Opinión Política

El gran problema de Ecuador

Cada quien juzga por su condición y los sucesos que lo han moldeado.

La “hora loca” del correismo Siglo XXI, es una inmoralidad de incapaces, o como ustedes prefieran identificarla.

Total, por los nefastos resultados de estos diez años de desgobierno, es la misma siguen sin control las alocadas neuronas y los evidentes complejos de inferioridad (frustraciones), tal cual aseguró don Evaristo Corral y Chancleta, otrora personajes de la sociedad de Quito querido, que permitieron a los ecuatorianos, disfrutar de sus ocurrencias y del buen humor que siempre han tenido, sobre todo, cuando la ocurrencia del momento, permitía que la inteligencia, pusiera en la boca de ellos, los famosos “cachos” -chistes cargados de humor político y social. Traigo a colación el tema de la “hora loca”, porque desde las 19:00 horas del fatídico sábado dieciséis de mayo de 2016, la triste actuación del gerente y sus adláteres no tiene parangón.

Este pésimo auspicio, buscando sus fines, es corrupción en todas las esferas, porque en lo demás es puro atraso, hasta el discurso (siempre efectuado, pero luego cambiado o desmentido) sigue anclado en el pasado. Frases huecas que no sirven para producir alimentos, medicinas ni bienes y servicios; mucho menos incentivar la producción.

Desde que Correa tomó posesión del poder, creyó y pensó que los problemas del país se arreglaban simplemente con berrinches y auto proclamarse soberano.

Jamás cumplió el soberano fue sus juramentos a retirarse de poder si esto o aquello se probaba. Más bien solucionaba el problema enjuiciando o mandando detenido a cualquiera de sus mandantes que lo miraran o no cantaran loas a sus despilfarros y horrores.

Honrando su actuación de nuevo rico, que era el país no él, gastó, dilapido, y no se enteró, ni permitió que se lo adviertan los peculados a troche y moche que se hacían; en cierto modo a cupo.

Arruinó a grandes profesionales botándolos del puesto para remplazarlos por personas que ni remotamente sabían del tema. Peluqueros iban a controles espaciales, poetas de ministros de agricultura, convictos y sentenciados a las más altas dignidades y siempre ante el natural fracaso: Berrinche y cambio de cargo en el tradicional juego de baile de las sillas.

El primordial principio que rige toda democracia, incluso entre los afines comunistas o reinados, todos los poderes fueron asumidos por Usía.

Es fundamental acusar a algunos empresauros mezquinos que con tal de lograr ganancias sucias lo auparon.

Una evidente equivocación consiste: En dejarlo que termine su período y que la gente se dé cuenta en la ruina en que ha quedado. Cuan grave error esperar que nos ahogue el albañal del desequilibrio y tambaleante personalidad.

¿Qué se pretende con tomarse los capitales de instituciones o los que han confiado para que estas se lo administren?

¿En que quedó los beneficios del Instituto Ecuatoriano de Seguridad? Tómese una Paracetamol y regrese en tres meses. ¿Los libros y vestimenta gratis (propuesta que ofreció Abdalá Bucaram Ortiz y comenzó a cumplir hasta que el actual mentiroso y sus comunistoides por terror a desaparecer en un país avanzando y por xenofobia pura le dieron un golpe de Estado mentiroso y vil)?

Tenemos clara constancia de que el Muy Ilustre Municipio de Guayaquil lo está haciendo. Aulas en buen estado, reparadas sin obligación, con sistemas de computación y tablets para los alumnos, colaciones saludables y tantas cosas más, irritan al soberano porque ellos quieren adoctrinar y no educar.

Los proyectos de Jaime Nebot S. en busca de mejoras reciben todas las trabas mayores, usando después como demostración de honradez los valores muy inferiores pagados por iguales anexos en los Samanes, mientras acusan a una exministra de contubernio de una situación que desde lo más alto se dispuso.

Tumbar al gobierno está lejos de la mente de los demócratas que desean que pasen de Carondelet a cárceles comunes y devuelvan lo escamoteado.

Claro que sí, inmediatamente, tiene que pasarse a respetar a los ciudadanos y que la Asamblea pida cuentas, los jueces actúen sin temor, en justicia. Y ¡Principalmente! Que no se despilfarre y robe los dineros destinados a la reconstrucción de los hermanos damnificados en el aciago abril 16 del 2016.

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *