Opinión

¿Semaforización integral?

El novel Gral. Lalama, ha entrado “pateando al perro”, a la ATM, como lo hacían años atrás, los maridos que no llegaban a la hora acostumbrada en la noche y lo hacían a la madrugada.

“Tienes que entrar pateando al perro”, así la “doña”, mas bien se hace la dormida y no te reclama”… Era el consejo perfecto para los trasnochadores y mujeriegos.

En el caso del “novel” General., no se trata de un problema de “madrugadas frías”, sino mas bien, del tránsito caótico de la ciudad, y del, “a mi que me importa”, del chofer del automotor que se estaciona donde quiere, donde puede y a la hora que quiere, en cualquier lugar, generalmente, al lado del automotor bien parqueado, haciendo la doble columna y empeorando la critica situación del transito en el CENTRO DE GUAYAQUIL.

Lo que no entiendo es, la razón por la cual, tal infracción, cuesta el doble, (multa), si se comete en el CENTRO, y cuesta la mitad, si se la comete a las afuera del sector céntrico (???!!!).

Es como, si, en derecho penal, el asesinato cometido entre la Gobernación y la Municipalidad de Guayaquil, por ejemplo, tenga una pena mucho menor, si éste asesinato, se cometiere en el suburbio.

Lo que no se comenzó a solucionar hace 30 años, se lo quiere solucionar ahora, a base de multas, multas y mas multas.

Ya nos referimos al diseño de la ciudad de Guayaquil, planificado  (cuadriculadamente), hacia finales del siglo XIX, que contaba la ciudad, -para la época-, con anchísimas calles y grandes veredas, y largas manzanas de 60 m., por lado.

Hoy, ante el aumento poblacional y vehicular excesivo, para la(s)  zona(s), de mayor transito -casi la totalidad de la ciudad- entre el Cerro, Santa Ana y el Cerro del Carmen, por el Norte, hasta la calle El Oro, al Sur, y desde el Estero Salado al Rio Guayas. Este “modelo”, no funciona más.

La situación de estacionamiento, en múltiples lugares de este extenso sector, es insuficiente. Tenemos entonces, que parquear en doble columna, en ciertos lugares y no hay más!!!.

¿Solucionarán las fuertes multas, este problemas estructural de la ciudad?. Por supuesto que no.

No niego que hay irresponsables, indiferentes, “apuraditos”, que les importa un pepino, crear una situación irritante para los demás, amen de los que recogen a los hijos al  pie del colegio, a los que recogen a sus cónyuges, al pie del lugar del trabajo, o los que recogen a las “amiguitas” en el lugar y hora establecido… Sin importarles el problema, creado para los demás conductores, que también se esfuerzan por llegar al lugar de su destino puntualmente.

Es una lastima que la puntualidad tradicional de los guayaquileños se haya perdido por culpa del transito de la ciudad.

El Burgomaestre, Ab Nebot, ha expresado su interés, para dar una “solución integral” al transito de la ciudad de Guayaquil. Pero, no nos ha dicho aún, en que mismo consiste esa solución “INTEGRAL”; pero, si nos adelanto que contratará a una empresa o grupos de empresas nacionales o extranjeras, a las que se le(s) adjudicara(n), el contrato, de presentar la mejor oferta en el concurso que realizara.

Me preocupa el aspecto,  aspecto, que si lo ha mencionado cierto articulista especializado del diario El Universo, en materia de diseño de ciudades. Por cuanto lo lógico seria; primero: Rediseñar la ciudad, en cuanto a transito se refiere, (creando zonas exclusivamente peatonales), para después si, enfrentar el caótico y demorado tránsito de la ciudad.

Bien por el BURGOMAESTRE que al fin empieza a dar soluciones a los problemas de fondo de la ciudad.

Seguiremos los guayaquileños, llenándonos de paciencia, en homenaje al bien común y por la ciudad de Guayaquil. Pero OJO, el tiempo y la paciencia tienen un limite,  que no creo que esté muy lejano.

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *