En épocas de antaño, en las aulas del colegio, era común que las diferencias se solucionaran a golpes de puño y patada, para lo cual se la chocaba para la salida y afuera en la esquina se resolvían los problemas.

La concurrencia a la bronca pactada era numerosa. Unos apoyaban y metían candela a favor del contrincante de su agrado, mientras otro grupo lo hacía apoyando al otro contendor. La pelea se desarrollaba dentro de ciertas normas que eran por todos conocidas, nada de golpear en el suelo, ni con objetos contundentes. Concluida todo quedaba en santa paz.

Con el pasar del tiempo los factores han variado. Si bien aún se ve en forma esporádica peleas callejeras entre muchachos de colegio, con la llegada de revolución las reglas del juego cambiaron. Las diferencias sociales fomentaron el odio y es palpable el ambiente agresivo de la gente, además con un hecho multiplicador, el consumo de drogas en la juventud.

Las divergencias hoy se definen rápidamente. Es tal la aversión fomentada en la última década, que se mata o hiere a una persona sin que exista el menor remordimiento por parte del agresor. El contratar a sicarios para que realicen un trabajo es cosa común. Diariamente los Medios recogen hechos de sangre producto de vendettas o ajuste de cuentas.

La reseña anterior es como ocasión de la próxima contienda electoral. Los que están por un cambio y por fiscalizar los actos del gobierno de la revolución, esperan que el correismo este afuera para iniciar las investigaciones que dejen al descubierto los actos de corrupción que se han cometido. Los están esperando a la salida.

En los 10 años de revolución no se ha dado fiscalización, ni juicio a funcionario del gobierno. Las diferencias no se resolvieron limpiamente. Las armas utilizadas fueron desiguales. Se los está esperando afuera para que haya cierta paridad, aunque con el Estado de candidato no será muy fácil.

Son numerosos los que están aguardando la salida. Pero líder será el primero en estar afuera, en Bruselas. Otros ya miran hacia los costados para ojear cuál es la vía más rápida que les permita evadir a los que esperan.

Dicen que una cosa es ver los toros desde afuera, en el burladero y otra muy diferente es cuando se los ve dentro del ruedo. A un numero importantes de ecuatorianos les ha tocado sufrir los embates de este gobierno llevándolos a situaciones de desempleo, cierre de negocios, persecuciones, etc., desde afuera a los verdes-Flex les tocara ver el panorama con un cristal diferente. Se les acabó la farra.

No hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista, dice un viejo adagio. Aun ganando es un hecho que perderán. El pueblo ya no traga ruedas de molino, ni está dispuesto que los dejen afuera de las decisiones que se deberán tomar a futuro.

1 Comentario

  1. Avatar
    Magdalena Rodríguez

    Saludos mi estimado Luis Hidalgo.
    Ya es hora de que el pueblo ecuatoriano, tome conciencia de la parodia que ha venido realizando el Presidente Rafael Correa, se aprovechó de la buena voluntad del pueblo, lisonjeó a los ecuatorianos con doble intención en su corazón.
    Pero los errores traen consecuencias, y el mismo pueblo que lo eligió, será el que no confíe mas en él.
    Se creyó que un descendiente del General Eloy Alfaro Delgado, iba a realizar las mismas obras, pero nos damos cuenta que no predominaron los genes del General Alfaro en el Presidente Rafael Correa.
    Por esta ocasión, debemos analizar a quien le vamos a dar nuestro voto, tomar consiencia y pedirle a Dios que sea nuestro guía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *