Comentario Religión

¡NAVIDAD: sorpresa de lo Divino en lo Humano!

Las imágenes hablan por sí solas. Lo que pasa en Alepo, Siria, NO es Buena Noticia para nadie, ni para los actores que padecen tales sufrimientos, ni para los espectadores que visualizan, tomándose una cola en sus cómodos sillones ante la pantallas de sus plasma HD. Hace 5 años Alepo era una ciudad Patrimonio de la Humanidad. Hoy es una ciudad testimonio de la Inhumanidad. Y lo que es peor las soluciones no depende del diálogo de su propia gente, sino de los intereses de las tradicionales superpotencia. En ese contexto mundial, cómo celebraremos la navidad localmente.

Nosotros los ecuatorianos hemos pasado un terremoto que dejó mucho daño, ¿ya hemos solucionado o dado esperanzas concretas a la gran mayoría ante tanto recursos que se han movilizado? Las replicas continúan y nuevos movimientos han azotado varias partes del mundo con grandes daños y con grandes sustos en nuestro país. ¿Trae paz y ternura la navidad como cacareamos en muchos villancicos sin comprometernos con esa paz y ternura con los que sufren o no la tienen?

El ser humano es sorprendente, no hay duda. Nos aterra con muchas de sus acciones cuando se luchan por egoísmos o por ideologías disfrazadas de humanismo, que encierran los peores intereses de ciertos grupos o personas. Las noticias nos aterran con los robos, delincuencias, enfermedades, como con las barbaridades de lo pequeño a lo grande que hablan de un ser humano insensible e impasible.

HOY, deseo compartir un significado de la navidad, a lo mejor nada novedoso, tradicional pero que provoca admiración por la nobleza y belleza de las personas, que lo hicieron como en muchos rostros concretos de niños y jóvenes, de sus padres, madres y trabajadores que han mostrado una vez más lo que en realidad significa educar: mostrar lo más Humano de nuestra propuesta educativa, el rostro concreto del HUMANISMO INTEGRAL, el seguimiento de un Jesús compasivo y consciente de su ser, lo divino solo se revela en lo humano y lo más humano es estar al lado del que sufre, el decirles no están solos, somos una sola humanidad con las mismas necesidades de cariño, esperanza, paz, dignidad.

HOY lo mejor de lo humano se verá reflejada en rostros agradecidos y alegres de sentirse acogidos y acompañados. El terremoto del 16A dolió a muchos y dejó en la penuria a tantos. Pero, no los hemos olvidados. No fue suficiente dar casas de madera y caña que los protejan y den calor humano. En Navidad había que estar presente y lo hicimos de manera sorprendente. PERSONAS QUE HACEN LAS EMPRESAS. Empresas que piensan en las Personas, cuya responsabilidad social se manifestó este 10 de DICIEMBRE DEL 2016 de manera sorprendente y sensible.

Un combo para cada una de las 15 familias que fueron adjudicadas con las últimas casas que dio la Comunidad Javeriana en la zona de PasaBorracho en san Vicente, Manabí fue regalado por los miembros de la empresa CONTECON sin conocerlos, simplemente conectándose con nosotros dieron a cada una de estas familias un plasma de 32 pulgadas, una nevera de 11 pulgadas, un juego de sábanas, vajilla, un ventilador y una lavadora. La sorpresa fue grande para todos, demasiada generosidad, el amor es difusivo de sí. Eso es amor a la humanidad concreta.
Es hacer el bien, sin mirar a quien pero hacerlo bien.

Hoy deseo compartir en medio de tanta precariedad de lo humano el mensaje que me da un Dios ¨pobre y humilde¨ al recordarme cada año su nacimiento, me invita a ser parte de su proyecto de vida: cuidar y embellecer la vida, disminuir el sufrimiento y la infelicidad de muchos y sobre todo enseñar que las cosas que trasciendan y hacen historia por su significado y sentido solo se hacen en Libertad.

Gracias Señor por recordarnos el camino de la salvación, ser humanos y sensibles, ser hermanos y solidarios esa es la luz que da sentido a la vida. Ojalá que los padres de familia se regalen un segundo de silencio y oración para pensar en lo que verdaderamente vale la pena en la vida. Ojalá que los jóvenes se atrevan a escuchar no las voces de la moda y la tecnología, sino de la vida y el corazón de los que sufren. Ojalá que vivamos una libertad responsable que hace crecer y provoca la alegría verdadera cuando se da en la entrega sincera en el servicio amoroso. FELIZ NAVIDAD.

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *