Opinión Política

Garganta Profunda

Baca, Pólit y Serrano llegaron al poder por su incondicional sometimiento a los mandamientos de Correa y su duración en el cargo fue directamente proporcional a su predisposición por obedecer al maquiavélico líder de la banda. La ausencia de Correa los desnudó moralmente al obligarlos a responder a la opinión pública. Los tres son apenas una valiosa muestra del nivel de putrefacción existente en todos los estamentos gubernamentales del Estado. Excepciones existen pero son estadísticamente insignificantes. La inequívoca conclusión es que Gobierno es sinónimo de corrupción y el rumbo del país no cambiará estando al mando de contumaces delincuentes.

El nivel de corrupción es de tal envergadura que los políticos exteriorizan su preocupación porque el país caiga en una desinstitucionalidad generalizada. Aquella aclamada institucionalidad implica ser gobernados por una enquistada mafia que se disputa el control del poder. La realidad es que la nación hace once años no vive en institucionalidad así que el riesgo de perder algo inexistente no solo carece de sindéresis, constituye apenas un vil argumento de quienes hoy se aferran a un cargo del cual nunca se imaginaron desprenderse y que ahora solo les sirve para momentáneamente evitar la cárcel.

La nación se desintegra entre la vorágine del desconcierto político y la calamidad de la crisis económica mientras espera por un enardecimiento popular que acabe con la anarquía social causada por Correa y la penuria del caos mantenida por Lenín. ¡Qué se vayan todos!

2 Comentarios

  1. Demoledor su análisis estimado Sr. De la banda de estos forajidos no se salva ninguno. El peligro de que los partidos tradicionales sean también barridos de la arena política por compadrazco momentáneos, es real para algunas tiendas que se an prestado para transmitir algo de legitimidad a este gobierno que siempre ha sido ilegitimo. Tenga Ud. Un buen día señor.

  2. OSCAR EGGELING

    Hemos tenido que esperar, teniendo la suerte de poder opinar, todo este tiempo para que se descubra que realmente los malhechores, bandidos, ó forajidos como se dieron a conocer y que tanto aplaudió la masa de borregos ignorantes, son exactamente eso, DELINCUENTES.. En mi humilde opinión, desde el principio se demostró con toda claridad, las diferentes fechorías que se iban cometiendo desde los pativideos, narcovalija, tragacheques, etc.,…, sólo los borregos se autoembobaban creyendo que eran honestos y de manos limpias. Este trío y otros tantos ( que forman una lista interminable de funcionarios públicos ) eran los principales encargados de disolver el hediondo nubarrón de corrupción, y, otros tantos de taparlos por medio del miedo y la persecución a los denunciantes. Falta muchísimo por destapar, pero, esperemos que eso suceda pronto y comencemos a “EDUCAR” para poder combatir esta corrupción que es ya endémica en la política y está contaminando todos los ámbitos sociales donde se están enquistando las mafias a través de cargos jerarquizados. Falta mucho, pero, vamos paso a paso, y ojalá continuos para avanzar sin descansar nunca más, hasta erradicar la corrupción definitivamente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *