Han existido toda la vida, no son novedad en nuestro tiempo.

Empiezan como un juego, como, un pasatiempo, que poco a poco, sin tener la menor conciencia del daño que nos causamos, -espiritual y físicamente-, se apoderan de nosotros y es muy difícil que las dejemos.

Solo, una gran propósito de enmienda, una fe muy grande puesta en Dios,  -que siempre ayuda- y una resolución firme de terminar con ellas definitivamente, nos librará de este mal, que nos corroe, el cuerpo y el alma, sin darnos cuenta del perjuicio que nos causan y sobre todo, a la familia más próxima, que es la que más sufre las consecuencias de tus males.

Las adicciones mas comunes, son:

  1. El alcohol; es la más poderosa, porque te afectan directamente al cerebro y a tus sentimientos y empiezas a detestar  todo aquello que antes de, amabas y querias.

  2. Las drogas, cada dia te volveras mas y mas adicto a su consumo. Así mismo, pierdes tus facultades mentales, tu salud, tu familia y hasta tu negocio, simplemente porque cambiaste, ya no eres el mismo y en ocasiones crees, -sinceramente-, que son los demás los que han cambiado.

  3. Los adictos al juego, esta adicción es terrible, por cuanto estas convencido que la próxima vez que juegues, ganaras y recuperaras lo perdido el dia anterior. Te engañas, la “banca” nunca pierde. Si es el juego del casino y/o de las “maquinitas”, el que te atrae, o los maravillosos ambientes que se construyen a su alrededor, como en las Vegas. Atlantic City, Monte Carlo, o en cualquier otro lugar del mundo, igual, el perdedor SIEMPRE, seras tu.

  1. Hay, aparentemente otras adicciones “menores”, como por ejemplo, al trabajo, los “laboradictos”. Parecería que es la mejor de las adicciones, pero igual, todo exceso es malo, y aunque los ingresos nunca alcanzan y ese dinero extra lo inviertas en tu familia y en tu negocio, las tensiones, las presiones y el estrés,      terminarán haciéndote daño.

  1. Otra adición fatal, es el sexo. Los hay los adictos al sexo, a las “conejitas”. Esas, te hacen sentir un “macho” de verdad, el mejor de todos. No te engañes, es tu plata lo que les interesa, no tanto tu, te estan utilizando.

     6) Finalmente, los hay los adictos al  Chisme.

En grupos de amigos/as, estos son considerados “BROMAS”, que causan risa y alegran cualquier reunión, pero, no todos en el sitio        lo consideran así, y son causas de resentimiento y alejamiento.

También los hay, los “chismosos/as” compulsivos/as, que lanzan las últimas, situaciones ajenas, que pueden causar un daño moral serio, del que quizás, no caíste en cuenta al dispararte.

Los más negativos son los “Chismes” políticos, y éstos innecesariamente causan colectivamente daño, a alguno/a de ellos/as, o a sus agrupaciones políticas o a su gobierno, si llegaron a coronar y embarcarse en el poder, por cuanto requieren de aclaraciones y contra aclaraciones necesarias, sino los hubieras lanzado a las redes sociales sobre todo, que tienen millones de usuarios.

Recomiendo, prudencia al hablar o al comunicar alguna “buena nueva” que conozcas y si la dices, dila a un grupo afín al tuyo, porque los amigos de verdad estamos, para eso, para ayudar en los malos momentos y a celebrar en los buenos. Aún cuando corremos el riesgo -al ayudar-  de perder a quienes estimamos.

Pero, es un deber, hacer reflexionar y alumbrar el camino de los que transitan por un túnel oscuro, en el que no ven la luz al final del mismo.

Ojala no me equivoque.

1 Comentario

  1. Juan Carlos Cobo
    Juan Carlos Cobo

    Muy ilustrativo y reflexivo en un tema tan complejo, delicado y muy presente en la sociedad actual, sinceras felicitaciones mi estimado Sucre Calderón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *