En los países donde se gobierna con la ideología del Socialismo del Siglo XXI, el papel esta tomando una importancia inimaginable. Se dice que el papel aguanta todo y parece que esto es cierto por lo menos en Ecuador.

Ante la crisis económica que afronta el país, el gobierno emite papel- bonos que busca desesperadamente colocar en los mercados internacionales hasta ahora sin ningún resultado positivo. El riesgo país es tan alto que el papel cupón tendrá un descuento que lo hará una deuda muy cara y como tal riesgosa poco y atractiva a los inversionistas.

El dólar moneda que adopto en el año 2000, es un papel con la cara de personajes que hicieron la historia de los Estados Unidos como: Washington, Hamilton, Jackson, etc., muchos de ellos totalmente desconocidos para la gran mayoría de los ecuatorianos, solo saben que ese papel les sirve para comprar y poder vivir y, que han vivido bastante mejor hasta que la revolución se ferio los ahorros y nos endeudo por muchos años.

Actualmente somos unos de los países más caros de la región, incluso que los mismos Estados Unidos, de ahí que el Presidente Correa indica que cuesta mucho reponer los billetes deteriorados que circulan. En pocos países se puede observar la destrucción que tiene el papel moneda como en el nuestro, además adquieren un olor indescifrable, por lo que la reposición efectivamente debe ser frecuente. Solo Venezuela tiene un papel más importante que su papel- moneda, el higiénico.

El proyecto de Ley para Equilibrio de la Finanzas Publicas que según se dice trata de evitar que el efectivo salga del país, al margen de proteger la salud de nuestro pueblo que consume mucha azúcar y bebe cantidades de alcohol, impondrá más impuestos que busca paliar la farra que han sido los 9 años de revolución ciudadana.

En el proyecto enviado con el carácter de urgente a la Asamblea contiene medidas para desincentivar el uso del papel billete para reemplazarlo con dinero electrónico o con el plástico de tarjetas de crédito o débito. Se reduce entre uno y dos puntos el IVA, para quienes paguen con estos medios, tratando de retirar de la circulación la mayor cantidad de billetes y depositarlos en el Banco Central. Difícilmente el pueblo cambiara a este método y pagara de la forma que se promueve en el engañoso proyecto. Al ecuatoriano le gusta palpar el papel-billete, no una ficción.

The Panamá Papers pone al descubierto una forma de corrupción en la que están involucradas personalidades del ámbito mundial que en base a sociedades offshore ocultan el dinero en paraísos fiscales. El descubrimiento fue realizado por periodistas de investigación de diferentes países que revelaron tras la filtración de documentos la triangulación de capitales utilizando compañías de papel facilitadas por un estudio jurídico panameño.

Los Papeles de Panamá traerán a la luz nuevos actos de corrupción en los que podrían están involucradas personas que colaboran o colaboraron con el gobierno de las manos limpias, mentes lucidas y corazones ardientes. El Presidente ha manifestado que “es una maravilla lo que puede salir, que se verá quien es quien”. Para el mes de mayo está programado un nuevo capítulo de revelaciones.

Los ecuatorianos están a la expectativa de lo que representara la aprobación de la Ley del Equilibrio de las Finanzas, donde no se les escapan los discapacitados ni de la tercera edad.

La dolarización está en alerta naranja al igual que el sistema financiero. La desconfianza va en incremento, el papel-billete puede ir al colchón ante la inseguridad que se siente.

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *