Comentario Historia

Olmedo y Rocafuerte, insignes federalistas y próceres de la independencia. (4ta parte)

En carta de Bolivar a Flores le hace saber que las ideas de Olmedo y Rocafuerte, coinciden en le referente al sistema de gobierno Federal que persiguen.

Asi mismo, nadie discute sobre la amistad, ideales y posiciones que compartían Olmedo y Rocafuerte a favor de un Estado Federal. Muchos han censurado a Olmedo que, a los diez años del “Canto a Bolívar”, tornara a pulsar la Lira para escribir su oda. “Al general Flores, vencedor de Miñarica”, Aclara con respecto a Miñarica que “es una de las grandes fechas del calendario da nuestra nacionalidad. pues de no haber vencido Flores ese día, más probablemente el Estado ecuatoriano hubiera desaparecido entre Colombia y el Perú”.

En Julio de 1835, en Carta a Flores, le cuenta que “sea en odio a Rocafuerte o afecto a mi, todos o los más, me han premiado para que admita esta terrible carga” (La Presidencia de la República). En efecto, presidiendo la Convención y habiendo podido ser el segundo Presidente del Ecuador, Olmedo, se excusó. de aceptar la postulación y obtuvo, con el apoyo y la fuerza de Flores, que fuese elegido para ]a Primera Magistratura. su amigo y coterráneo Don Vicente Rocafuerte.

Concluida su lucida actuación de Presidente de la Convención de Ambato, (1835) Olmedo no quiso aceptar ningún cargo público, sino gozar de la paz y de la tranquilidad que le proporcionaba su casa da hacienda de “La Virginia”.

El periodo presidencial de su amigo Rocafuerte concluyó e1 31 de Enero de 1939 y, en esa misma fecha, le sucedió el General Flores, elegido por el Congreso.

Rocafuerte fue nombrado Gobernador de Guayaquil y Olmedo, que ejercía una concejalía municipal, fue elegido Presidente del Cabildo Porteño, Después del brillante paréntesis de civilísimo y de afanes creadores de Vicente Rocafuerte en los años de 1835 al 1839, regresa al poder Flores. Por fatalidad. sin el talento, la cultura y experiencia continental de Rocafuerte, se pierde en bellos propósitos tos y magnificas idealidades, realizando algo de consideración en el periodo que va de 1839 a 1843.

Con coraje y displicencia, Vicente Rocafuerte. pretendió acabar el régimen floreano, propugnando la alternativa republicana, acreditando las virtudes y el talento de su amigo José Joaquín de Olmedo, recia estirpe intelectual y de gran nombradia en Europa, para la Presidencia de la República.

“Se puede presentar seis candidatos muy dignos de este alto puesto por sus virtudes y patriotismo, y entre ellos hay uno —refiriéndose a Olmedo- de superior inteligencia, cuya fama si es grande en el mundo literario, lo es aún mayor entre nosotros, por su modestia, integridad y virtud”.

 

Nota: A quienes estén interesados en participar con documentación histórica u opiniones que hagan referencia al Bicentenario de la Independencia de Guayaquil, los invitamos a enviar sus aportaciones a nuestro correo: bicentenario@desdemitrinchera.com

3 Comentarios

  1. Avatar
    Carlos franco

    Lo que me interesaría es estudiar sus aportes más completos, por que podría jurar que los tiene en formato de libros supongo.

  2. Avatar

    Saludos maestro Pino Vernaza.
    Comonaficionado a la investigación histórica llegó a este espacio, a sus aportes y leo con avidez.
    Un saludo fraterno de un eterno aprendiz y lector.

    Saludos cordiales,

    J. Lavayen.
    jlavayen@gmail.com

  3. Avatar
    Ricardo ortiz San Martín

    Un aspecto fundamental para el desarrollo de la ciudad, es el incremento del turismo, pero para eso es indispensable garantizar la
    Seguridad de los turistas, para lo cual es indispensable darles más facilidades logísticas y material para defensa personal a la policial metropolitana, para lo cual es indispensable la gestión del Alcalde dela ciudad, que por lo demás cumple muy buena actividad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *