Historia Opinión Política

El Gran Rafael

¿Fue Rafael, un presidente calmado, positivo, sensato, practico, lógico? La pregunta me obliga a regresar a la historia de los últimos diez años, periodo en el que se ocupó de la Presidencia de la República. Vuelvo a preguntarme: ¿fue un líder equilibrado? Porque indagar el pasado nos permite ver cómo llegamos a nuestro presente. Hoy el país está convulsionado, caotizado. El Presidente Moreno por un lado, el vice Glas, por otro, pero además, Glas está seriamente cuestionado, acusado, debilitado. Moreno lo ha puesto en una congeladora, donde se encuentra inmovilizado y arrastrado.

El país que estamos viviendo es el país que dejo Rafael. Esta es nuestra realidad y estamos viviendo la triste herencia de su liderazgo. Las cosas tal como están pasando no las creó Moreno. Lenin fue electo Presidente de la República, no fue elegido para convertirse en un presidente de papel y goma, una especie de títere de la revolución ciudadana y esclavo del liderazgo de Rafael. Ahora es Lenin nuestro presidente y Rafael es el pasado, que tiene y debe rendir cuentas de su gestión, ahora protegiendo a un Glas cuestionado, a quien la verdad señala y acusa en el reparto alegre de Odebrecht, que la Fiscalía, en aplicación de la ley debe encauzar actuando de frente contra la corrupción.

Pero ¿fue Rafael un presidente juicioso, reflexivo, atinado en sus decisiones, respetuoso de la opinión ajena, tolerante frente a los desafíos de gobernar?  A mí me gustaría que Rafael este aquí entre nosotros, cercano, que dé la cara, que sea valiente para recibir críticas, ataques, quizás maldiciones, rechazos, etc., eso es parte del juego político y no debería creer que es el fin del mundo darse cuenta que la gente lo rechaza y lo desprecia después de 10 años de gobernar con mano Odebrecht el poder en el país.

Pero no, el héroe de la revolución de los corazones ardientes no está aquí. Está en Facebook, en twuiter, en instagram, está vía satélite o en los lamentos de sus fanáticos, pero él no está. Está Glas, obligado a quedarse, viendo como su imagen cae derrotada ante la contundencia y la deshonra. Rafael se sigue viendo a sí mismo como el mesías político, en su imaginación sigue así. Estos susodichos líderes, exigen a sus seguidores se sacrifiquen por él. “Él no es, es Glas”, quieren decirnos sus  apasionados seguidores. Él es el activo de la revolución, hay que protegerlo, ampáralo, cuidarlo. (Se habrá dado cuenta JG que fue usado para que Rafael sea la posteridad).

Repito, todo lo de Rafael fue mentiras, mentiras, mentiras. Un gobierno verdadero no está tan oscurecido por la corrupción y el enriquecimiento ilícito.  El país ha quedado destrozado después de diez años de poderío, represión, abusos y arbitrariedades. Mentiras Rafael, tú gobernaste, tú eras el jefe de gobierno, asumiste todos los poderes y ahora te escondes en las faldas de Bélgica. NUNCA MÁS CORREA.

 

2 Comentarios

  1. Patricio Aviles

    Cómo crees que se debe enfrentar a un grupúsculo de rastreros derechosos millón veces mas ladrones que el mismo feriado bancario, con mucha decisión, con mucho interés por evitar que se vuelvan a instalar en el poder como lo están haciendo, Rafael Correa ha necesitado de los mejores elementos para dirigir este ingobernable suelo, pero han habido muchos personajes que han hecho quedar mal a su gestión, desde algún familiar, hasta los comentarios corruptos de las firmas contratistas. A Jorge Glass le toca la dura pero saldrá adelante porque esta planteando la verdad en su defensa. Que regrese Rafael Correa, será bien recibido y su temple hace que se orinen los que como vos le envidian. VIVA LA REVOLUCIÓN CIUDADANA Y HASTA LA VICTORIA SIEMPRE

  2. Gracias por decir la verdad sin tapujos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *