten, incentiven y premien el incumplimiento, tendremos un país subdesarrollado y ciudadanos mediocres.

Pregunté en mi página de Facebook: ¿Qué está haciendo el Gobierno actual para mejorar nuestro sistema educativo?

Los lectores que contestaron (más de treinta), escribieron: Nada.

Bueno, sugiero que el Gobierno se preocupe más de nuestro sistema educativo ya que la impresión generalizada es que no se está haciendo nada para cambiar lo que tenemos. Considerando que el colapso de la educación es el colapso de la nación, con una educación deficiente, no debemos sorprendernos por qué la riqueza de nuestro país ha desaparecido en manos de sus gobernantes.

Carlos Sagnay de la Bastida

@carlossagnay - Abanderado San José La Salle Master en Ciencias MBA Strathclyde University Graduate Business School Gran Bretaña Dipl.CIM, Ex Candidato Presidencia Ecuador 2009

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *