Entretenimiento Opinión Política

Comunicación, propaganda y corrupción

Al ver cómo más y más involucrados en corrupción del gobierno pasado son descubiertos, es fácil deducir que en la cadena de corrupción de ese gobierno no podía haber coexistido gente honesta y que el honesto era marginado. Los responsables de la quiebra de GamaTv ahora son empresarios prósperos y multimillonarios. ¿Coincidencia o ilegal traspaso de recursos?

El Gerente de los Medios Públicos denunció que el colapso de Gamavisión se dio debido a años de prácticas abusivas,
siendo “un factor determinante en las pérdidas de Gamavisión la emisión de más de 400 sabatinas, que nunca fueron pagadas, por un valor de $ 5 millones”. El gasto y la publicidad “correísta” para promocionar al “honesto” y “sabio” Mashi Rafael, que siempre estuvo en campaña en lugar de gobernar, como el “mejor presidente de la historia”, llevaron a GamaTv a la quiebra.

GamaTV no facturó ni cobró más de $ 6 millones por la transmisión de 119 enlaces ciudadanos, pero asumió los gastos de movilización por alrededor de $ 77.000 para dos funcionarios de ese canal, sin que esa actividad haya estado contemplada en sus contratos, contrató con empresas vinculadas con familiares de servidores públicos, dio comisiones a agencias de publicidad por más de $ 160.000 sin haber contratado espacios publicitarios de anunciantes, contrató auditorías externas sin autorización de Contraloría por más de $ 56.000, registró pérdidas acumuladas de 318% de su capital y reservas al año 2016 y fue declarada disuelta el 1 marzo 2018, debido a pérdidas de patrimonio y por obstaculizar el control de la autoridad competente, además de existir una indagación sobre una millonaria defraudación tributaria, todo a pesar del compromiso de vender al canal cuando fue incautado en julio 2008.

¿Quebrar GamaTv, utilizar “trolls” para acosar e intimidar a los ciudadanos, otorgar contratos a sus compañías, no es malversar recursos del Estado? ¿Utilizarlos para beneficio personal, no es peculado? Los farsantes “revolucionarios”, ahora multimillonarios, que manejaron la propaganda de Correa, diseñada para engañar con frases como “los honestos somos más”, “mentes lúcidas”, “manos limpias”, “corazones ardientes”, representando la falsedad de una revolución inexistente, que tergiversó los verdaderos valores de una sociedad decente, deben responder.

La utilización de recursos del Estado para engañar a los ciudadanos es una evidente malversación de fondos del Estado, mismos que pudieron ser utilizados para el bien común en lugar de enriquecer a los “zares de la comunicación”, a los “genios creacionales” del gobierno anterior y constituye peculado.

Lindo Ecuador para el progreso de saqueadores, que se aprovecharon de los recursos de las empresas estatales o en las que el Estado ha tenido participación accionaria, que se pagaron grandes sueldos y beneficios hasta quebrarlas, que se otorgaron contratos para hacer florecer a sus empresas privadas y fácilmente convertirse en multimillonarios.

Pero antes que no había ni cómo atreverse a relacionar los nombres de estos supuestos genios de la publicidad a casos de abuso y corrupción, a menos que alguien haya querido probar el poder que la posición política y los millones obtenidos de manera fraudulenta les otorgaban, y recibir amenazas de juicios por mancillar sus “buenos nombres”, ahora son objeto de investigaciones por lavado de activos y otros indicios de corrupción, como los encontrados por Auditoría interna de TCTV, canal que al igual que GamaTV fue utilizado para beneficio del proyecto político y usufructo personal: costosos pagos de gastos personales del exSecretario de Comunicación, involucrando carros, gasolina, mantenimiento, seguros, escoltas para seguridad personal, viáticos y gastos de hotel y pasajes por viajes de él y su comitiva; y hasta son humillados públicamente por parte de quien no tiene tiempo para esperar a una justicia lenta y dudosa y la toma por su propia mano, propinándole
una paliza a uno de ellos y desafiando a los otros a enfrentarlo uno a uno.

Sin embargo, los que roban al Estado aprovechan el injusto e ilegal sistema de elecciones de Ecuador, para crear partidos y movimientos políticos con los mismos dineros robados, y que siguen activos cuando deberían ser confiscados. Dos de los más notorios exministros acusados de corrupción: Ramiro González (prófugo) e Iván Espinel (preso), formaron Avanza y Fuerza Compromiso Social para fortalecer sus posiciones políticas y por ende sus fechorías, gracias a un sistema electoral que privilegia el capital, sin importar su procedencia.

Si el presidente Moreno es un verdadero ser de luz, espiritual y cuántico, como intenta parecer, debe democratizar el CNE y la ley electoral, como parte de la lucha contra la corrupción, para de esta manera permitir la participación de ciudadanos para quienes la política y las agrupaciones políticas no son un negocio, sino un instrumento para servir al pueblo.

1 Comentario

  1. BETTY VITERI CARRILLO

    Hay otras cosas que todavía no salen a la luz como por ejemplo los bienes incautados por la CFN-BP. donde sus dueños fueron impedidos de saldar sus cuentas, ya que se rompió su propia normativa y no se les facilitó honrar las deudas porque el propósito era subastar esos bienes inmuebles a precio de huevo de gallina con peste. Señores de la contraloría y de la CPCCS-T escarben ¿quienes se hicieron de propiedades subastadas en segunda convocatoria? y analicen los procesos de los deudores. Hay denuncias durmiendo en el limbo de la impunidad. Investiguen eso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *