Opinión Política

Donde se pone el dedo… salta pus (2)

640 obras con problemas (entiéndase irregularidades), asignadas a dedo unas, otras, casi a dedo, han sido detectados y denunciados por el actual Presidente Lenin Moreno. Obras que esperan que haya dinero, para concluirlas, pues, algunas están paralizadas, otros con contratos unilateralmente cancelados por el Estado ecuatoriano y otros en “compás de  espera”, de $956 millones adicionales para concluirlas, corregirlas y habilitarlas.

El festín mas  grande de la historia del Ecuador, en solo 10 años, de la “Decada Robada”, que constituye un verdadero escarnio al pueblo ecuatoriano, que pudo haberse beneficiado de ellas, en un gobierno honesto, que no existió, en el reciente pasado, con miles de plazas de empleos que se perdieron, en otras obras que se pudieron realizar. Que tristeza para  todos los ecuatorianos.

¿Cuantas investigaciones judiciales hay? ¿Cuántos procesos hay? ¿Cuantos presos hay?. Muy pocos, en relación a estos irregulares contratos y sus exagerados montos.

Esto es, sin contar los temas “ODEBRECHT”, ni las ventas de petróleo a la China, ni los acosos y abusos sexuales a los niños/as de escuela, ni de los fondos del IESS, para beneficio de sus afiliados y jubilados.

Las carceles ecuatorianas serían insuficientes para albergar a tantos pícaros que actuaron como autores, cómplices o encubridores, de tan grande fraude económico a las arcas fiscales; además de  poco confiables.

Habría que destinar algunos edificios de “Chayay”, para albergados y para que tomen conciencia que el honor y la honestidad, no se crean por Decreto, sino con la formación familiar, educativa y religiosa, que es el único detente, que impide el cometimiento de tales ilícitos.

El Presidente Moreno, recientemente en su visita al Presidente peruano, para arreglar  algunos temas binacionales e impedir de alguna manera el contrabando, que desde esa frontera introducen inescrupulosos ciudadanos, que como en el caso del arroz, tiene quebrados a los arroceros del Guayas y Los Ríos,  por  su bajo costo y buena calidad, que no se  supera tales ilegales ingresos, agrícolas, de licores y objetos de plata, con un muro fronterizo de un km.de largo, solamente, sino con una actuación firme y decidida de las autoridades fronterizas de ambos países.

El pueblo ecuatoriano, no solo exige la carcel para estos nuevos delincuentes de “cuello blanco”, que hoy se oponen a la Consulta Popular, olvidándose del “Rabo de Paja” que lo exhiben como auténticos y orgullosos pavos reales,  que se sienten incómodos ante las preguntas que el pueblo mayoritariamente aprobara  en la  consulta del próximo año.

El pueblo exige al presidente Lenin Moreno, la devolución de los dineros y coimas recibidas. Una “repetición” de tales valores mal habidos, a todos los actores intervinientes, que los disfrazaron  o justificaron con obras públicas que   sabemos por palabras del propio Presidente, se hicieron con graves irregularidades y que  ahora se requiere cerca del doble adicional, que lo que  costaron para rehabilitarlos. Dinero que por lo pronto no tenemos, en nuestras arcas fiscales.

“Cierto es que no tenemos un Presidente preso (por el “Caso ODEBRECHT), pero no perdemos la esperanza”. Lo dijo el presidente Lenin Moreno, ante una rueda de prensa internacional, en la ciudad de Trujillo. (Perú). Respuesta que llevó a la carcajada a los entrevistadores,  pero que para los ecuatorianos es un grito de dolor y rabia, para quienes ofendieron a la patria ecuatoriana, que es a fin de cuentas, una traición a la misma, a su himno, a su escudo y a su bandera y por supuesto al pueblo ecuatoriano.

Duro con ellos, señor Presidente Moreno, el pueblo ecuatoriano lo reclama. No nos decepcione, con largas y actúe pronto.

“Cobardes, de que teneis miedo, sabed que NO hay tiempo que perder”, como diría Manuelita Cañizares, a los patriotas de la independencia del Ecuador, del colonialismo español.

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *