Opinión Política

Miopía Electoral

¡Qué barbaridad! ya tenemos al menos 8 candidatos inscritos que aspiran a ocupar la presidencia. No cabe duda que la clase política ecuatoriana, salvo honrosas excepciones, se basa, decide y actúa mirando sus intereses personales sin importarles las consecuencias nefastas que acarrean estas decisiones.

Como todo producto de mercado cada uno de estos candidatos tratará de vender su mejor lado para lograr la mayoría en las preferencias electorales, pero les tengo una mala noticia, no hay tiempo suficiente para lograr ese efecto, si no lo han logrado hasta ahora, muy difícilmente, lo van a conseguir dentro de los pocos meses que nos quedan para elegir presidente. El binomio del partido de gobierno debe estar regodeándose ante la tremenda ventaja que la oposición les ha dado. Ellos consolidados en un solo frente trabajarán para no perder su actual posición, versus una oposición dispersa y atomizada que lo único que hará es canibalizar sus votos dentro de la misma orilla. Si los candidatos corrigieran su miopía electoral y vieran al país como una torta, notarían que un gran porcentaje de esta tiene la intención de votar por el partido verde flex y el porcentaje restante, se dividirá entre al menos siete aspirantes. No hay que ser genio para concluir que las probabilidades de triunfar son proporcionalmente reducidas, al número de aspirantes que me quitan un pedazo de la torta que me toca. Lo interesante es entender ¿por qué hay personajes que participan a sabiendas que no tienen posibilidad alguna de ganar? Las respuestas son diversas: quizás lograr exposición para futuras contiendas, lograr puestos en la asamblea para tener cuotas de poder y quién sabe si algunos enviados simplemente a dividir y debilitar las opciones electorales de la oposición.

En conclusión y como mencioné anteriormente, primaron los intereses personales antes que los del país. Así estamos en nuestro Ecuador. Somos nosotros quienes al final tendremos el destino que nos merecemos, ejerciendo nuestro derecho a elegir libremente a quien consideremos la mejor opción en estas complicadas elecciones.

Diana Acosta

Acerca de

Guayaquileña, Abogada, madre, Doctora en Jurisprudencia, Profesora Universitaria, Harlista, IUS Laboralista, Columnista de Opinión, Feminista.

2 Comentarios

  1. Jose Fernando Gomez Rosales
    Jose Fernando Gomez Rosales

    Brillante deducción y extraordinario artículo.
    Es la más pura verdad! Se está entregando el triunfo, en bandeja de plata al Gobierno!
    Es una pena que la angurria personalista haga que se piense solamente en intereses personalistas o partidistas y no en el país o en el pueblo.
    Con una campaña de 10 años dando, el pueblo, está agradecido de recibir sin esfuerzo. La gente pensante, la gente que no está esperando recibir si dar, es la que tiene la obligación de cambiar el camino, pero si los que dirigen piensan cada uno en sus propios intereses o en los intereses partidistas, están regalando la elección, pues atomizan las posibilidades de un cambio.
    Felicitaciones!!!!!

  2. Avatar
    zenon moreno

    ESA ES LA AMARGA REALIDAD TODO ES PURA AMBICION PERSONAL Y PARTIDISTA, CREO QUE AHI HAY GATO ENCERRADO HACIENDO EL JUEGO AL ANIMALITO DE CORREA, AVERIGUEMOS QUE LES ESTA OFRECIENDO.

    ESTE POBRE PAIS VA A SU QUIEBRA SEGURA CON LA RATA DE DOS RUEDAS.
    LA CONSTITUCION NO DEBERIA PERMITIR SER CANDIDATOS A NINGUN PUESTO A HIJOS DE DELINCUENTES CONO LOS ACTUALES.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *