Internacional Opinión Política

Obama contra Venezuela

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, firmó este lunes una nueva orden ejecutiva en la que declara una «emergencia nacional» por la amenaza «inusual y extraordinaria» a la seguridad nacional y a la política exterior causada por la situación en Venezuela. Además estableció sanciones contra siete funcionarios, acusándolos de violar derechos humanos y cometer actos de corrupción. Los sancionados, casi todos policías y militares, forman o han formado parte de los organismos de seguridad del estado que fueron responsables de neutralizar las protestas antigubernamentales ocurridas principalmente el año pasado. El imperio ataca y contraataca. Inverosímil, patético, dramático. Venezuela, un nación latina hermana que vive una situación política la que los mismos venezolanos deben decidir y resolver, ahora es una amenaza para la gran nación del norte. Esto lo puede decir, anunciar, gritarlo Bart Simpson pero el presidente de los EEUU Hoy el presidente ha amanecido con gripe, está agripado y la gripe le ha afectado la razón.

El anunció hecho por Mr. Obama es una decisión imperialista, que viola la autodeterminación de los pueblos, crea incertidumbre en la región y constituye una medida de fuerza que revela que la política norteamericana ha perdido el rumbo en torno a América latina, que no comprende las complejidades políticas de nuestra región y que nos brinda un show mediático con la finalidad de favorecer a doña Hilary Clinton envuelta en acusaciones de haber usado su correo electrónico oficial para beneficios personales y sobre todo cubrir la vergüenza pasada por la comparecencia del Netanyahu, el primer ministro israelí, ante el congreso, sin haber sido invitado por el Departamento de Estado. Una comparecencia que ha causado irritación ante el gobierno norteamericano por el tono desafiante e irónico del primer ministro israelí quien lanza advertencias ante el posible acuerdo de EEUU con Irán; lo que los judíos juzgan es una amenaza para la seguridad de Israel.

Ahora sobre la lista de los funcionarios venezolanos acusados de corrupción por los EE.UU. a quienes les niegan la visa y otras sanciones; ahí lo que pasa, es que Obama se autoimpone el poder de juzgar y condenar y prohibir y entonces ¿quién les ha dado ese poder? ¿porqué tenemos que creer que esas acusaciones son ciertas y no son más que declaraciones políticas, que buscan hacer daño a funcionarios que representan a un gobierno legítimamente elegido y cuya suerte debe corresponder juzgarla el pueblo venezolano quienes lo eligió en voto secreto y soberano.

Se trata de definir ¿quién es el malo, quién es el bueno? Obama aparece todo ceremonioso, ritual y pomposo poniendo a Venezuela, nación hermana, en la lista mala y el mundo entero tiene que aceptar que seguimos viviendo los tiempos en que los EE UU representan el ejemplo de moral, ética y la democracia perfecta. Ellos ante América latina siguen siendo los buenos, a quienes de vez en cuando, tienen que jalarnos las orejas, hacernos sanas observaciones y llamarnos al orden!!! Los EEUU han iniciado una nueva cruzada contra nuestra región ¿qué pretenderán contra Venezuela? Quizás propiciar una invasión para salvar al pueblo de la amenaza del chavismo o todo quedará en una amenaza y Mr. Obama se dio su toque de popularidad.

¿Un Obama mesías, salvador estamos viendo en estos momentos? No sólo eso sino, es la política norteamericana imperial ante los pueblos del mundo; la que no es ni democrática ni garantía de la soberanía de los pueblos. Es de mal gusto la declaración de Obama y exige nuestro rechazo a está inútil e inadecuada demostración de poder. Está es la mejor hora para América Latina, el momento de la solidaridad continental contra la soberbia gringa y sus sueños de declararse amenazados por un país soberano que libra una batalla interna por llegar a acuerdos de gobernabilidad.

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *