Opinión Política

Sacudiendo el árbol

Parece que por fin el Presidente Moreno se decidió a sacudir el árbol y hacer caer los frutos dañados que con rasgos diferentes integran su gabinete.

Como todo árbol que contiene frutos los hay verdes Flex, medios maduros(amarillentos), maduros (rosados tirando a rojos) y otros en proceso de putrefacción; todos persisten asidos al árbol por sus ramas, unas más gruesas que otras y se niegan a caer.

¡Hay que remecer o sacudir el árbol para que los malos (léase podridos) se precipiten a tierra y queden solo aquellos que aún están en buen estado; previamente revisándolos bien…!

El identificar cuáles son los frutos buenos y los malos es precisamente la tarea que debe dilucidar Moreno. Hay algunos muy engañosos que presentan unos colores camaleónicos y cambian de acuerdo a como se presente la luz. Hipócritas profesionales que aprendieron del gran maestro encantador de serpientes.

“Y Dios dijo al hombre: de todo árbol del huerto podrás comer, más del de la ciencia del bien y del mal, no comerás; porque si del comieres morirás. Pero la serpiente que era más astuta que las otras criaturas, convenció a la mujer de que no moriría, sino que le serian abierto los ojos”.

Traigo a referencia lo anterior, porque la serpiente que se recorrió por una década en nuestra paradisiaca tierra, logro con su lengua viperina convencer a un numeroso grupo de mujeres y hombres de que podían depredar todo aquello que se les antojara, llenando sus estómagos y sus alforjas. La corrupción se asentó en campo fértil.

El Presidente Moreno tiene una excelente carta en sus manos, la renuncia de todo su gabinete. Debe salir de 30 funcionarios, muchos de los cuales solo le han servido para contaminar al resto de la fruta y crear un real avispero en torno de su gobierno. El riesgo de la podredumbre es muy grande.

El vocero de la presidencia ha indicado que Moreno hará una evaluación de la labor de cada Secretario de Estado. Evaluación que comprenderá las actividades propias de la cartera a su cargo, como se incluirá el criterio de la ciudadanía.

Sin dejar de lado el examen de las labores innatas de cada Ministro o máxima autoridad de una institución, el criterio de la ciudadanía es un excelente termómetro pocas veces tomado en cuenta anteriormente. El Presidente debe pedir que se efectué un sondeo de opinión para que el ciudadano común califique el desempeño de sus colaboradores.

Aquellos que han sido parte de correato y la década corrupta deberían ser separados ipso facto. No puede admitirse que hubo ojos y oídos que no percibieran o detectaran el saqueo. Al margen de actuaciones y declaraciones que no son aceptables por el pueblo ecuatoriano como el caso de la Canciller.

La salud a nivel de Centros y del IESS, es por demás catastrófica. El desconocimiento del funcionamiento de instituciones como Solca, Junta de Beneficencia, Leon Becerra, deplorable.

Agricultura y la Justicia con titulares (ministros) que no están a la altura de sus funciones. Se desconoce problemática del agricultor de la costa. Se permite desigualdad entre reos, etc.

Es plausible la poda y sacudón que realiza el Consejo Participación Transitorio. Hay que dar total apoyo para que caigan los corruptos. Mientras más rápido se los separe, menos contaminación existirá.

1 Comentario

  1. oscar eggeling

    Pero ¡¡¡¡¡¡ YA !!!!!!!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *