Economía Opinión Política

La dolarización en tiempos de Correa

Así, de pronto, se dio la vuelta la tortilla y el milagro ecuatoriano comienza a desvanecerse. Los años de las vacas gordas, luego de pasar a funcionar como vacas locas, se tropiezan con estos años cuando ya se están instalando las vacas flacas.

Por primera vez Rafael Correa, el súper héroe de esta historia, toca el tema abiertamente y señala como un gran error el haber dolarizado nuestro medio circulante. Ocho años ha tenido para cambiar e imponer una propia moneda, con su propia cara impresa en los nuevos billetes a sabiendas que la SECON hubiese realizado un bonito trabajo en el diseño. Pero sabía y sabe que el 99,99% de los ecuatorianos estaban firmemente de acuerdo con que el dólar  siga circulando, y luego de hacer este señalamiento, afirma que nunca saldrá de la dolarización. Entonces ¿para que habla? Hablar demasiado es el pecado más frecuente en nuestro Primer Mandatario.

Nos ha dicho en una de esas tantas comparecencias ante la prensa, y esta vez desde Latacunga, que no tener moneda propia es como tener armamento pero sin municiones. Y así fuimos a la guerra con los mismos dueños de la moneda que diariamente usamos.  Ha sido el propio Presidente quien ha puesto el tema de la dolarización en la palestra y nos da oportunidad de hablar del tema sin que pueda meternos presos por crear pánico financiero.

¿Porqué se dolarizó?  Por la necesidad de frenar la avidez política que gasta todo lo que sea necesario para afianzarse en el poder, y pasar la cuenta al siguiente gobierno para que se inicie con un desgastador paquetazo. La crisis de 1.999 se dio además por una crisis bancaria causada por la falta de control por parte del Estado. La Junta Monetaria estaba tomada por los propios banqueros, y de esa manera se podía actuar a mansalva. Los bancos dieron préstamos, siempre en dólares y muchas veces a favor de sus propios accionistas, amigos y allegados. Esa empresas «robustecidas» vía crediticia o creadas al apuro para ello, se dedicaron a ganar altas tasas de intereses en sucres, y se vivió alegremente con este juego financiero que no producía sino un compulsivo y alegre jineteo.  Mi criterio es que en esas circunstancias, cuando las tasas de intereses galoparon por encima de la producción real, y las deudas en dólares eran ya impagable por la devaluación impulsada por la estupidez pública y los excesos en el estilo de vida de muchos endeudados. Debió quebrar todo aquel que no pudo honrar sus deudas, muchas de ellas dolosas. La única manera de ponerle fin a esa espiral inflacionista, fue la de adoptar el dólar como moneda circulante. El sistema político perdió la fe pública. Fue muy duro al comienzo entrar con la dolarización, pero con un tipo de cambio alejado de los caprichos políticos, Ecuador avanzó y bastante. Lo triste es que muchos se beneficiaron mediante aquella estupidez que se llamó sucretización, un verdadero crimen de Estado, gracias a la cual todavía hay beneficiados rascándose la panza, sea aquí o en la Florida.  Total que la gente está a favor de la dolarización y Correa no se atreve a retirar los dólares como moneda de libre circulación y medio de pago. Quiere ser reelegido y como es valiente y atrevido, irá a la guerra con armamento chino, pero sin municiones.

La actual crisis es fiscal causada por un desmedido gasto público destinado a crear una clase media burocrática y a cautivar al elector con obra pública. El eje de la popularidad de Rafael Correa se debe a esa enorme forma de gastar por los cuatro costados, y a la difusión publicitaria de esas obras. Fue posible por la hiperactividad de Correa, por la bonanza petrolera, y por la eliminación o aplastamiento de las otras funciones del Estado. Sin oposición política, con prensa controlada y con ingresos abundantes provenientes del precio del barril de  petróleo, jugó geopolíticamente aprovechando  la interacción geopolítica con China. Substituyo así al tan odiado Fondo Monetario  que vigila las cuentas de sus deudores. Las Chinos para dar préstamos no requiere otro requisito que garantías reales en petróleo, o contratar obras públicas entregadas a empresas chinas.  Los convenios se escriben en chino y punto.

El “economista” Correa confunde o se confunde cuando comienza a hablar de que no hay gasto público en exceso, porque afirma que el gran porcentaje es inversión. Muy difícil monitorear desde cuando un gasto público pasa a ser una inversión y también habría que distinguir entre inversiones buenas como lo es una carretera, o una mala como los helicópteros aquellos, o en un aeropuerto  sin tráfico aéreo.

Una mala o apurada o acelerada inversión puede quebrar al país más rico del mundo. Hay un límite natural para las finanzas públicas y privadas. Este límite se llama flujo para mantener a la rueda de la economía rodando. Hay que tener un presupuesto equilibrado, sea con moneda propia o ajena. Hay que tener hospitales, pero operativos porque eso es lo difícil. Invertir en cemento es una cosa y lograr que las cosas funcionen es mucho más lento y difícil. Se pueden hacer mil colegios del milenio sin profesores o alumnos, se puede contratar servicios de salud en clínicas privadas, pero atrasar los pago de facturas porque no alcanza a cubrir el rol de pagos de Senplades o de las FFAA.

 

Correa se sintió omnipotente. Se dio el lujo de ofrecer pagar las preferencias arancelarias que se perderán con los Estado Unidos, el enemigo público número uno. Se dio el lujo de construir una sede de Unasur o de equipar decenas de edificios públicos u amoblarlos con sillas importadas pese a aquella cantaleta del cambio de la matriz productiva, pues sillas nacionales las hay desde siempre. Abrió visados y consulados a diestra y siniestra.  Emprendió carreteras, hospitales, colegios, aeropuertos, y construyó parques y obras en las ciudades  donde el actor hubiese debido ser cada Municipio. No se puede hacer todo a la vez y eso el elector lo comprende. Él dice que no es gasto lo que hizo, que es inversión contabilizada como gasto, y que por eso las comparaciones con años anteriores no son válidas ya que este gobierno ha corregido la clasificación de las cuentas, así como acaban de hacer a su favor con la eliminación del aporte del Gobierno al Fondo  de Jubilación y que antes constaba en el presupuesto general del Estado. Lo hicieron simplemente para mejorar el aspecto contable de las cuentas públicas y poco les importó los jubilados de aquí a 10 años, quienes pagaran las consecuencias.

Y ahora, como parte de la receta ante la crisis encarga a la Senplades que reformule los recortes en el organigrama del Estado, cuando fue hasta ayer mismo la institución que diseñó un sector público inmenso y lleno de jefaturas  para justificar sueldos superiores a los que se pagan en el sector privado.  ¿Cual será el destino de Yachay y de esa ciudad diseñada para preparar a técnicos que no tendrán cabida en el sector privado, divorciado que está del armatoste económico del siglo 21? Senplades ha incrustado tecnócratas en cada puesto de nivel importante a discípulos suyos. Habría que aspirar, digo, a reducir ese organismo pernicioso como un cáncer que ha “planificado” un País de las mil maravilla en PowerPoint para que luzca más bonito.

Los empresarios o ya vendieron sus empresas a transnacionales, o al menos ya tienen sus reservas en dólares ubicados lejos del esquema impositivo. No hay confianza. El anuncio de los nuevos impuestos a la plusvalía y herencias, ya causó sus estrago psicológicos. Los emprendedores medianos se han contentado  con lograr participar en la ventanilla, llamada portal de compras públicas, que son expeditivos, sorpresivos y libres de control respecto a que no se sabe si estaban apalancada en información privilegiada o anticipada. Miles de millones de dólares se han manejado por esta vía. En fin, ¿ se podría afirmar que Rafael Correa invirtió o gastó en forma compulsiva para acrecentar su figura política? ¿Su YO crece en forma de burbuja?. ¿Se está gastando o invirtiendo en su reelección indefinida? ¿Se ha gastado invertido con prudencia?  Cada cual tiene su respuesta, pero lo cierto es que Correa más que un economista es un político y eso nubla sus ojos.

2 Comentarios

  1. Avatar
    Fernando Castro Ponte

    EXCELENTE…HENRY RAAD…EXCELENTÍSIMO….SOLO FALTA DECIRLE LO QUE PERSONALMENTE «ES»…., Y CLARO ESO TE LO GUARDAS POR RESPETO A TU GRAN AUDIENCIA, AUNQUE NOSOTROS YA LO SABEMOS DESDE HACE YA ALGÚN TIEMPO EN EL QUE ESTE SÁTRAPA HA ESTADO GASTANDO NUESTROS DINEROS A SU ANTOJO, DE EONOMISTA NO TIENE NADA…ES UN BURDO BULGARLIBRESCO QUE SE HA DADO EL GUSTO DE DESPILFARRAR NUESTRA ECONOMÍA PARA DE ESA MANERA, CON LA DECLARACIÓN DE ESTADO DE EXCEPCI+ÓN, PODER CONTRRATAR A DEDO Y LLEVARSE EL DINERO CON SUS BORREGOS, SUMISOS LACAYOS Y SACARLO FUERA DEL PAÍS….ILUSO SERÍA UNA AUTORIDAD EN PRETENDER INVESTIGAR SUS CUENTAS EN ECUADOR….PERO NO HAY QUE PERDER LAS ESPERANZAS DE AGARRARLO…NO DEJARLO SALIR DEL PAÍS….Y DEL PESCUEZO Y BIEN AGARRADO OBLIGARLO A CONFESAR TODO LO QUE HA HECHO CON NUESTRO DINERO Y ORO Y PETRÓLEO….APROVECHO ESTA OPORTUNIDAD PARA SOLICITARTE…HENRY RAAD, HAGAS UNA EXPOSICIÓN DEL BENEFICIO DE UNIRNOS TODAS LAS FUERZAS SOCIALES, POLÍTICAS Y HERMANAS DE ESTE PAÍS PARA EN UNIÓN DE ACTO SACARLO DE SU PEDESTAL, COMO SEA, ÉL SE CREE QUE TIENE ALA FUERZA PERO NOSOTROS…SI SOMOS MÁS….Y NI LOS POLICÍAS NI LOS MILITARES PODRÁN CONTRA UN PUEBLO DE MÁS DE 10 MILLONES LEVANTADOS PARA SACAR A ESTE SÁTRAPA DE CARONDELET…..NO ESPERAR HASTA EL 2017 PORQUE YA SERÁ MUY TARDE…NO OLVIDAR QUE ESTE ES UN PSICÓPARA EGOISTA MEGALÓMANO IDEALISTA QUE MAÑANA DISPONE QUE SUS SUMISOS BORREGOS LACAYOS ASAMBLEÍSTAS VOTEN POR LAS REFORMAS…QUE A TODO TRANCE LAS QUIERE APARECER SOMO SIMPLES ENMIENDAS…. Y EN ESO CASO SI….KAPUT…SE ACABÓ….ALLÍ SI ENTRAREMOS EN UNA GUERRA CIVIL PORQUE NO SE LO VA A ACEPTAR Y LA SITUACIÓN SERÁ PEOR Y CATACTRÓFICA….LO EXPUESTO EN TU ARTÍCULO ES UNA VERDAD INCUESTIONABLE Y MUY BIEN EXPUESTA CON LA SENSATEZ DE UNA PERSONA COMO TU MUY CONOCEDORA DE NUESTRA REALIDAD Y DESDE YA HACE MUCHOS AÑOS…SIGUE ANALIZANDO Y DÁNDONOS ESTAS MUY INTERESANTES LECCIONES DEL QUEHACER NACIONAL Y MUY ESPECIALMENTE SOBRE EL TEMA POLÍTICO-ECONÓMICO PARA QUE ESTE SÁTRAPA DE CARONDELET LO LEA Y APRENDA…..ECONOMISTA BURRO…. NO SE COMO ES QUE HA OBTENIDOS ESTOS TÍTULOS….UN PROFESOR SUYO EN LA CATÓLICA ME CONVERSDABA QUE A ESTS SE LO AYUDABA EN LAS NOTAS PORQUE LES «LLORIQUEABA» Y SE LO FAVORECÍA POR SU VEHEMENCIA EN SER DIRIGENTE…. ASÍ QUE YA LO ESTAMOS CONOCIENDO Y LO VAMOS A IR CONOCIENDO MÁS Y MÁS…..

  2. Avatar
    David Alvear

    Es muy cierto lo que dice este columnista. Los invito a ver en YouTube el video titulado Correa y la desdolarización. En la campaña de 2006 ya se nos avisó lo que está ocurriendo ahora… y nadie se dio cuenta en ese momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *