Opinión Política

El soberano ha ordenado

El pueblo fue consultado y los resultados no necesariamente son un espaldarazo al actual gobierno, pero sin lugar a dudas, le dan la espalda al gobierno de la década perdida. Recordemos que el expresidente fue el abanderado de la votación por el No en esta consulta, por lo que el triunfo absoluto del Sí es un contundente rechazo a este y sus propuestas.

El pueblo ha decidido enterrar políticamente a los corruptos e impedir que cualquier trasnochado con aspiraciones monárquicas se pretenda perennizar en el poder. Ahora el compromiso del Gobierno es mayor, ya el pueblo ha dicho que está cansado de repetir historias como las ocurridas en la administración de la década pasada; tienen que iniciar de inmediato una fiscalización profunda y sin miramientos de todos los actos de corrupción ocurridos.

Debe arrancar de manera urgente un cambio radical para el manejo responsable de la economía, mejorar la relación con la empresa privada, reestructurar el esquema tributario buscando oxigenar a un sector privado ávido de recursos para operar y competir eficientemente contra un mundo que no hace otra cosa que expandirse, desplazando a los menos preparados.

Las autoridades legislativas también deben recibir su campanazo. Pasó la época de levantar manos o votar como les decían, ahora a fiscalizar y legislar sin descanso. Suena retórico y hasta iluso, pero es lo que deben hacer si quieren ser parte de una profunda transformación nacional. Que queden como malos ejemplos los que van al recinto legislativo a rasgarse las vestiduras por un personaje o por un modelo agotado que azotó al país durante 10 años ininterrumpidos.

El poder Judicial no puede quedar fuera del gran cambio, la seguridad jurídica es imprescindible para la buena marcha y la imagen de un país. La corrupción es la enemiga número uno de cualquier nación, genera desconfianza y desanima el crecimiento.

Bienvenidos los resultados de esta consulta popular. El pueblo ha decidido, le duela a quien le duela. Ahora, a ponerse a trabajar con prisa y sin pausa, nuestro país lo necesita.

Diana Acosta

Acerca de

Guayaquileña, Abogada, madre, Doctora en Jurisprudencia, Profesora Universitaria, Harlista, IUS Laboralista, Columnista de Opinión, Feminista.

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *