Comentario Historia

Olmedo y Rocafuerte, Insignes Federalistas y Próceres de la Independencia (8va Parte)

La Bandera de Guayaquil, llegó a ser la general de la Patria, por decreto del 6 de Noviembre de 1845, expedido por la Convención de Cuenca, se componía de: tres cuarteles, divididos por líneas verticales; el del centro, azul-celeste, y blanco, los de los extremos, expresando los colores naturales del cielo del Ecuador. En el centro, azul, figuran siete estrellas, como símbolo de las siete provincias que acompañaban a la República. Ella subsistió, como emblema nacional, por más de 14 años. En Guayaquil flameó hasta el 26 de Septiembre de 1860, en que García Moreno, entonces apoyado por Flores, lo cambio por el iris colombiano.

El movimiento Marcista tuvo un carisma regional poderoso, GUAYAQUIL, ya desde entonces, era el mayor productor y benefactor económico del país y se sentía perjudicado económicamente por el centralismo propios y asfixiante, y los guayaquilepos de entonces, como era lógico, se creían con toda capacidad, y con derecho a decidir la suerte del Gobierno.

Algunos historiadores dicen que la Revolución Marcista, principalmente se hizo por motivos ideológicos: ideas liberales con génesis en la Revolución Francesa contra las de Conservadores Feudales clericales; autonomía regional de Guayaquil, y de la costa vs Centralismo de la Capital y sus satélites andinos; azul/celeste y blanco de Guayaquil y la Patria vs Iris Colombiano.

El Manifiesto escrito por Olmedo termina diciendo: «Tenéis derrocada la administración extraña que os oprimía: os devolveremos libre y gloriosa la patria que recibimos sujeta y humillada; aquí tenéis la primera representación nacional. Venid, uníos con nosotros a dar gracias al cielo por tan inestimables beneficios».

El Gobierno Provisorio de Guayaquil encabezado por el Triunvirato Olmedo, Roca y Noboa con fecha 8 de Marzo de 1845 emitió la proclama de la revolución del 6 de Marzo de ese año: «Conciudadanos: Llegó el día tan deseado en que triunfase la noble opinión que se difundía de un extremo a otro de la República contra autoridades e instituciones intrusas. Los votos del pueblo quedan satisfechos. No resta más sino poder abrazar igualmente libres a nuestros hermanos de las provincias interiores.

La Revolución Marcista comprende el mando del Triunvirato formado por Olmedo, Roca y Noboa y experimenta una época nacionalista y republicana de Gobiernos de origen Guayaquileño, liberales opuestos al centralismo y al militarismo colombiano.

El mestizo grito de la Revolución de Marzo fue ¡Guayaquil por la Patria!.

Fue en Guayaquil, donde no sólo la participación popular, sino de todas las clases sociales, hizo posible el éxito de la Revolución.

El 6 de Marzo se caracteriza por la presencia del pueblo y la claridad de sus ideas.

1 Comentario

  1. Pingback: Olmedo y Rocafuerte, Insignes Federalistas y Próceres de la Independencia (9na Parte) – Desde mi Trinchera

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *