Opinión Política

A los detractores del “Cpccs y el Mandante

El Cpccs, único con credibilidad en el país, a fiscalizar y democratizar al “CNE de la dictadura-correista”,secuestrado porque lo nominaba y amaña elecciones.

La Constitución Art. 1.- … “La soberanía radica en el “Pueblo”, cuya voluntad es el fundamento de la autoridad…” Art.  204.- El pueblo es el “Mandante” y primer fiscalizador del poder público (Ejecutivo, Legislativo, Judicial, CNE, F. de Transparencia y Control Social “FTCS”, R. Autónomo Descentralizado…) Art. 208.- Deberes y atribuciones del Cpccs: 2) Establecer mecanismos de rendición de cuentas de las instituciones y entidades del sector público, y coadyuvar procesos de veeduría ciudadana y control social. 4) Investigar denuncias sobre actos u omisiones que afecten a la participación ciudadana o generen corrupción. 8) Solicitar a cualquier entidad o funcionario de las instituciones del Estado la información que considere necesaria para sus investigaciones o procesos. A sanear el abuso de poder, fin del Estado de derecho, violación a la C. Magna, la libertad de prensa y los derechos humanos, poner en riesgo la seguridad y soberanía del Ecuador, saqueo, etc.; que pretende impunidad, ¿por órdenes del Jefe-Correa?

La FTCS debe frenar y sancionar el criminal endeudamiento. Presidente Moreno no le mienta al país, sigue la Robolución con la Vicepresidenta (y papá), Canciller ternura y otros defensores del dictador Correa y criminales Maduro-Cabello, Ortega-Murillo… Los analistas piden cambio del “modelo-económico”, cuando en realidad, debe cambiar el “modelo-político”. Engaño, los “tips” a la reducción de la “mega-burocracia”. ¿La deuda entre 70 y 90 mil millones USD? La aumentó a unos 1000 millones USD por mes, por ejemplo, con los decretos dictatoriales 489 y 1218 que violan la Constitución. Art.  290 y 40% deuda/PIB. ¡Y continúa la fiesta con petróleo a 71.14 USD! 

A continuación, un excelente artículo de opinión relacionado con la problemática que vive el país desde hace unos once años, de Pablo Cuvi del Diario El Comercio, de 2018-05-12.  http://www.elcomercio.com/opinion/canciller-correista-opinion-columna-columnista.html La canciller correísta <Lo toman o lo dejan, pero no pueden pedirle a Pablo Campana que deje de representar a los empresarios pues para eso está allí y lo está haciendo bien. Tampoco tiene sentido criticar a la canciller Espinosa por actuar como lo que es (desde hace 11 años al menos): una socialista del siglo XXI, bolivariana de ocasión y aventajada discípula en política internacional del Macho Alfa, aunque hoy vuele libre en nuestro avión, con agenda propia, y se dé el lujo de acusar de corrupción al Gobierno de su admirado ex jefe. A toro pasado, claro, y de labios para afuera. Él sabrá comprender. Hemingway decía que los millonarios no son como usted y yo, son distintos, ven el mundo de otra manera. Lo mismo se aplica a los revolucionarios del siglo XXI: no son como nosotros, son gente superior, se rigen por otras normas morales, miran desde una atalaya privilegiada el devenir de la Historia; el vil metal del día a día, que angustia a la inmensa mayoría, para ellos tiene otro significado, se mide de otra manera. Por ejemplo, los USD 700 000 dilapidados en 3 horas de sabatina en NY, suma con la que 10 familias indigentes podía vivir 10 años, para el caudillo y los suyos (incluida la Espinosa de entonces) eran pamplinas, unos centavos invertidos en el magno proyecto revolucionario que todo lo justifica, ayer y hoy.

Calculen ustedes cuántos miles de pobres podían vivir la vida entera con los 43 millones del edificio de Unasur , sin incluir al ladrón de bronce de la entrada. Perdón: no ladrón sino querido compañero de ruta, tanto como su viuda, la millonaria Cristina Kirchner. Parte de esta sicología de nuevos ricos se explica porque Espinosa y Correa se convirtieron en revolucionarios ya en el poder, donde dispusieron de un torrente inimaginable de dólares para aceitar el proyecto. Sí, hay que ser mezquino, miope o muy envidioso, o las tres cosas juntas, para criticarles por puchuelas como el uso de nuestro jet para festejar títulos Honoris Causa, visitar 5 veces al Papa con Fander como invitado, o amarrar la presidencia de la ONU. El caso del sandinista Daniel Ortega, al que la canciller honra como pionero, es algo distinto pues él sufrió primero años de hambre, guerrilla y cárcel antes de irse corrompiendo con el poder y abusar de su hijastra de 15 años, a quien manipulaba con el cuento de que su cuerpo era el aporte… ¿a qué? Adivinaron: a la causa revolucionaria. Protegidos por esa armadura ideológica, a tipos como él, Maduro o Putin les resbalan las críticas moralistas de los ‘lacayos del imperialismo’.

Entonces, ¿qué le puede importar a Espinosa la indignación que bulle en las redes y la prensa de este país insignificante, al decir de su compatriota Assange, si ella juega en las grandes ligas y, con la bendición de Putin y su gallada, está a punto de representar en la ONU a la izquierda planetaria? Se diría que esa es la única manera en la que el pobre Ecuador puede zafarse de su canciller correísta

1 Comentario

  1. oscar eggeling

    Que pena con el pobre país y su gente, que tenemos que soportar tanta …., pero tanta desgracia heredada por ser ignorantes al votar. Tendremos la capacidad para ponerlos en su sitio? Aguantarán las cárceles o ganarán los carteles? Seguimos soportando lo mismo pero con el discurso “Dialoguemos” seguimos esperando que siga creciendo la deuda,…, etc. ¿¿¿???

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *